Más artículos
Qué factores hay detrás del inesperado rebote de los bonos argentinos de los últimos días

Qué factores hay detrás del inesperado rebote de los bonos argentinos de los últimos días

Qué factores hay detrás del inesperado rebote de los bonos argentinos de los últimos días
Suben casi 15 por ciento a pesar de que no se conoce la propuesta de Guzmán que se estima será negativa para los acreedores de la deuda externa
Por iProfesional
03.04.2020 11.44hs Finanzas
Mientras que los mercados del mundo intentan encontrar un piso luego del castigo que está provocando la pandemia de coronavirus, los bonos argentinos siguen un tenue rebote que llama la atención a los operadores. 
 
La deuda local viene recuperando 6% diariamente con una mejora del 20 por ciento y con un baja del riesgo país que está ahora en 3.829 puntos (lejos de los más de 4.500 que supo estar hace poco).
 
Este movimiento alcista es curioso. No sólo porque todavía no hay muchos indicios de qué tipo de oferta presentará Martín Guzmán a los acreedores, sino porque los contactos con los bonistas no resultan demasiados auspicioso hasta el momento. 
 
"Varios acreedores habrían rechazado los lineamientos para la reesctructuración de la deuda presentados por el Ministerio de Economía. Para las fuentes citadas no hay espacio para un acuerdo a la vez que sugirieron que la alternativa en este contexto de alta volatilidad sería una postergación de pagos hasta despejar la incertidumbre por el Coronvirus", dice un reporte de Grupo SBS.
 
Según Delphos Investment, el reciente rebote de los bonos está sustentada en el pago de los cupones de los Pares (que fue esta semana que termina) y el aviso de pago del cupón del Bonar 2020 (AO20).
 
Además, creen, jugó a favor los menores retiros de los fondos globales que permitió cortar la venta compulsiva, los bonos argentinos (al igual que otros activos de riesgo) están intentando un rebote de precios para alcanzar la zona de 30% de paridad. 
 
"A todos los problemas globales que hay, en este caso tenemos que sumar la propuesta que Guzmán daría a conocer en los próximos días, la cual creemos que no cumplirá con las expectativas de los inversores. Eso podría volver a generar presión sobre la deuda local", sostiene Delphos.
 
Para Ezequiel Zambaglione, jefe de research de Balanz Capital, hay varias explicaciones de por qué mejora la deuda argentina en un contexto aún de no buenas noticias en el frente de la reestructuración. 
 
"En el plano internacional hubo un poco mas de positivismo y eso ayudo, también que se acerca el anuncio de la oferta y noticias que también hace que la gente se ponga más en tema", explicó. 
 
Por un lado, Zambaglione advierte que la crisis del coronavirus "restringe el uso de reservas para pagar deuda y ganar tiempo". 
 
Afirma que es una buena señal del gobierno el hecho de haber anunciado el pago del Bonar 2020 que si bien vencen intereses (y es poca plata) resulta un gesto.  
 
La fecha clave para medir la "buena fe" de Guzmán será el 22 de abril cuando hay vencimientos por u$s500 millones. "Creo que es la gran pregunta: si está dispuesto a seguir pagando. El deadline real es la deuda bajo ley internacional", avisa.
 
Si las negociaciones con los acreedores no avanza o avanza poco, el Gobierno tendrá que decidir si paga o no. Pero puede utilizar el pedido de gracia de 30 días que le da cláusula de emisión de los bonos para patear el vencimiento al 22 de mayo sin haber caído técnicamente en default. 
 
"La propuesta del gobierno a los acreedores, por lo que hemos hablado con algunos bonistas, está más cerca de tener una quita del 60% o 65% que lo que estaría dispuesto a aceptar el sector privado, en torno al 40%.  Esto te hace pensar que resolver la negociación va a ser complicado", remarca el jefe de Balanz Capital. 
 
 
Temas relacionados