Más artículos

Analistas atribuyen el "miércoles negro" a la falta de credibilidad del plan de Macri

Analistas atribuyen el "miércoles negro" a la falta de credibilidad del plan de Macri
El riesgo país argentino se disparó este miércoles a niveles máximos en los últimos cinco años y se ubicó en 963 puntos básicos
24.04.2019 15.30hs Finanzas

El riesgo país argentino se disparó este miércoles a niveles máximos de cinco años, y se ubicó en 963 puntos básicos, subiendo así un 11,98%, en una jornada inquieta para los mercados, donde el dólar se volvió a rozar los $45, como consecuencia de una fuerte demanda por cobertura y la Bolsa porteña caía casi un 3%.

De esta manera, ante las dudas de los inversores sobre el futuro desenvolvimiento de la economía de cara a las elecciones presidenciales de octubre, el índice elaborado por el banco JP Morgan no alcanzaba un nivel tan alto desde el 14 de marzo de 2014, cuando registró 914 puntos básicos.

A su vez, los bonos argentinos mostraban su peor momento junto con los seguros contra default (CDS) de Argentina a 5 años alcanzaban los 1.000 puntos básicos por primera vez desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia en 2015.

Esto marca la dificultad que sigue teniendo la Argentina para acceder al financiamiento en los mercados externos.

Distintos analistas consideraron que el plan económico de Macri ya no tiene credibilidad y eso hace que los valores jueguen en contra.

"La política nos sigue diciendo que hay que mantenerse al margen de los activos financieros argentinos", dijo la consultora Delphos Invetment.

El analista Christian Buteler explicó que "hay una salida brutal de activos argentinos" y añadió que "se colocó mucha deuda durante los dos primeros años de gestión de Cambiemos".

"Hoy no existe un mercado que pueda absorber esa salida, y esto impacta en los precios", indicó Buteler.

"De todas las medidas que anuncia el Gobierno, ninguna va en línea con bajar la incertidumbre y la preocupación que hay, que es que se acaben los dólares del FMI a partir de diciembre, y no se sepa con qué se van a pagar los vencimientos de deuda", enfatizó Buteler.

El analista dijo que "todo se aceleró con las medidas de corte populista tanto del Gobierno nacional como Provincial".

"Por esto los inversores se preguntan: ´¿Para qué esperar a salir?´. ´Vendo ahora y punto´. Si no hay credibilidad, los agentes económicos no creen y forman expectativas diferentes y totalmente desalineadas a las expectativas del Gobierno y sus políticas. Los agentes se protegen, adoptan comportamientos defensivos, la demanda de dinero cae, las presiones cambiarias e inflacionarias aumentan, y la política termina fracasando", remarcó.

A su vez, Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica, dijo que la Argentina "es uno de los pocos países del mundo que cada 4 años todavía se pregunta si quiere ser capitalista o socialista. Si hay que estrechar relaciones internacionales con EEUU y Europa, o con Venezuela, Cuba, Angola e Irán".

"Esto es "riesgo país" en su máxima expresión", enfatizó el economista.

En ese sentido, Castiñeira explicó que "el riesgo país refleja la crisis cultural de la Argentina".

"Le da igual vivir de las exportaciones que del Estado; le da igual q el INDEC diga la verdad o no; le da igual estrechar relaciones con EE.UU. que con Cuba. Le da igual tener una justicia dormida. Le da igual la biblia que el calefón", remarcó el analista de Econométrica.

En tanto, el economista Diego Giacomini, Director de E&R, a través de Twitter le recordó a su colega Javier Milei que a principio de año ambos decían que "en adelante todo iba a ir cada vez peor".

"¿Te acordás que los colegas cortesanos amarillos decían que era sincerar variables y sincerar algo que todo el mundo sabía y estaba bien hacerlo?", remarcó

Por su parte, el economista Gustavo Ber remarcó que "siguen las fuertes e indiscriminadas ventas de activos argentinos, principalmente del exterior, lo que impulsa al riesgo país, a raíz de la extrema incertidumbre política y preocupaciones económicas".

Además, Ber afirmó que "los mercados emergentes afrontan una jornada complicada debido a la salida de capitales, por lo cual se debilitan sus monedas, y aquí el correlato es el salto del dólar por el mayor beta".

A su turno, el economista Martín Vauthier, director del Estudio EcoGo consideró que "la suba en el riesgo país le sigue poniendo presión al equilibrio dólar-tasa".

"Hacia adelante, ¿cuál es la consecuencia del "choque" entre una política monetaria de target de TC muy contractiva y una política de ingresos (paritaria PBA, Argenta, BAPRO) que intenta ser expansiva en el año electoral?", se preguntó.

Vauthier señaló que "la pérdida de competitividad electoral fuerza medidas de política de ingresos (no fiscales) no consistentes con el sesgo del BCRA, que con este riesgo país intenta evitar un salto del TC y convalida una tasa real muy elevada que terminó marchitando los brotes verdes de enero y febrero".

"En general, los movimientos bruscos en el mercado tienen explicaciones multicausales y cada quien asigna la ponderación que considera a cada factor. La magnitud de esta dinámica no la explica por sí sola una encuesta, un anuncio ni el dólar fortaleciéndose en el mundo", indicó.

Los flujos internacionales están al mando en el corto plazo, por lo cual en un modo de pánico de liquidación de posiciones - al activarse stop-loss - no se puede anticipar hasta dónde puede llegar el sell-off de los activos argentinos, coinciden operadores en la plaza.

Asimismo, los analistas estimaron que en cierta medida, la desconfianza del mercado es tal que no solo temen por lo que podría hacer Cristina Kirchner como presidenta, sino que también desconfían de un segundo gobierno de Mauricio Macri para estabilizar la variables económicas.

"Los 900 puntos no significan solo un temor a que vuelva Cristina; a los de este gobierno también", enfatizó Gabriel Holand, director de HR Global consultores financieros.

Por otro lado, el dólar se fortalece en el mundo, lo que vuelve más atractivos a los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Una mayor demanda de estos títulos hace que se ensanche aún más el spread entre los bonos estadounidenses y los domésticos; en definitiva, incrementar el nivel del riesgo país.

Este avance del Riesgo País ratifica que en los próximos años será imprescindible contar con el respaldo del Fondo Monetario Internacional para cubrir los vencimientos.

La política económica impulsada por el gobierno de Mauricio Macri una vez levantado el "cepo" cambiario fue la de asumir las pérdidas de los juicios entablados por los holdouts en la Justicia de los EEUU y regularizar el estado de esos pasivos.

Aún con tasas de interés internacionales relativamente bajas, el Gobierno apeló al endeudamiento en el exterior para financiar el elevado déficit fiscal. La deuda pública, que apenas superaba el 50% del PBI se incrementó hasta un 60% del Producto en 2017, con una participación creciente de las emisiones en moneda extranjera.

La caída de 2,5% del PBI de 2018, concatenada con una fuerte devaluación del peso argentino del 50% aumentaron el peso de la deuda pública, que llega a niveles del 90% del PBI, con un 76% del total colocado en dólares, una moneda que el país no emite y, por lo tanto, debe fondear las renovaciones de vencimientos en el exterior.

En las plazas financieras se percibe un frágil equilibrio. Los títulos públicos en dólares de la Argentina –especialmente los emitidos con legislación doméstica- mantienen una tendencia descendente de precios constante, mientras que la rentabilidad implícita –que evoluciona en sentido inverso- crece en la misma proporción.

El martes, el riesgo país llegó a 860 puntos y batió un nuevo récord en la era Cambiemos, mientras que  los seguros contra default que registraron 991 puntos en el contexto del mayor volumen de operaciones en el año lo que refleja una tensión financiera en ascenso al calor al calor de los temores de default de los fondos especulativos, de la aceleración inflacionaria, los malos datos de actividad y la incertidumbre electoral.

Cayó el S&P Merval y se derrumbaron acciones argentinas en Wall Street

La bolsa porteña bajó este miércoles 3,82% y cerró la jornada en valores similares a los de diciembre pasado, en una rueda en el que el dólar cerró en un promedio de $44,919 para la venta al público y el riesgo país avanzó 10,9% hasta los 963 puntos básicos, la marca más alta de los últimos cinco años.

Los analistas consultados por Télam coincidieron en que los acciones -tanto en la bolsa porteña como en Wall Street- tuvieron una jornada "negra" y atribuyeron la situación a la "incertidumbre política" que existe respecto a las elecciones presidenciales de octubre próximo y a los inconvenientes que enfrenta la economía local.

En Nueva York, las acciones de las empresas argentinas que cotizan a través de ADRs cerraron la jornada con mayoría de bajas, con la única excepción de Irsa, que marcó una leve suba de 0,1%.

Las caídas más importantes correspondieron a los papeles del sector bancario, liderados por el banco Francés con una caída de 12,1% y seguido por el Supervielle (-11,9%), Galicia (-11,5%) y Macro (-10%).

También retrocedieron los papeles de Loma Negra (-13,7%), Transportadora Gas del Sur (-9,8%), Pampa Energía (-8,5%), Edenor (-7,3%), Central Puerto (-7,0%) e YPF (-5,4%).

En la plaza local, el S&P Merval finalizó en 29.746,60 puntos y las acciones líderes que más cayeron fueron las de Ternium (-8,20%), Supervielle (-7,62%), Banco Francés (-7,38%), BYMA (-7,22%), Grupo Galicia (-6,83%), Cablevisión (-6,61%) y Mirgor (-5,77%), entre otras.

Del total de veinte firmas que integran el panel S&P Merval tan solo dos cerraron la jornada en alza: Cresud y Telecom, con subas de 3,66% y 2,88%, respectivamente.

En lo que respecta al segmento de renta fija, una de las bajas más importantes fue la del Bonar 2020 en dólares que se derrumbó 7,27%. Este bono vence el año que viene y en la actualidad está rindiendo el 20% anual, un porcentaje considerado "crítico" por los especialistas en cuanto a las posibilidades de cumplimiento de la deuda.

El dato destacado de la jornada -en renta fija- fue la caída del Bonar 2024 (AY24D) que marcó un retroceso de 6,22% a pesar de que en mayó próximo paga servicio de renta y amortización.

"Se notó una masiva salida de fondos de inversores institucionales, tanto de acciones, como de bonos", dijo el analista de Rava Bursátil, Gustavo Fernández.

Para Fernández, "el verdadero termómetro de la rueda fue la escalada del dólar, que cerró muy cerca de los $45".

Para el analista de Rava, "llamó poderosamente la atención la mejora de la divisa norteamericana, dado que se supone estamos en temporada de grandes liquidaciones por parte de exportadores", a lo que se suma la subasta de US$ 60 millones diarios que realiza el Tesoro.

Hoy, la cotización del dólar subió 3,21% en el mercado minorista, al cerrar a un promedio de $44,919 para la venta; mientras que en el mayorista cerró a $43,95, $1,55 por sobre el cierre de ayer.

Así el dólar alcanzó hoy una nueva marca máxima e incluso cerró la jornada por encima de los $45 en entidades como el Banco Galicia, ICBC, Supervielle y Santander Río.

La rueda comenzó con una presión en la demanda lo que obligó al Banco Central a convalidar una suba de 47,5 puntos básicos en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), hasta un promedio de 68,366%, el nivel más alto en los que va de 2019.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas