Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Ante los inversores, Guzmán pidió renegociar la deuda de "buena fe" para poder pagar

Ante los inversores, Guzmán pidió renegociar la deuda de "buena fe" para poder pagar
En su primer día de encuentros con bonistas y acreedores en New York, el ministro de Hacienda busca apoyos para lograr reestructurar la deuda
28.01.2020 00.01hs Finanzas

El ministro de Economía, Martín Guzmán, comenzó este lunes las actividades oficiales en su corta estadía en la ciudad de Nueva York, donde buscará afianzar los lazos con organismos y acreedores internacionales previos a la presentación de una propuesta de renegociación de la deuda.

Por la mañana, el ministro desayunó con banqueros y empresarios en la sede de Americas Society y Council de las Américas en Park Avenue. Allí fue recibido en la puerta por la titular del organismo, Susan Segal, y luego se juntó con un grupo de selectos invitados con intereses en el país.

Allí, en un tono sereno y calmado, les explicó el rumbo económico y los lineamientos generales del gobierno de Alberto Fernández sobre la renegociación de la deuda con los privados y el FMI. Siempre estuvo acompañado por el representante argentino ante el Fondo, Sergio Chodos.

Los inversores se mostraron interesados en las futuras condiciones que Argentina propondrá para negociar su deuda. Pero algunos de ellos cuestionaron al ministro porque no se informó abiertamente sobre el plan económico y le dijeron que si bien sus primeras medidas apuntaron a cierta cautela en lo fiscal, no es claro qué medidas le permitirán crecer.

Cuando le preguntaron por el plan económico, aseguró que "no es momento para hablar de esas cosas hasta que se estabilice la economía". Además, destacó que "Argentina está comprometida con el orden occidental, con el sistema económico".

De acuerdo a los presentes, el ministro les pidió que tengan ‘buena fe’ en el contexto de la renegociación, generalizó pautas de la deuda y dijo que dentro del marco del crecimiento todo es viable y factible.

Desde un principio, Guzmán advirtió que el país primero deberá crecer y luego podrá empezar a pagar. En ese sentido, los tenedores de deuda vienen sembraron dudas acerca de la consistencia del programa, más allá de las condiciones particulares de la deuda, que tendrá como ingrediente principal un plazo de gracia.

A la salida, cuando los medios que lo esperaban lo consultaron sobre cómo le fue en la reunión, respondió con un "muy bien", se subió al auto y se dirigió hacia una reunión con funcionarios del Tesoro.

Este segundo encuentro resulta de vital importancia para la Argentina, por el poder que Estados Unidos tiene dentro de la estructura del Fondo Monetario Internacional (FMI). El país de Donald Trump cuenta con el 16% del poder de voto, reforzado además por la fuerte influencia política e intelectual del subgerente del organismo, el norteamericano David Lipton.

En ese marco, Guzmán también está buscando persuadir a los acreedores de la provincia de Buenos Aires, ante el proceso encarado por el gobierno de Axel Kicillof de prorrogar hasta el 1 de mayo el vencimiento de una cuota de capital que vencía originalmente el 26 de enero.

Al respecto, Guzmán dijo el martes pasado, en conferencia de prensa, que la estrategia bonaerense está "coordinada" con la Nación y ratificó que el Tesoro nacional no auxiliará a la provincia como especulaban hasta hace poco algunos acreedores.

El viaje a Nueva York es previo al que el ministro hará en febrero a Roma, donde el 5 de ese mes participará de un seminario de economía que organiza el Vaticano, oportunidad en la que coincidirá con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. El Fondo ya ha dicho que está dispuesto a enviar una misión de revisión y negociación a Buenos Aires, que esperaba concretar antes de fines de enero, pero para hacerlo espera una indicación del gobierno.

El titular del Palacio de Hacienda desarrollará una intensa agenda, que se extenderá hasta mañana a la tarde, cuando regresará al país. Su principal misión será la de transmitir la voluntad de pago de la Nación ante el inminente inicio del proceso de reestructuración de deuda, entre otras cuestiones.

El martes, con el FMI

Este martes, antes de su regreso, el ministro de Economía tendrá una reunión con el jefe de misión para la Argentina del Fondo Monetario Internacional, Luis Cubeddu, y la economista estadounidense Julie Kozak.

El 25 de noviembre pasado, el organismo multilateral designó al venezolano Cubeddu al frente de la misión argentina en reemplazo del italiano Roberto Cardarelli, quien se había desempeñado en ese cargo a partir de septiembre de 2014.

Las gestiones de Guzmán en Nueva York coincidirán con la segunda convocatoria a subastas de Lebad, letras del Tesoro ajustadas por Badlar, luego de un primer llamado que si bien fue considerado exitoso por funcionarios del Ministerio, dio lugar a una baja en la calificación de la deuda soberana por parte de las agencias Fitch Ratings y Standard & Poor’s.

Allí, comenzarán a delinear los planes de reestructuración del préstamo de u$s57.000 millones de dólares que el organismo pactó con el gobierno de Mauricio Macri, de los que 44.000 millones ya han sido entregados.

El Gobierno ya indicó que no quiere más dinero del Fondo y que buscará aplazar los vencimientos porque primero quiere que la economía del país crezca para después poder pagar.

Funcionarios del organismo multilateral ya expresaron que las primeras medidas de Fernández fueron "positivas" para estabilizar la economía, pero aún no ven un programa general en base al cual negociar.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar