Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Qué significa "reperfilar" y qué diferencia hay con refinanciar y reestructurar una deuda

Qué significa "reperfilar" y qué diferencia hay con refinanciar y reestructurar una deuda
El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció que iniciará un diálogo con el FMI para "alivianar la situación financiera" al próximo gobierno
29.08.2019 08.50hs Finanzas

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, adelantó este miércoles que se iniciará el diálogo para "reperfilar" los vencimientos de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a sumado a la extensión en el vencimiento de Letes en manos de inversores institucionales

Tras dar las medidas, cuando fue consultado por la diferencia entre "reperfilar" y "reestructurar", el funcionario dijo que "la diferencia entre 'reperfilamiento' y 'reestructuración' es semántica. La diferencia es que cambian los plazos de los vencimientos, pero no el resto de las condiciones".

"El reperfilamiento que proponemos es sin quita, con los pagos de intereses, es una negociación voluntaria de los vencimientos pero no del resto de las condiciones", aseguró.

En el reperfilamiento de corto plazo, anunciado por Lacunza, se precisa: "En cada vencimiento se pagará: el 15% a la fecha de vencimiento, un 25% a los tres meses y el 60% a 6 meses. Cada título devengará su tasa correspondiente hasta la fecha de pago. En el caso de las LECAP que venzan a partir de 2020, solo se extenderán 3 meses de plazo".

E indicó que, mientras se desarrolla la visita de la misión del FMI, "se ha propuesto a ese organismo y fue una de las sugerencias de la oposición iniciar el diálogo para reperfilar los vencimientos de deuda con ese organismo internacional".

1) Refinanciación: es la operación más común, a la que apela absolutamente todo el mundo, desde Estados Unidos y Alemania, hasta Australia, Perú o Colombia. Se trata de emitir deuda a determinado plazo y pagar intereses normalmente. Cuando llega el vencimiento del capital, se emite un nuevo bono para saldar ese vencimiento y seguir pagando intereses. 

Si el mercado acompaña, porque las cuentas de un país van bien, o tiene credibilidad, es posible que la refinanciación se haga tomando deuda a tasas más bajas que la deuda que se cancela.

2) Reperfilamiento: cuando la situación de un país empieza a complicarse, y se teme que no se pueda acceder a la rutina de la refinanciación se apela al reperfilamiento. Esto puede funcionar también, en sentido inverso, cuando mejoran las condiciones de un país o del mundo, y se aprovecha para rescatar "deuda cara" y canjearla por una más larga, incluso con un cupón de intereses algo más bajo.

El incentivo para el acreedor es desprenderse de los papeles cortos -aunque rindan una tasa mayor- y canjearlos por papeles que permitirán cobrar intereses por más tiempo. También puede darse el caso de "reperfilar" la deuda por moneda, es decir, rescatar deuda en dólares y entregar a cambio deuda en moneda local. 

3) Reestructuración: es la instancia que llega cuando no hay posibilidad ni de refinanciar ni de reperfilar. Es decir: se suspende el pago de los compromisos y se convoca a los acreedores a renegociar nuevas condiciones. Argentina lo ha hecho varias veces.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Finanzas
Te puede interesar