Más artículos

BCRA aplicará tercer recorte en la tasa y define la letra chica para los préstamos a menos de 40%

BCRA aplicará tercer recorte en la tasa y define la letra chica para los préstamos a menos de 40%
El Directorio del BCRA va a decidir una nueva baja en la tasa de Leliq. También habilitará a los bancos a computar el saldo de ciertos créditos como encaje
Por Juan Bergelín
09.01.2020 10.00hs Finanzas

El Banco Central esta tarde va a aplicar el tercer recorte en la tasa de Leliq, que actualmente se ubica en el 55% anual, para llevarla más cerca del 50% anual. La decisión, que ya está consensuada, va a ser debatida por el Directorio en su reunión semanal, en la cual también van a aprobar los cambios en encajes para que los bancos financien capital de trabajo a menos del 40% anual y algunas regulaciones a la operatoria de las fintech.

Desde que Miguel Ángel Pesce desembarcó en el BCRA, el organismo monetario aplicó dos bajas consecutivas en la tasa de referencia: una de cinco puntos porcentuales y otra de tres puntos, para llevar el rendimiento de la Leliq del 63% anual al 55% anual. Si bien el grado del recorte de hoy todavía no está decidido, la idea es que quede más cerca del 50% anual.

Según pudo saber iProfesional, uno de los argumentos que usará el Central para justificar su recorte es la baja en la expectativa de inflación de economistas, bancos y consultoras que participan del REM (Relevamiento de Expectativa de Mercado).

La encuesta, difundida el 3 de enero, muestra que los analistas preveían cerrar diciembre con un índice minorista del 4,1% mensual, 0,3 puntos porcentuales menos que el que esperaban el mes anterior, y mostrando un sendero de baja respecto al número registrado en noviembre, que según el Indec fue de 4,3%.

"Los participantes prevén una evolución descendente de la inflación, hasta alcanzar 2,8% mensual en junio de 2020", destacó el BCRA en comunicado del último REM, para luego aclarar que las correcciones de las estimaciones para los primeros seis meses del año 2020 fueron en todos los casos hacia la baja respecto de la encuesta previa.

Además, para el año 2020, los bancos y consultoras que participan del REM estiman que la inflación nivel general se ubicará en 42,2%, 0,8 punto menor al que esperaban el mes previo. En tanto, para la inflación núcleo, el mercado proyecta un aumento de 42,7% en todo el año, 1,4 puntos por debajo de lo que preveían en noviembre.

En línea con el REM, los indicadores de alta frecuencia que mide el BCRA confirman que se está registrando una desaceleración del índice de precios, lo que les da al Directorio un argumento más para aplicar un nuevo recorte.

"Definitivamente continuaremos con una tasa descendente", dijo Pesce en una entrevista con la agencia Bloomberg, y agregó que "la tasa alta no estaba dando efecto en bajar la inflación y estaba generando un proceso recesivo agudo".

En otra entrevista, Pesce aseguró que la baja del índice de precios en los próximos meses dependerá de la "desindexación de la economía" y adelantó que ello también estará condicionado a un descenso más acelerado de los tipos de interés para la reactivación económica.

"Creemos que hay un problema de inercia inflacionaria y esperamos que los acuerdos que se hagan en el marco del Consejo Económico y Social desindexen la economía y tengamos tasas más normales de inflación", sostuvo el jefe de la autoridad monetaria.

Según la visión de Pesce, para desacelerar el índice de precios es "clave" la batería de medidas que está poniendo en práctica el Poder Ejecutivo para desindexar salarios, jubilaciones y tarifas de los servicios públicos.

En ese sentido, destacó el rol que tendrán en esta tarea el programa Precios Cuidados (como ancla para los precios de referencia), el Acuerdo Económico y Social (con las cámaras empresarias y la CGT) y el entendimiento con el FMI y los acreedores privados para lograr la "sustentabilidad de la deuda".

"El Gobierno está tratando de darle sustentabilidad a la deuda. Si se es exitoso en estas cuestiones, seguramente habrá una tasa de inflación más baja, pero no quiero hacer pronósticos hasta no comenzar a ver los resultados", afirmó el jefe de la autoridad monetaria.

Nueva medida

En línea con la baja de tasas de hoy, el BCRA tomó otra medida para desincentivar la colocación de pesos en Leliqs por parte de los bancos, con la idea de que destinen esos fondos las Letras del Tesoro que licita Martín Guzmán hasta tanto se reactive la demanda de préstamos.

La nueva disposición, aprobada a través de la Comunicación C 85996, sostiene que las entidades financieras "no podrán ofertar en las Subastas de Leliq un monto mayor a la suma del saldo de cuenta corriente en el BCRA (que excede la exigencia mínima diaria), el saldo de pases neto con el BCRA y el vencimiento de Leliq del día".

De ese modo, limitó la cantidad de pesos que los bancos pueden destinar a la letras del Central, buscando además que la licitación se distribuya entre varias entidades y no se concentre en un par de jugadores.

El detrás de escena del cambio en encajes

En paralelo al recorte de tasas, el organismo monetario aprobará hoy la normativa para fomentar los préstamos para capital de trabajo, algo que anunció el viernes último pero que aún no fue tratado por el Directorio.

"Se flexibilizarán las exigencias de encaje, exclusivamente para las entidades financieras que otorguen financiaciones a las Pequeñas y Medianas Empresas, a una tasa de interés de 40% anual", destacó en un comunicado el organismo, que explicó que esto apunta a "facilitar que las empresas puedan hacer frente a sus necesidades de inversión y capital de trabajo, incluyendo el pago del incremento salarial para los trabajadores del sector privado".

Según pudo averiguar iProfesional, lo que aprobará el organismo hoy es habilitar a los bancos a que utilicen una parte del saldo de los préstamos a menos del 40% para el cómputo de encaje, un incentivo para que otorguen ese tipo de créditos. Si bien aún estaban ultimando los detalles de la medida, la idea es que en promedio puedan computar hasta 2% del encaje con esos préstamos, y con un tope del 20% de la cartera.

La iniciativa, sin embargo, no provino del Central sino que fue una propuesta que un grupo de entidades llevó a Pesce, con el objetivo de darle una alternativa para fomentar el financiamiento al capital de trabajo sin que los obliguen a destinar un porcentaje de sus depósitos.

El trabajo lo llevó adelante uno de los bancos nacionales más grandes en activos y luego compartieron la idea con otras entidades de primera línea. Tuvieron el visto bueno de ADEBA, el aval de algunos bancos extranjeros y se lo presentaron a Pesce en la reunión que tuvieron antes de fin de año.

"Nosotros le propusimos liberar encajes a cero para prestar y asumir el riesgo de crédito. Así no sería compulsivo, pero van a ir todas las entidades", explica uno de los gerentes que diseñó la propuesta. El tope que pidieron era de un 20% de lo que prestasen, con límite de 1,5 o 2% de los encajes no remunerados.

La idea que barabajan los banqueros también era llevarle la propuesta al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, pero finalmente desistieron de hacer esa presentación.

"Nosotros prestando $10.000 millones, libramos $2.000 millones de encaje y así estamos para ir con algo abajo de 40%", grafica el ejecutivo, aunque aclara que depende en gran parte del plazo que imponga el Central para estos préstamos.

"Si podemos meter en esos préstamos a los cheques, que son cortos, ahí hay para hacer mucho. A plazo tenemos la pérdida que se suma mes a mes", agrega.

Día clave en la regulación a las fintech

Al mismo tiempo, el Directorio tiene en su orden del día tratar una normativa que regula la actividad de las fintech, buscando restringir operaciones usadas por algunas empresas para eludir el pago del Impuesto al cheque y limitará las transacciones que las financieras digitales efectúan con el dinero de sus clientes, a espalda de ellos.

Así, lo que hoy podría aprobar el BCRA es prohibir las transferencias desde una CVU (Cuenta Virtual Uniforme) de una persona jurídica a otra CVU, y sólo podrán girar esos fondos a una CBU (Clave Bancaria Uniforme).

También busca obligar a que el dinero de las billeteras virtuales sea colocado en una cuenta corriente, de modo que las fintech no lo coloquen en plazos fijos o Fondos Comunes para obtener rentabilidad a costa del saldo de las cuentas de sus clientes.

Estas medidas, anticipadas este lunes por iProUp, despertaron la bronca del sector fintech. Si bien las empresas veían venir este tipo de regulaciones, estaban molestas por no haber sido consultadas por el Central y enterarse por los medios de la noticia. Así lograron agendar un encuentro con Pesce para el martes próximo, mientra intentaban dilatar la aprobación de las medidas.

"Lo de prohibir el giro de CVU de empresa a CVU saldrá, pero las otras medidas podrían quedar en Stand By", explicaba una fuente del sector, con línea directa con el Central.

Promete ser extensa la reunión de directorio de hoy. La baja de tasas ya está decidida, también la flexibilización de encajes. Solo resta saber hasta qué punto avanza el BCRA en la regulación a las fintech y cuánto esperará para aplicar los cambios después de la reunión del martes próximo.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar