Más artículos

Por la baja de tasas del Banco Central, los plazos fijos pagan cada menos y rinden 40%

Por la baja de tasas del Banco Central, los plazos fijos pagan cada menos y rinden 40%
En una semana las Leliq pasaron de pagar 56,3% a 51,3%. Esa baja podrían arrastra también a las tasas de los depósitos en los próximos días
05.02.2019 08.07hs Finanzas

La baja en las tasas de interés que el Banco Central le paga a las entidades financieras para que compren sus Leliq provocó, como efecto espejo, que esos bancos retribuyan con menos tasa a los plazos fijos para sus clientes. Actualmente el rendimiento de los depósitos a 30 días ronda el 40%, unos diez puntos porcentuales menos respecto a octubre, cuando comenzó el nuevo esquema monetario.

Los bancos públicos y privados, que ahora obtienen una renta menor por suscribir diariamente las Letras de Liquidez que coloca el Banco Central, comenzaron a recortar al mismo tiempo el interés que abonan por los plazos fijos. Si bien aún es posible conseguir rendimientos anuales de 45% a 30 días, el promedio es de 40% de acuerdo a un relevamiento realizado por TN.com.ar.

El movimiento no es automático y tiene cierto rezago, explican los economistas, pero aún así la tendencia a la baja en las tasas de los depósitos no se detiene. Además, la brecha entre la inflación esperada para este año y el rendimiento de los plazos fijos es cada vez menor. Las consultoras privadas proyectan una suba de precios para todo 2019 de 28,5%, mientras que el banco privado con tasas más altas ofrece 38% si un cliente deja su dinero inmovilizado durante un año.

El economista de la consultora EcoGo, Martín Vauthier, detalló que "la tasa de plazo fijo que pueden pagar los bancos, para que les sea rentable, depende de a qué tasa pueden a su vez colocar esos fondos, y hoy en día el crédito no tracciona, por lo que el techo es la Leliq". Según analizó, la brecha entre ese 51,3% que actualmente pagan las Letras de Liquidez a los bancos y el 40% en promedio que obtiene el cliente surge de lo que se denominan encajes no remunerados.

Estos encajes funcionan como un "seguro" que los bancos deben tener por exigencia del BCRA. Es una porción de los depósitos que los bancos no puede usar para dar préstamos. "Por cada peso que consiguen en plazo fijo una una parte lo deben dejar como encaje, esto funciona como un impuesto, porque al tenerla inmovilizada pierde valor por la inflación. Entonces cuanto más grande sea ese porcentaje de encaje, mayor es la brecha entre las Leliq y el plazo fijo", apuntó Vauthier.

La tendencia bajista de las ganancias que dan los plazos fijos podría continuar, considerando que los bancos en general no actualizan diariamente sus tasas de interés, sino que la van ajustando en relación a cuánto dinero necesitan "captar" de los ahorristas. En una semana las Leliq pasaron de pagar 56,3% a 51,3%. Esos cinco puntos porcentuales en un lapso de tiempo tan corto podrían arrastrar también a los depósitos en los próximos días.

La alternativa de proteger el ahorro con los plazos fijos fue ganando terreno en los últimos meses, de la mano de la estabilidad en el dólar y atraídos por las tasas reales positivas -es decir, que le ganan a la inflación-. Según estimaciones privadas, los depósitos bancarios en pesos se incrementaron un 70% entre marzo del año pasado y enero.

Un estudio de la sociedad de bolsa Balanz Capital mostró que, dentro de las variantes de depósitos a plazo fijo, las que más crecieron fueron las más cortas. "Este grupo de 30-59 días fue la categoría que más se incrementó, con un salto de $180.000 millones (o aproximadamente u$s4.700 millones), y estos depósitos constituyen el 65% del crecimiento en el total de los plazo fijos del sector privado en los cuatro meses de vida de este marco monetario", explicaron.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas