Más artículos

Bajó el costo del financiamiento para Pymes y aparecen primeros signos vitales en créditos

Bajó el costo del financiamiento para Pymes y aparecen primeros signos vitales en créditos
En marzo, el impulso de líneas subsidiadas fue lo único que evitó una caída en el stock de descuento de documentos. Casi el 28% se financió a menos del 30%
Por Juan Bergelín
11.04.2019 11.00hs Finanzas

La ayuda del Estado para reducir el costo del financiamiento para las pequeñas y medianas empresas le dio algo de oxígeno al sector, en un contexto de suba de tasas de interés y caída del crédito en general.

Así, en marzo, el Banco Central destacó una mayor participación de las líneas a tasas subsidiadas, lo que además contribuyó a ponerle un piso al stock de préstamos a privados.

En concreto, se tata de la línea de financiamiento para el descuento de cheques, que entró en vigencia en marzo y que el Gobierno, con fondos del Ministerio de Producción y Trabajo, canaliza a través de 29 bancos, con la posibilidad de descontar documentos de hasta 120 días de plazo en una tasa del 25% en entidades públicas y del 39% en las privadas.

"En el caso de los documentos descontados, se tradujo en un aumento en la participación del financiamiento otorgado a un interés menor al 30%", destaca el BCRA en el informe monetario de marzo y lo acompaña con un gráfico en donde se ve que casi el 28% de los cheques descontados en ese mes se financió a tasa subsidiada, cuando en promedio el costo de mercado se ubica en torno al 55% anual, según datos oficiales.

Los últimos datos aportados por la cartera que conduce Dante Sica muestran que, en los primeros 10 días hábiles de marzo, los bancos privados ya habían desembolsado un total de $12.500 millones, que benefició a 10.500 Pymes, mientras que en ese lapso los bancos públicos financiaron a 1.500 pequeñas y medianas firmas por más de $1.500 millones.

Estos fondos representan el 23% del cupo total por ejecutar, que alcanza los $60.000 millones. Asimismo, la mayor participación de las líneas subsidiadas se reflejó en una baja en la tasa promedio y en el aumento nominal en el stock total, después de varios meses de números rojos.

El impacto en el sistema

"El otorgamiento de préstamos a Pymes con tasas preferenciales se concentró durante los primeros días de marzo, lo que implicó que durante ese período se observara un marcado descenso de la tasa promedio ponderada por monto de los documentos descontados, que posteriormente se revirtió al disminuir la ponderación de este segmento de operaciones", explicó el BCRA en su informe.

Así, el tipo de interés promedio mensual de descuento de documentos se ubicó en 46,2%, una baja de 3,6 puntos porcentuales respecto de la de febrero.

Para ver qué recorrido hubiera tenido sin la "mano oficial" basta con analizar la tasa de documentos a sola firma que, como destaca el Central, siguió una trayectoria más parecida a la del resto de las de corto plazo, con un descenso hasta mediados de febrero y un aumento a partir de entonces.

El costo de esta línea aumentó 4,1 puntos porcentuales en marzo respecto a febrero y se ubicó, en promedio, en 56,3%.

"Nosotros descontamos cheques. Para ello, tienen que hacer una declaración jurada en donde diga que son clientes habituales y tienen que estar registrados en MiPymes", explican desde uno de los bancos públicos que participó de todas las series del Programa Fondep (la actual es la cuarta).

Según aclararon, si bien toman cheques con un plazo menor a 180 días, en la práctica buscan que el vencimiento sea antes de los 117 días y ponen un cupo de hasta $5 millones por cliente.

En el informe monetario, el BCRA señaló que el total de financiaciones instrumentadas mediante documentos –que incluye los descontados, a sola firma y los comprados– cerraron el mes con un aumento nominal desestacionalizado de 0,7%. En términos netos, el stock de descuento de documentos a privados subió $6.087 millones, en lo que fue la primera suba tras el tibio avance de $540 millones en diciembre, al tiempo que es la más alta desde marzo del año pasado, cuando el crecimiento había sido de $8.927 millones.

"Dato a tener en cuenta: en marzo, los préstamos a empresas a tasa subsidiada contribuyeron a ponerle un piso al stock de crédito comercial, en un contexto de suba en las tasas activas", sostuvo el economista Martín Vauthier, director del Estudio Eco Go desde su cuenta de Twitter.

En el último año, el alto costo que cobran los bancos por descontar cheques generó una fuga de clientes, que encontraron en el mercado de capitales una opción muchísimo más económica.

Desde mayo del año pasado, el stock de descuento de documentos en bancos cayó casi $55.000 millones, mientras que del otro lado, en la Bolsa de Comercio se duplicó la cantidad de operaciones con este instrumento.

Apoyo oficial en el mercado de capitales

En el desarrollo del descuento de cheques a través del mercado de capitales también influyó en gran parte el aporte estatal.

Primero, con la modificación normativa que hizo la Superintendencia de Seguros de la Nación, con la cual elevó el piso del inciso L de 3% a 5%, dejando más margen para que los inversores institucionales inviertan en activos productivos. Además, desde el programa Fondep el Gobierno también aportó fondos para financiar descuento de cheques en el mercado de capitales.

Con estas dos medidas, destacan en el Ministerio de Producción, la financiación de las Pymes a través del mercado de capitales aumentó 170% en el primer bimestre de 2019 respecto al mismo período de 2018.

"Mientras que durante los primeros dos meses de 2018 el volumen de descuento de cheques por parte de estas empresas en la Bolsa ascendió a $3.600 millones, en los primeros dos meses de este año este monto se elevó hasta los $9.800 millones", sostienen.

Otras de las medidas oficiales fueron aumentar las exigencias para las SGRs (en términos de volumen de garantías otorgadas a las Pymes), como condición para la desgravación impositiva y la realización de aportes por parte de los inversores en el sistema, y simplificar los trámites para la obtención de un aval. 

En el primer trimestre del año, la cartera de socios de Garantizar, la SGR pública que acapara más del 45% del mercado, marcó un "récord absoluto en el volumen operado en descuento de cheques de pago diferido garantizado en el mercado bursátil", según destacan desde la entidad.

"La mayoría de las empresas se volcaron al financiamiento de capital de trabajo y para ello recurrieron a los avales de las SGR para acceder al mercado bursátil, donde obtienen tasas entre 20 y 30% menores que en el mercado en general en el descuento de cheques de pago diferido, la emisión de pagarés bursátiles y de obligaciones negociables", aportan desde Garantizar.

Esta ayuda oficial por ahora sirve para darle algo de oxígeno a las Pymes, asfixiadas por la política monetaria del Banco Central, que no sólo aumentó fuertemente las tasas de interés sino que absorbió gran parte de los pesos del mercado y los bancos redujeron fuertemente su financiación a privados.

En este contexto, y con una recesión que aún no parece haber tocado fondo, el rol del Estado debe cobrar fuerza, con acciones contracíclicas y una banca pública mucho más activa.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas