Más artículos

A la espera del alivio: la semana próxima el campo ingresará hasta u$s100 millones diarios

A la espera del alivio: la semana próxima el campo ingresará hasta u$s100 millones diarios
En la City se aferran a la esperanza de que los sojadólares alimenten la oferta. La tasa perdió efectividad y temen que se agudice una crisis de confianza
Por Juan Bergelín
28.03.2019 11.00hs Finanzas

Ante un nuevo salto del dólar, y cuando aún falta más de 10 ruedas para que el Tesoro comience a licitar los u$s60 millones diarios que avaló el Fondo Monetario Internacional, hoy la única oferta que puede equilibrar el mercado proviene del campo.

En ese sentido, las cerealeras más grandes del mercado adelantaron a algunos bancos que para la semana que viene prevén duplicar sus liquidaciones, que hoy rondan los u$s50 millones por día y pasarán a un promedio de u$s100 millones diarios.

De todos modos, para que el campo ingrese esos dólares es clave que se reduzca la volatilidad en el tipo de cambio, según coinciden distintos analistas y operadores.

Desde la mesa de dinero de un banco extranjero, y desde la gerencia financiera de una entidad local coincidieron en señalar que las grandes cerealeras les prometieron que la semana que viene a más tardar estarían ingresando unos u$s100 millones diarios. "En los últimos días empezaron a liquidar algo, unos u$s50 millones por día, y lo que dicen es que la semana que viene planean subir a u$s100 millones y ya para fin de mes o mayo, un promedio de u$s120 millones", confiaron a iProfesional en una de esas entidades.

El número coincide con las proyecciones que manejan tanto bancos internacionales como sociedades de bolsa local.

"Según nuestras estimaciones, las liquidaciones promedio en abril deberían estar en torno a los u$S120 millones diarios, en línea con el promedio de años anteriores. Eso representaría el doble de los u$s60 millones que aproximadamente liquidaron por día en marzo", destaca Federico Broggi, analista de Invertir En Bolsa.

En su último informe, el banco Credit Suisse analiza en detalle cómo se podrán conformar la oferta y la demanda de dólares en los próximos meses y el rol del campo parece ser crucial. Según el estudio, elaborado por Daniel Chodos, jefe de estrategia de renta fija del banco, en lo que queda del año el campo liquidará cerca de u$s22.000 millones, de los cuales 10.000 millones se concentrarán entre abril y julio, lo que dará un promedio diario de u$s120 millones en esos cuatro meses.

Por su parte, desde Econviews con una visión más conservadora, como ellos mismos definen, prevén un aumento de la oferta de dólares entre abril y agosto proveniente del campo del orden de entre u$s1.000 millones y u$s1.500 millones mensuales, lo que daría un volumen diario de u$s50 a u$s75 millones.

Esos dólares son los que podrían estabilizar la cotización, en un mercado donde el principal problema no es el exceso de demanda sino la ausencia de olferta. "El problema del mercado sigue siendo el mismo. Hay cierta demanda, que no es mucho más grande que meses anteriores, y que está dada por la dolarización de portafolios que se viene dando. Pero el tema es que la oferta es cero", razona Chodos. "Me da la sensación de que es una cuestión de días de que empiecen a entrar los dólares del campo", agrega.

"Vamos a ver cierta liquidación ahora porque después de la cosecha hay que pagar gastos de la cosecha, sueldos, hay que pagar impuestos. La estacionalidad que hay siempre en la venta de dólares entre abril junio o julio se da porque la gente del campo tiene gastos que hacer en estos meses", analiza Chodos y acota: "Siempre hay riesgo de que atrasen, de que guarden en silobolsas. Pero aunque uno suponga que va a ser lo mínimo indispensable para pagar esos gastos, con una cosecha récord va a dar un nivel de venta interesante".

De hecho, en el informe que ayer difundió entre sus clientes, Credit Suisse hace la siguiente proyección:

-Del lado de la oferta prevé que haya u$s22.000 millones provenientes de la cosecha, más los u$s9.600 millones que venderá el Tesoro, a los que agrega la posibilidad del Banco Central de vender contratos a futuro, que si bien no son divisas que entran al mercado de cambios pueden incidir sobre el precio de contado.

-Del otro lado, la potencial demanda de dólares se conformaría de la siguiente manera: u$s5.000 millones de los nuevos depósitos a plazo fijo, más unos u$s7.000 millones asumiendo que todos los pagos de servicio de bonos (u$s3.400 millones de capital y u$s3.600 millones de intereses) de lo que queda del año se podrían dolarizar; a lo que le agrega unos u$s5.000 millones de lo que liberaría Hacienda si sólo hace el roll over del 40% de las Lecap y Lecer que vencen en los próximos meses.

Así, según las proyecciones del banco suizo, la oferta sumaría casi u$s32.000 millones, frente a una potencial demanda dolarizadora de u$s17.000 millones. "Es un número que debería dar más liquidez al mercado y estabilizar el precio", sostiene Chodos, con los números en mano, aunque advierte: "Mientras más volatilidad tengas, esa oferta que estamos esperando se va a atrasar cada vez más porque los agentes empiezan a especular más".

Crisis de confianza

Algo similar opina Broggi, de Invertir en Bolsa, cuando ve los números que podría liquidar el campo en lo que queda del año y le suma la cuota diaria que aportará el Tesoro. "Es un porcentaje importante del volumen, pero en un escenario de tanta desconfianza es difícil saber si alcanza o no".

Ahí justamente podría estar la clave. Desconfianza. Esa es la sensación que en los últimos días se adueñó del mercado y alentó una mayor cobertura de dólares. "Estamos nuevamente en una crisis de confianza. Por más que suban la tasa, es estéril", explica Gustavo Neffa, socio y director de Research for Trader, que también espera que en abril ingresen los dólares del campo.

Ayer el Banco Central volvió a subir la tasa de las Leliq al 68,29% en la segunda licitación del día (en el promedio diario quedó en 67,75%) y no evitó un salto del dólar, más allá de que particularmente estuvo fogoneada por un contexto externo agitado. De todos modos, en la City coinciden en señalar que la tasa, que es una de las pocas armas con las que cuenta el BCRA para frenar al dólar, ya no tiene efectividad.

"La tasa parece estar llegando a cierto límite en su eficacia perdiendo. Sobre todo con una Badlar que tarda en ajustar", explica Broggi.

En la misma línea, Chodos, advierte: "el problema con la tasa es la poca transmisión que tiene la política monetaria. Hay un spread tan grande entre la tasa de la Leliq y las tasas pasivas. La tasa no tracciona por eso".

Para Neffa la volatilidad del dólar es un círculo vicioso: si no controlan el tipo de cambio, Cambiemos tiene menos posibilidades de ganar las presidenciales y alimenta una nueva suba del billete verde. "Pero el miedo es sobre todo a qué harán los que tiene inversiones en pesos cuando llegue el vencimiento de sus plazos fijos o Lecaps. Y el mercado se adelanta", destaca.

Algunos de los motores que impulsaron la cotización fueron diversos: por un lado, la semana pasada Hacienda pagó en pesos el cupón del Bopomo 20 (el título atado a la tasa de política monetaria) por el equivalente en dólares a 365 millones, lo que está llevando tiempo en absorberse en el mercado. Por otro lado, se mantiene cierto desarme de Lecaps, tanto por parte de fondos de afuera como de algunos jugadores locales.

Guiño del Gobierno al campo

A todo esto, en un intento por incentivar a los cerealeros a que liquiden sus granos, el Gobierno movió las fichas el lunes con una normativa que en principio parece técnica, pero que apunta a acelerar estas operaciones.

En rigor, la resolución define que los contratos de compraventa de granos que hayan sido pactados en divisas deberán ser liquidados con base en la cotización del dólar del Banco Nación del día anterior a la fecha de pago.

Antes, el tipo de cambio correspondía a un período entre 3 y 7 días antes de la fecha de pago. "La medida buscaría reducir la exposición del productor a la volatilidad cambiaria, incentivando la liquidación de la cosecha", analizan desde Delphos Investment en su informe diario.

Estos días serán claves y el Gobierno necesitará más que nunca que se calmen las aguas en los mercado internacionales.

Para tomar magnitud de esta mayor presión sobre emergentes, basta con ver que ayer en Turquía la tasa a un día saltó al 1.300 por ciento, y sólo así lograron que la lira recorte la devaluación.

Faltan apenas dos ruedas para que termine el mes. Si en estas 48 horas se reduce la volatilidad sobre el dólar, el campo promete duplicar su oferta de dólares, algo clave para comenzar, de a poco, a estabilizar el tipo de cambio.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas