Más artículos
Cae el riesgo país: el mercado cree que Guzmán usará el dinero ahorrado con bonos locales para pagar a acreedores externos

Cae el riesgo país: el mercado cree que Guzmán usará el dinero ahorrado con bonos locales para pagar a acreedores externos

Cae el riesgo país: el mercado cree que Guzmán usará el dinero ahorrado con bonos locales para pagar a acreedores externos
La baja del índice se da el día después de que el ministro Guzmán, anunció que la Argentina no pagará los bonos en dólares de ley local
06.04.2020 10.47hs Finanzas

La primera reacción del mercado luego del anuncio de un reperfilamiento de los vencimientos bajo legislación local confirma lo que los analistas habían interpretado en la noche del domingo cuando se conoció el decreto: que el Gobierno intenta mostrar la situación como un gesto de buena voluntad de pago para aquellos acreedores que tienen bonos regidos bajo ley de Nueva York.

Asi, en el inicio de las operaciones, el riesgo país de Argentina retrocede este lunes 2,6% en el comienzo de la semana y se coloca en torno a los 3612 puntos básicos. Esto se da por por la suba de los bonos Ley Nueva York.

La baja del índice que mide el JP Morgan se daba el día después de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció que la Argentina no pagará los bonos en dólares de ley local hasta fin de año y madura así el clima de default.

En la apertura, los bonos alcanzados por el decreto del reperfilamiento muestran una caída fuerte, en línea con la lectura de que en los hechos se trata de un default técnico por un monto que los analistas calculan en u$s9.400 millones. Pero en contraste, hay una suba leve de los bonos de ley extranjera.

La lectura de los analistas es que el ministro Martín Guzmán ha priorizado el pago de vencimientos de la parte de la deuda que no puede reperfilar ni alterar sin que se considere que incurre en default abierto. El reporte de la consultora SBS afirma que, antes del decreto, las reservas alcanzaban para pagar las obligaciones financieras hasta julio y que, a partir de ahora, con el "ahorro" de la parte reperfilada, el gobierno logra mejorar su situación como para pagar hasta el cuarto trimestre.

En otras palabras, que gana tiempo y aire para negociar. Eso explicaría, según los analistas del mercado, las subas que se vieron en el arranque de la jornada financiera para los bonos que determinan el índice de riesgo país.

"Al patear los bonos ley doméstica hasta 2021 hay más caja para un arreglo con la ley NY y demás legislaciones", observó Gustavo Neffa, director de la firma Research for Traders.

Otros analistas desde Wall Street señalaban la paradoja de que, con este anuncio, Guzmán ve algo debilitada su capacidad negociadora, porque su argumento central sobre que la oferta debe ser sustentable ya no lo habilita a hacer una quita tan fuerte como la que se estaba dando por descontado en el mercado –las agencias calificadoras de deuda hablaban de un 65%-.

De todas formas, si bien la recuperación de los bonos es indicativa de que el mercado no espera un default generalizado, tampoco deben inducir a la sensación de que hay optimismo sobre la deuda argentina. La suba no sólo es modesta sino que además ocurre en un contexto de recuperación de los mercados globales.

Es decir, todavía no está claro cuánto hay de componente local y cuánto de arrastre global en el comportamiento de los títulos argentinos

Por su parte, los bonos ley local, se desploman más de un 20%. El Bonar 2020 cae un 24% en las primeras operaciones del lunes mientras que el Bonar 24 pierde un 10,8%. Por su parte, el Bonar 2025, Bonar 2037 y el Dica suben 3,6%, 5,9% y 6,8% respectivamente.

Este lunes, mediante un decreto, el Gobierno dispuso diferir los pagos de los servicios de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional instrumentada mediante títulos en dólares emitidos bajo ley de la República Argentina hasta el 31 de diciembre de 2020.

La fecha podría ser anterior si así lo determina el Ministerio de Economía "considerando el grado de avance y ejecución del proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública".

Esta decisión del gobierno nacional ya es considerada como un default selectivo.

Lo dispuesto por el Gobierno nacional fue publicado en el Boletín Oficial, a través del decreto 346/2020 con fecha del domingo 5 de abril.

En el texto del decreto se destaca que "la crisis sanitaria mundial generada por la pandemia del coronavirus COVID-19 ha alterado los plazos previstos oportunamente en el 'Cronograma de acciones para la gestión del Proceso de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa'".

"Que a este contexto de deterioro de la situación económica y social, producto de la emergencia sanitaria, se le adiciona la inminencia de próximos vencimientos de los servicios de la deuda pública del Gobierno Nacional emitida bajo ley de la República Argentina y denominada en dólares estadounidenses", explica el texto oficial.

Y agrega que "a presente medida se ajusta a la razonabilidad que exige el ejercicio responsable de la función de gobierno".

Por esos motivos, mediante un decreto que lleva la firma de todo el gabinete, el Gobierno determinó la postergación de los pagos de los servicios e intereses de la deuda,.

Del decreto se decidió exceptuar del diferimiento a los siguientes instrumentos de deuda pública emitidos bajo ley de la República Argentina denominados en dólares estadounidenses:

1- Letras intransferibles denominadas en dólares estadounidenses en poder del Banco Central de la República Argentina, incluidas aquellas emitidas en el marco del artículo 61 de la Ley N° 27.541, y Letras suscriptas en forma directa por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentina de la Administración Nacional de la Seguridad Social.

2- Letras emitidas en virtud del Decreto N° 668/19.

3- Letras del Tesoro emitidas mediante la Resolución Conjunta N° 57/19 de la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Hacienda.

4- Letras del Tesoro en Dólares Estadounidenses emitidas mediante la Resolución Conjunta N° 17/18 de la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Hacienda.

5- "Bonos Programas Gas Natural" emitidos mediante la Resolución Conjunta N° 21/19 de la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Hacienda.

6- Letras del Tesoro en Garantía emitidas mediante la Resolución N° 147-E/17 del ex Ministerio de Finanzas y la Resolución Conjunta N° 32/18 de la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Hacienda.

Además, en el decreto se autoriza al Ministerio de Economía "a efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los títulos cuyos pagos se difieren en virtud de lo establecido en el presente, con el fin de recuperar y asegurar la sostenibilidad de la deuda pública, la que deberá ser compatible con la recuperación de la economía productiva y con la mejora de los indicadores sociales básicos, de acuerdo con lo previsto en el inciso a) del artículo 2° de la Ley Nº 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública".

Guzmán: "Esta decisión estaba contemplada en el proceso de restauración de la deuda"

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que la decisión de prorrogar hasta el año próximo el pago de la deuda pública "estaba contemplada" en el proceso de reestructuración decidido por el gobierno nacional.

"Está decisión constituye un paso que estaba contemplado en el proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública", precisó Guzmán a Télam.

El titular del Palacio de Hacienda subrayó que desde el Gobierno se apunta "a un tratamiento equitativo para la deuda pública en dólares bajo la ley argentina y las leyes extranjeras".

Por su parte, el economista Daniel Marx consideró este lunes que la Argentina cayó en un "default técnico" al postergar pagos de deuda por 10 mil millones de dólares, y aseguró que en el país "había una crisis antes y ahora se vino otra crisis" por la cesación de pagos.

"Se trata de un incumplimiento del contrato original, que algunos lo llamarán default, otros default técnico y otros lo dejarán pasar de largo. Para mí, es un default técnico", sostuvo el ex secretario de Finanzas.

Este lunes, el Gobierno postergó -por decreto- hasta el 31 de diciembre próximo los pagos de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional nominada en dólares y emitida bajo ley argentina, por 10 mil millones en moneda norteamericana.

En declaraciones radiales, Marx explicó que la Argentina "hizo reperfilamiento de la deuda ya varias veces en los últimos meses. Por ejemplo, el día que salió un decreto se habló de default técnico. Pero al día siguiente, se dijo esto no es default sobre la deuda con legislación extranjera . Según quién lo mire".

Según el economista, "en la reestructuración de la deuda el Gobierno decía que iba a postergar pagos, que es lo que vemos ahora".

"Ahora hay que ver la reacción de los bonistas, porque había un compromiso de pago con ellos", añadió.

En este marco, Marx sostuvo que, en el país "había una crisis antes y ahora se vino otra crisis. No se discute si va a haber un reperfilamiento de la deuda, si no cómo se hace, a qué velocidad y cómo se puede llegar a una normalidad en un contexto incierto".

"Acá hay una primera etapa que es enfrentar la crisis y la segunda, será ver cómo se reordenan las cosas. El mundo debe proveer recursos desde el Estado para enfrentar la crisis. En la Argentina, estos recursos son bastante limitados. Creo que el poder del Estado crecerá en algunas áreas", concluyó.

Mientras tanto, las primeras reacciones a nivel local inducen a pensar que la situación del ministro Guzmán se debilita aceleradamente ante lo que se percibe como una pérdida de credibilidad.

De momento, entre los analistas no hay dudas en el sentido de que la nueva situación califica, cuando menos, como un default técnico o default selectivo.

"El martes Guzmán le dijo a periodistas que los bonos bajo ley local iban a tener el mismo trtamiento que los bonos bajo ley extranjera…y hoy domingo anuncian el default de los bonos bajo ley local", apuntó en analista Juan Manuel Palacio.

En la misma línea, el consultor Salvador Di Stefano, consideró el anuncio como "alta traición del gobierno" y argumentó que Guzmán "claramente no decide nada, habrá que mirar hacia otro ministro u hombre del gabinete, son un espanto".

El economista Gabriel Caamaño, de Estudio Ledesma, consideró que el giro discursivo "invalida todas las conferencias de Guzmán".

En tanto, Diego Giacomini, economista jefe de la consultora Economía & Regiones planteó lo que a su juicio seguirá como consecuencia de este anuncio: "1) Argentina peor desempeño macro entre 200 países en 2020, 2) Vamos hacia inflación de 3 dígitos, 3) Desplome del PBI histórico en 2020, 4) default que perdurará también en el próximo mandato."

No todas las visiones son críticas, sin embargo. Para Miguel Kiguel, director de la consultora Econviews, se trata de una decisión adecuada, "porque como quedan pocos dólares, de alguna forma tenían que elegir qué pagar".

Desde esa visión, podría interpretarse el cambio de estrategia como una forma de dar señal de que primero se buscará el arreglo de la deuda bajo ley extranjera y recién después la local." Como viene un pago importante en mayo y no van a tener arreglada la parte de deuda extranjera, entonces lo más esperable era postergar", observa Kiguel.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Finanzas