Más artículos
Semana caliente en la City: anticipan salto del dólar blue y el BCRA ya definió qué hará con la tasa de interés

Semana caliente en la City: anticipan salto del dólar blue y el BCRA ya definió qué hará con la tasa de interés

Semana caliente en la City: anticipan salto del dólar blue y el BCRA ya definió qué hará con la tasa de interés
A la espera del gravamen del 30% sobre el oficial, el precio paralelo promete operar en torno a $80. El BCRA adelantó qué hará con los recortes en la tasa
Por Juan Bergelín
23.12.2019 06.38hs Finanzas

En una semana corta, Navidad de por medio, el foco del mercado estará puesto en cómo reaccionará el dólar paralelo al nuevo impuesto del 30% que en estos días comenzará a regir para la compra de divisas para atesoramiento, así como para los gastos con tarjeta realizados en moneda extranjera.

El gravamen, que forma parte de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, lleva automáticamente de $63 a $81,90 el valor del dólar en el mercado minorista y, en principio, la cotización oficial abrirá por encima de los 75 pesos en que el blue cerró el viernes.

Si bien se preveía que hoy el Ejecutivo promulgue la Ley, el decreto no salió publicado en el Boletín Oficial, con lo cual todavía se puede comprar dólares sin el impuesto del 30%. "Están trabajando todas las áreas con la reglamentación de las distintas mediadas que van a publicarse durante la semana", explicó anoche una fuente oficial.

Se espera que en estos días se promulgue la Ley para que antes de fin de año la AFIP pueda realizar las modificaciones vinculadas a los impuestos anuales como bienes personales y ganancias.

Cabe aclarar que las pizarras de bancos y casas de cambio seguirán exibiendo el valor oficial para la divisa, pero en el momento de efectuar la operación habrá que pagar un 30% adicional por el impuesto PAIS (Para una Argentina Inclusiva y Solidaria). Eso rige tanto para las compras por ventanilla, por homebanking o a través de las aplicaciones móviles, siempre con el límite establecido de u$s200 por mes.

En ese contexto, en estos días la nueva cúpula del Banco Central va a monitorear de cerca la evolución de las distintas cotizaciones del dólar, sabiendo de todos modos que no habrá grandes movimientos para el tipo de cambio oficial, anestesiado por el cepo cambiario.

El Directorio del organismo, de todos modos, planea para el jueves mantener sin cambios la tasa de interés y dejar para el próximo año el segundo recorte en el rendimiento de la Leliq, después de llevarlo del 63% al 58% la semana pasada. 

"Lo más lógico es que el dólar blue opere por arriba del precio oficial. Es un mercado informal, con lo cual siempre tiene una brecha, y encima no tiene límite de compra", explicaba el viernes el operador de una financiera del microcentro, sorprendido por la baja que registró sobre el final de la semana el valor del blue.

La explicación que encontraba el operador, al igual que otros colegas de la City, es que aún seguía firme la demanda de pesos, tanto de algunas empresas que vendían billetes verdes para el pago de aguinaldo, como de particulares que se habían dolarizado previo a las elecciones y ahora necesitaban llegar a fin de mes.

"Esto no puede durar mucho más. El lunes, ya con el nuevo impuesto aprobado, el blue tiene que dar un salto y al menos acercarse a los $82, que ahora pasa a ser el nuevo valor del dólar minorista", graficaban en otra financiera, donde daban por descontado que hoy estaría promulgada la Ley, algo que finalmenmte no ocurrió.

Un dato que muestra la expectativa de un salto en el blue para hoy es que, más allá de que operó en baja, ya sobre el cierre del viernes ningún jugador quería fijar un precio para hoy lunes.

Normalmente, cuando una cueva pacta una operación, pide dólares a operadores mayoristas para quedar cubiertos, que se pueden entregar en el día, o en la rueda siguiente, según las necesidades. El viernes, nadie podía asegurar el precio que la divisa iba a operar hoy.

"Quise cerrar una operación para el lunes con un cliente, de u$s50.000, y ninguno de los tres operadores con los que trabajo se animó a darme precio. Yo se la cerré con el cliente a $76, quería cubrirme a $74 o $74,5, pero no pude", comentaba un financista. "No me soprendería que el lunes temprano salte", acotaba.

En la City saben que en breve el blue va a operar al valor del dólar oficial más el 30% del impuesto. "Es la referencia del público en general", sostienen. En los últimos días, aun sabiendo que se gravaría con 30% no sólo las compras con tarjeta en el exterior sino también las operaciones para atesoramiento, hubo una gran cantidad de oferta en el mercado paralelo, que evitó que el blue se haya ubicado antes de hoy por encima de los $80.

La visión del BCRA sobre el blue

En este contexto, la cúpula del Banco Central tiene una visión particular sobre las cotizaciones paralelas del tipo de cambio, en sintonía con lo que piensan varios integrantes del equipo económico.

Si bien no descartan que a través de las expectativas pueda tener un impacto indirecto sobre la cotización oficial, en general sostienen que mientras el comercio exterior pueda cursar sus operaciones por el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), no debería incidir en gran medida sobre la inflación.

La experiencia muestra que hasta cierto punto, el mercado paralelo no afecta el normal funcionamiento de la economía real, pero cuando la brecha se amplía demasiado comienza a generar una presión devaluatoria sobre la cotización oficial. "El blue no se vuelve una referencia en la medida que la brecha se mantenga acotada. Cuando empieza a haber gran dispersión entre las dos cotizaciones muchos empiezan a cubrirse en base al precio paralelo", comenta un economista.

En enero de 2014, cuando el blue se despegó con fuerza del dólar oficial, el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, convalidó un salto del dólar de casi el 25% en un día, dejando que la cotización salte de $6,80 a $8,50, aunque después se acomodó más cerca de los $7,50. En el entorno del presidente del BCRA, Miguel Pesce, creen que en ese momento no fue la brecha lo que presionó a esa brusca devaluación sino el atraso que tenía el tipo de cambio.

Esa es la clave para Pesce respecto a la presión que el blue pueda ejercer sobre el oficial. Ahora, según explicó, no considera que haya un atraso en el tipo de cambio y hasta ahora no recibieron ningún reclamo del sector industrial al respecto, un síntoma de que los agentes económicos coinciden con la visión de Pesce.

Tampoco ve que el precio paralelo genere presión sobre los precios, y suele recurrir a la devaluación de 2015 como ejemplo para respaldar su visión, asegurando que los precios aumentaron después cuando se desreguló el mercado, a diferencia de lo que sostenían Alfonso Prat Gay y Federico Sturzenegger.

Para tratar de medir el impacto concreto del mercado paralelo sobre la economía real, la consultora Elypsis realizó en noviembre una encuesta entre 150 Pymes industriales y de servicios de CABA, a quienes les preguntaba qué incidencia tiene el dólar blue en sus costos y en sus precios de venta.

El resultado fue que el 46% percibe que el blue en mayor o menor medida incide en sus costos y el 42% cree que repercute sobre sus precios de venta. "Si bien gran parte de la estructura de costos de las empresas dependen del dólar oficial (al cual se realizan las operaciones de comercio exterior y deuda, aunque aún se registren demoras en los bancos para concretarlas), el blue tiene una incidencia no menor", advierten en el informe de Elypsis que acompaña la encuesta.

Qué puede pasar con la divisa en la Bolsa

Las otras cotizaciones del billete verde, legales pero fuera del mercado cambiario como el "dólar MEP" o el "contado con liqui" también deberían reacomodarse por encima del precio en que cerraron el viernes, a $71 y $72,80 respectivamente. Ambos precios surgen de la operación por la cual se compra un bono y se vende el mismo título pero en su versión en dólares, con la diferencia que el primero se liquida en el país y el segundo, en el exterior.

Uno de los artículos de la ley aprobada el viernes por la noche amenaza con extender el gravamen del 30% a estas operaciones, algo que hasta ahora no generó ruidos en el mercado, pero despierta dudas entre los agentes.

Se trata del inciso "a" del artículo 41, que delega en el Poder Ejecutivo la facultad de incorporar nuevas operaciones al gravamen del 30%, "en la medida que impliquen la adquisición de moneda extranjera de manera directa o indirecta". Que la Ley hable de acceder de manera "indirecta" a divisas, es justamente lo que abre la puerta a que se pueda extender el impuesto al "dólar MEP" y al "contado con liqui".

Ese artículo también permite que el Presidente pueda identificar en su caso "nuevos agentes de percepción" vinculados a esta operatoria, lo que pone a las ALYC (Agentes de Liquidación y Compensación, que antes eran denominadas Sociedades de Bolsa), en el centro de escena.

De todos modos, en este precio también influye el apetito de los inversores por los bonos soberanos, que hasta podrían verse favorecidos por la nueva Ley, que garantiza al Gobierno un ahorro fiscal de 6.000 millones de dólares.

A todo esto, más allá de monitorear la evolución de todos estos tipos de cambio, la cúpula del Banco Central no tiene injerencia sobre esos precios. En materia de cambios, la única directiva que hasta ahora dio Pesce a la mesa de dinero es que busque cerrar la rueda con un saldo comprador, de manera de sostener la cotización para que no se atrase y aprovechar para ir recomponiendo reservas.

Sólo por ahora, la tasa no se toca

Al mismo tiempo, en la reunión que llevarán a cabo este jueves, el nuevo Directorio ya tiene decidido no hacer ningún cambio respecto al piso de la tasa de referencia, después de aplicar la semana anterior un recorte de 5 puntos, hasta dejarlo en el 58% anual. En el seno del organismo consideran que sería apresurado volver decidir una baja esta semana y prefieren ir con cautela, a la espera de ver cómo evolucionen los indicadores de alta frecuencia.

Si bien siguieron de cerca la colocación de Letras del Tesoro del viernes y creen que fue un buen resultado, tanto por la tasa que pagó -Badlar más 3%- como por el monto adjudicado - $18.846 millones -, no ven que ese dato sea suficiente como para continuar con los recortes en la tasa.

"Ese es un título a 6 meses, las Leliq son a 7 días. Sirve de referencia para ver el humor del mercado y si se puede armar una curva de rendimientos, pero hay que ver otras cosas para bajar la tasa", destaca una alta fuente del organismo.

En el comunicado que envió el BCRA después de la baja de tasas del jueves pasado, el Directorio del organismo hizo referencia al plazo de la Leliq y remarcó que al instrumento financiero de muy corto plazo (siete días), "se encuentra determinado por los altos niveles de inflación de la actual coyuntura".

También quieren esperar, antes de continuar con los recortes de tasa, a que comience a tomar forma el acuerdo económico y social, para tener una dimensión de la expectativa de inflación que maneja el sector privado y cómo será el nivel de aumento de sueldos en 2020.

Es una semana corta pero agitada la que comienza hoy. Esta vez no tanto por lo que pase en los despachos de Reconquista 266 sino en sus alrededores, donde el blue promete tomar temperatura.

El cobro del aguinaldo y la demanda de quienes viajen al exterior para el verano, le agregan una presión extra que inicialmente reacomodará al blue al alza y más tarde, generará una nueva brecha con el precio oficial. Más tarde o más temprano, sólo es cuestión de tiempo para que esto suceda.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Finanzas