Más artículos
Guzmán anticipa dureza en la negociación de la deuda: "Habrá frustración entre los bonistas"

Guzmán anticipa dureza en la negociación de la deuda: "Habrá frustración entre los bonistas"

Guzmán anticipa dureza en la negociación de la deuda: "Habrá frustración entre los bonistas"
El ministro de Economía afirmó en la Cámara de Diputados que la propuesta de reestructuración de la deuda "no es amigable ni agresiva, es sostenible"
Por iProfesional
12.02.2020 18.32hs Finanzas

El ministro de Economía, Martín Guzmán, habló sobre la reestructuración de la deuda y las perspectivas de la economía en la Cámara de Diputados de la Nación. Allí, puntualizó que la responsabilidad de la crisis de la Argentina es "responsabilidad también de los bonistas y del FMI". Y anticipó que los acreedores del país deberán enfrentar una "frustración", dado que el Gobierno buscará que los pagos de la deuda sean "sostenibles".

El ministro afirmó que en las conversaciones con el Fondo Monetario "hay un creciente entendimiento mutuo". No obstante, subrayó que "esta es una crisis en que todas las partes tienen responsabilidad. Tienen responsabilidad argentina, los bonistas, que decidieron apostar a un modelo que fracasó y tiene responsabilidad el Fondo Monetario Internacional".

En línea con una previsible postura dura en las próximas negociaciones sobre la deuda, Guzmán evaluó que el proceso provocará "frustración" en los bonistas, al anticipar que la Argentina planteará la necesidad de una quita para hacer "sostenible la deuda".

"Va a haber frustración por parte de los bonistas, sobre una base de que realizaremos una propuesta para solucionar y hacer sostenible la deuda", dijo Guzmán en la Cámara de Diputados.

Admitió que los escenarios que está planteando "no suenan tan optimistas, pero sí realistas, para hacer que lo que prometamos sea sostenible".

Y Lamentó que el país "se endeudó en dólares al 7%, en un mundo donde la tasa es prácticamente cero".

"La situación es dura, si se dejase la inercia, recién en 2026 la economía podría alcanzar el equilibrio fiscal", señaló. Según el ministro, durante 2020 "no es realista ni sostenible una reducción del déficit fiscal, no se está apuntando a esto".

Por otra parte, Guzmán ratificó este miércoles que en la Argentina "hay voluntad firme de pagar la deuda", pero señaló que "no hay recursos para hacerlo".

"La propuesta no es ni amigable ni agresiva, es sostenible, eso tiene que quedar bien claro", dijo Guzmán.

El funcionario planteó la necesidad de parar con la "caída libre" de la economía argentina a través de "un cambio de modelo, en un contexto de restricciones muy duras", al exponer ante la Cámara de Diputados.

"Nuestro diagnóstico es que había problemas coyunturales pero también problemas estructurales. Para que el crecimiento se pueda sostener en el tiempo se tiene que cumplir que la cantidad que el país produce y se le pueda vender al mundo tiene que crecer acompañando el crecimiento de la demanda interna", remarcó Guzmán.

Explicó que lo primero que hizo al llegar a la cartera de Economía, fue "trazar un horizonte", el cual consiste en "apuntar a una estructura productiva distinta a la que hoy tiene argentina. Una economía con un grado de diversificación diferente. Que nos permita satisfacer las necesidades de inclusión social, de generar dinamismo, y de generar estabilidad macroeconómico. El orden necesario para que haya progreso".

En tanto, remarcó que existe "un programa macroeconómico muy definido: cada medida que tomamos tiene atrás un programa. Todo lo que hacemos está pensando. Si entienden por programa que yo presente acá un ´powerpoint están equivocados. Eso no es serio. ¿Qué pasó cada vez que alguien hizo eso?".

"Esto está empezando a andar"

Guzmán también señaló que el plan de emergencia aplicado por el Gobierno está "empezando a andar" y resaltó que desde el 2018 la Argentina "se quedó sin crédito".

Al hablar en la Cámara de Diputados, Guzmán defendió la ley de Solidaridad y Reactivación Productiva para tratar de estabilizar la economía.

Dijo que "para sostener el crecimiento la cantidad de lo que el país le puede vender al mundo tiene que crecer".

"En cantidades exportadas desde el 2012 estamos igual, es una tendencia que hay que romper", sostuvo, al señalar que desde fines de 2015 la economía "entró en una caída libre".

Dijo que el peso "ahora no es confiable, es excesivamente volátil, necesitamos invertir, que el Estado ayude al mercado, para que no haya mayor crecimiento de las desigualdades".

Consideró que la Argentina "está en una posición de sentar posiciones para establecer un sendero distinto".

"Buscamos tranquilizar la economía, buena parte de las medidas que tomamos son de emergencia, atacamos la caída de la demanda y el costo alto del dinero, porque de lo contrario hay destrucción de empleo y empresas", señaló.

"Del lado de la gente"

"Hay gente que está jugando otro juego y es un proceso que hay que encaminar. Se debe definir de qué lado estamos. Nosotros ya lo tenemos definido, estamos del lado de la gente", enfatizó Guzmán en Diputados al bosquejar el escenario de la renegociación de la deuda.

Al delinear críticas hacia la administración de Mauricio Macri, consideró: "Lo que se hizo con las jubilaciones fue elegir que el crecimiento no sea compartido".

"Lo que nosotros haremos es presentar un esquema en el que el crecimiento sí sea compartido por los jubilados", apuntó, y argumentó que su gestión pretende que "todos los sectores puedan estar mejor".

"Se están trabajando en muchos de estos detalles. El FMI también tiene su propio análisis sobre la sostenibilidad de la deuda", puntualizó.

Además, aseguró: "Buscamos un acuerdo con los acreedores que sea sostenible", mientras subrayó que busca dar "certidumbre".

El funcionario indicó que trabaja para evitar que "la situación dramática se convierta en una tragedia social".

"Hay mucho dinero en juego", insistió el ministro en el Congreso.

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Finanzas