Más artículos
Con la fiebre por el dólar, en la City ya se debate hasta cuándo aguantan las reservas del BCRA

Con la fiebre por el dólar, en la City ya se debate hasta cuándo aguantan las reservas del BCRA

Con la fiebre por el dólar, en la City ya se debate hasta cuándo aguantan las reservas del BCRA
El ritmo de ventas de dólares de septiembre ya hace prever que el Central tendrá que sacrificar unos u$s1.200 millones. Asoman alertas de crisis
Por Candelaria de la Sota
13.09.2020 06.38hs Finanzas

Cada mes que pasa, aumenta la demanda de dólares. En julio, fueron 3,9 millones de personas las que se llevaron 753 millones de dólares, y en agosto se calcula que unos cinco millones de ahorristas particulares se llevaron 1.000 millones de dólares, en su mayoría de las reservas del Banco Central. A este ritmo, en septiembre se estima que la demanda podría superar los 1.200 millones.

Y entonces, en la city, la pregunta recurrente es: ¿hasta cuándo aguantarán las reservas del Central para seguir vendiendo dólares a los millones de ahorristas que quieren sacarle al Central 200 dólares baratos por mes? ¿Cuál es el verdadero nivel de reservas disponibles?

Los más alarmistas aseguran que apenas alcanzan para abastecer el mercado durante tres meses. Otros, más moderados, señalan que tal vez el Central tenga reservas para venderle dólares a los ahorristas durante cinco o seis meses. En cualquier caso, eso implicaría la inevitabilidad de nuevas restricciones.

Aunque también están quienes aseguran que no hay que preocuparse, que todos los activos del Central pueden ser convertidos en dólares si las autoridades se ponen creativas, y que la gran demanda de divisas por parte de los particulares no debe ser una preocupación.  

Para comenzar hay que mirar los datos. Según información del propio Banco Central el 2 de septiembre pasado las reservas del estaban en 42.640 millones de dólares, 2.199 millones menos que el primer día de este año, cuando llegaron a 44.839 millones de dólares. Claro está que no todas las reservas están disponibles, y menos aún para salir a vender dólares en el Mercado Único y Libre y de Cambios (MULC), que es donde se compran los dólares a precio "solidario", es decir, a la cotización oficial más el 30% del impuesto PAIS. 

Los economistas no siempre coinciden al calcular qué porcentaje de las reservas es de "libre disponibilidad", ya que cada uno descuenta de diferente manera los distintos ítems que componen los activos de las reservas del Banco Central. Y por ende, cada uno llega a diferentes cifras de lo que hay realmente "disponible" en las reservas de la autoridad monetaria. 

El Banco Central, en situación de estrés: hay economistas que calculan una crisis en tres meses si no hay medidas
El Banco Central, en situación de estrés: hay economistas que calculan una crisis en tres meses si no hay medidas

Cuentas inquietantes

Así, para Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de la consultora EcoGo, las reservas netas del Banco Central son 6.252 millones de dólares. Según las estimaciones realizadas por la consultora que dirige la economista, se llega a esa cifra luego de restarle a las reservas totales unos 11.584 millones de dólares que corresponden a los encajes por los depósitos, sumados a los 19.010 millones de dólares que corresponden al swap con China

Luego, hay que restarle también los préstamos del Banco de Basilea que son unos 3.516 millones de dólares y también los pases con Sedesa (que suman 1.650 millones de dólares), unos 227 millones de dólares remanentes y alrededor de 400 millones de dólares de Repo Billetes. Así, lo que restan son 6.252 millones de dólares, que corresponden a las reservas "netas".

En el cálculo elaborado por la consultora EcoGo no se descuentan ni el oro que está en las reservas del Banco Central -y suma 3.912 millones de dólares-  ni los Derechos Especiales de Giro (DEGs, como una moneda del FMI) que suman 449 millones de dólares.  Si los descontaran, las reservas líquidas del Central apenas si sumarían 1.891 millones de dólares.

"No tenemos reservas suficientes para perder 1.200 millones de dólares por mes si la velocidad de la demanda de dólares se acelera", aseguró Marina Dal Poggeto tras explicar su decisión de tomar como base de cálculo "las reservas netas, porque son las reservas propias del Banco Central". A lo sumo, esas reservas netas durarían cinco meses a este ritmo de demanda de dólares.

Para Jorge Neyro, de la consultora ACM, si la demanda de dólares sigue creciendo "no llegaremos a cuatro meses con este nivel de reservas". Y añadió: "Estamos realmente complicados, porque o entran más dólares -algo que en esta época del año no ocurre porque no hay una fuerte liquidación de exportaciones- o se frena la demanda, algo que el Gobierno no parece estar dispuesto a hacer".

Las cuentas de la consultora ACM señalan que las reservas netas hoy suman 8.826 millones de dólares, pero las "reservas netas líquidas" (es decir, cuando se les descuenta el oro y los DEGs) son de apenas 2.677 millones. Por eso, Neyro asegura que a este ritmo no alcanzan ni para abastecer la demanda de los próximos tres meses. 

Más optimista se mostró Gustavo Neffa, analista de Research for Traders, quien consideró que "las reservas de libre disponibilidad no sólo deben incluir el otro sino también los depósitos de los organismos internacionales". Así, para él las reservas propias y de libre disponibilidad del Banco Central suman 10.761 millones, en base a datos del 10 de agosto pasado.

"En realidad, cuánto durarán las reservas depende del flujo de dólares que ingrese, no es algo estático", señaló Neffa. Y aclaró que "hay que tener en cuenta un elemento importante: la deuda en dólares ya fue renegociada y el Gobierno no tiene grandes vencimientos en dólares en los próximos meses, con lo cual la verdadera demanda viene por el lado del dólar ahorro".

En ese sentido, el analista de Research For Traders, consideró que desde el Gobierno "algo van a tener que hacer, porque cada día son más los que quieren sacarle 200 dólares baratos al Banco Central y la pérdida de reservas es realmente importante, aunque aún no sabemos bien qué medida podrían tomar". 

¿Se usarán los yuanes en caso de necesidad?

Pero sin duda alguna el más generoso a la hora de calcular cuál es el nivel de las reservas de libre disponibilidad fue el economista y consultor Salvador Di Stefano, quien aseguró: "Las reservas disponibles son 31.438 millones de dólares". 

Se refería al resultado entre el total de las reservas del Central menos los encajes de los depósitos, que sumaban a esa fecha 11.404 millones de dólares. Al restarle a las reservas los encajes, se llega a la cifra de 31.438 millones.

¿Dónde ubicar entonces los 22.309 millones de dólares que representa el swap con China?, se le preguntó a Di Stefáno. "Muy simple, se negocia con China para convertirlo a dólares si hiciera falta. Lo mismo con el oro que se puede vender en los mercados internacionales o los derechos de giro de los organismos internacionales, todo se puede convertir en reservas de libre disponibilidad", aseguró el economista. 

Ese es, precisamente, uno de los puntos que generan dudas en el mercado: si en caso de necesidad, efectivamente el Banco Central tomará la decisión de echar mano a los yuanes del swap chino, algo que ayudaría a calmar en el corto plazo el frente cambiario, pero que podría traer otras complicaciones a futuro.

Una de las dudas del mercado pasa por saber si, en caso de necesidad, se activará el swap con China
Una de las dudas del mercado pasa por saber si, en caso de necesidad, se activará el swap con China

Para Di Stefano, hay muchas señales positivas que la economía ha dado en los últimos tiempos. "La reestructuración de la deuda tanto en dólares como en pesos, la recaudación de agosto que mostró una suba, el hecho de que el déficit de agosto haya sido menor al de los meses anteriores, que la emisión haya comenzado a caer, y que planeen presentar el Presupuesto en tiempo y forma, son todas buenas noticias", aseguró.

Pero aclaró: "Las noticias en materia económica no son malas, pero el problema de la demanda de dólares es un tema político, de desconfianza, y eso sólo se soluciona con señales políticas".

En el mismo sentido opinó Marina Dal Poggeto. "Si los economistas tenemos que salir a aclarar que no vamos a convertirnos en Venezuela, es porque las señales políticas y las señales fiscales no son buenas", aseguró. 

Así, tal vez cuánto vayan a durar las reservas del Banco Central no resulte el tema de fondo a fin de cuentas, sino si la población percibe la existencia de un programa coherente. Aunque, claro está, un Banco Central sólido y con reservas también ayuda y acompaña a un Gobierno cuando éste trata de enviar señales de confianza a los mercados.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ