Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

¿Por qué en el mundo hay inversores que compran bonos con tasas negativas?

¿Por qué en el mundo hay inversores que compran bonos con tasas negativas?
A pesar de ir en contra de la teoría financiera, existen distintas causas que podrían mantener la demanda de esos instrumentos por ciertos inversores
14.09.2019 11.56hs Finanzas

Hay más de u$s16 trillones de bonos de rendimiento negativo, que representan el 29% de todos los activos de renta de grado de inversión global.

Posicionarse en estos bonos implica que, si el inversor los mantiene hasta su vencimiento, terminará perdiendo dinero. Si bien no tiene sentido comprar un bono que al final asegura una pérdida, hay razones por las cuales los inversores compran este tipo de instrumentos. La suba de los precios de los bonos hace caer las tasas.

Mientras la tasa de los bonos estadounidenses a 10 años cayeron desde 3,2% a 1,5%, las curvas de rendimiento alemanas y suizas son totalmente negativas.

Esto significa que un inversor que ponga 100 euros en bonos alemanes a 30 años obtendrá solo 97 euros al vencimiento. A pesar de ir en contra de la teoría financiera convencional, desde el gigante global de inversiones Schroders explicaron que existen distintas causas que podrían mantener la demanda de esos instrumentos.

1. Ganancia de capital

Si bien se garantiza que los inversores en bonos de rendimiento negativo perderán dinero si los mantienen hasta su vencimiento, la gran mayoría no tienen la intención de mantenerlos. Quien compra un bono con tasa negativa puede tener la expectativa de que el precio del mismo suba
aún más y que la tasa sea aún más negativa.

"Un inversor que cree que es probable que los rendimientos caigan aún más podría comprar bonos de rentabilidad negativa con la expectativa de que se beneciarán de las ganancias de capital, si es que su opinión resulta correcta. Luego podrían venderlos y cristalizar esa ganancia", explicaron los analistas de Schroders.

2. Diversicar carteras

La diversicación de carteras también favorece la inversión en bonos con tasa negativa. Si bien pueden restar rentabilidad, permiten una buena diversicación.

"A la hora de diseñar portafolios de inversión y de asignación de activos, los bonos juegan un papel vital, incluso con rendimientos negativos. La correlación entre los Bunds alemanes y el índice bursátil alemán DAX, muestra que en gran parte del tiempo ha habido una correlación negativa relativamente fuerte entre los dos, permitiendo diversicar carteras. Los bonos funcionaron bien cuando las acciones cayeron y viceversa", dijeron desde Schroders.

3.Anti deflación

Si bien la mayoría de los activos financieros sufren en períodos de deflación, los bonos soberanos a tasa fija son una excepción. Debido a sus cupones fijos y pagos principales, conservan su valor y tienden a generar un rendimiento real positivo (ajustado a la inación), si la inflación cae por debajo de su rendimiento. En otras palabras, un bono de rendimiento negativo puede generar un rendimiento real positivo si hay deflación.

"Los bonos de rendimiento negativo pueden actuar como cobertura contra la deflación. Aunque la deflación no es una realidad en Europa en este momento, la inación se ha mantenido obstinadamente baja en los últimos años. Así, los bonos de interés jo ya sean rendimientos positivos o negativos, serían una de las pocas clases de activos que se espera que tengan un buen rendimiento si esto sucede", agregaron los especialistas de Schroders.

4. "Calzar" pasivos

Inversores como las compañías de seguros y los fondos de pensiones, no siempre están preocupados por el nivel absoluto de rendimiento de sus carteras. Simplemente deben comprar bonos para calzarlos contra sus pasivos. Justamente, el cálculo del valor presente de estos pasivos suele estar inuenciado por los rendimientos de los bonos del gobierno.

"Estos participantes del mercado, impulsados por sus pasivos, pueden comprar bonos alemanes de rendimiento negativo para calzar sus pasivos en el futuro. Sus valores se moverán en línea entre sí. La alternativa de no comprar activos de tasa negativa los dejaría expuestos a riesgos signicativos si las tasas de interés cayeran aún más", explicaron.

5. Buscando alternativas

Si los inversores quisieran comprar bonos, bien podrían dejar sus depósitos a la vista. Sin embargo se teme que los bancos comiencen a cobrar por sus depósitos. "El banco UBS anunció recientemente que comenzará a cobrar tasas de interés negativas sobre los depósitos en euros superiores a 1 millón de euros", sostuvieron desde Schroders. Otra alternativa es mantener los fondos en efectivo y evitar perder dinero.

"Si bien el efectivo físico sería otra opción, hay un costo de almacenamiento y manejo de efectivo. Esto podría ser demasiado poco práctico como para ser una opción real. Sin embargo, a menos que los inversores quieran asumir un riesgo adicional, es probable que los bonos, incluso con rendimientos negativos, continúen en demanda", dijeron.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Finanzas
Te puede interesar