Más artículos

Tarjetas de crédito: ¿cuántos argentinos refinanciaron saldos con el plan que implementó el BCRA?

Tarjetas de crédito: ¿cuántos argentinos refinanciaron saldos con el plan que implementó el BCRA?
Desde los bancos trazaron un diagnóstico sobre la cantidad de clientes que refinanció saldos a tasa del 40% y con 3 meses de gracia
Por Melina Manfredi
14.10.2020 15.02hs Finanzas

Menos clientes tomaron la refinanciación de tarjetas de crédito en septiembre. En comparación con el plan de abril, fueron pocos los titulares de tarjetas que se dejaron tentar por las últimas facilidades para refinanciar los saldos de sus plásticos con tasas reguladas. 

A fin de agosto, el Banco Central (BCRA) dispuso que los saldos impagos de tarjetas que operaran durante septiembre se refinanciarían en forma automática. El plazo sería de 12 meses e incluiría 3 meses de gracia y 9 cuotas mensuales iguales y consecutivas. A la vez, la tasa máxima que podrían aplicar los bancos sería de 40%

Se trataba de un plan similar al implementado en abril, al comienzo del aislamiento preventivo y obligatorio. En aquel momento, hasta un 40% de los clientes había elegido la opción de refinanciar el saldo. 

Cayó la cantidad de clientes que hizo uso del plan oficial
Cayó la cantidad de clientes que hizo uso del plan oficial con tasa regulada

En las cuotas impagas de septiembre, en tanto, el interés de los clientes disminuyó. "Lo tomó una proporción más baja, aproximadamente un 20% menos que en abril, entendiendo también que la base de lo adeudado era inferior", dijeron en una entidad bancaria.

Desde una institución colega, coincidieron en el diagnóstico: "En abril se refinanció el triple de saldos que a fines de agosto. Además, en el primer programa se refinanció el 39% del saldo total que se podía refinanciar y en septiembre, solo el 19%".

Un tercer banco se manifestó en la misma línea: "En septiembre se refinanciaron 302.438 cuentas, entre Visa y Mastercard. Fue un 35% menos que en abril, cuando sumaron 471.000. El volumen total refinanciado fue de $4.992 millones, es decir un 41,9% menos. El monto promedio financiado fue de $16.505 por cuenta".

Y sumaron: "En cuanto a cantidad de clientes, el 22% de los que tienen tarjetas refinanció el saldo". 

Con todo, para aquellos que aprovecharon la oportunidad, se trató de un costo más bajo que el que hubieran pagado con los esquemas de refinanciación tradicionales, cuya tasa está limitada en 43% por el BCRA. De cualquier manera, se trata de un costo sensiblemente inferior al 200% que llegaron a cobrar algunos bancos por la operatoria de revolving (como le llaman en las entidades a patear los saldos adeudados) con tarjetas de crédito

Mal antecedente y restricciones

El plan de refinanciamiento que se puso en marcha en septiembre es heredero del dispuesto en abril, que despertó mucho interés pero también trajo dudas y dolores de cabezas cuando empezaron a llegar las primeras cuotas en agosto, tras los 3 meses de gracia. 

Desde los bancos minimizaron el problema y aseguraron que sólo se trató de casos puntuales. En parte, la confusión provino por los 3 meses de gracia, que muchos clientes interpretaron que serían gratuitos pero no fue así: la tasa se calculaba durante los 12 meses que se mantiene vigente la financiación. 

Otro punto flojo de las facilidades otorgadas en abril había pasado por la inclusión del IVA en las cuotas. En ese sentido, el plan de financiación que se puso en marcha para los saldos impagos de septiembre fue más claro. "Las cuotas de financiación solamente pueden devengar el interés compensatorio de 40% anual (más IVA) y ningún otro recargo", recalcó el BCRA en su comunicado. 

El primer plan de refinanciación había traído muchas dudas por el cobro de IVA en las cuotas
Las cuotas del primer plan de refinanciación sorprendieron a los clientes por el cobro de IVA

Además, el organismo resaltó que "las personas podrán cancelar anticipadamente total o parcialmente" el plan "en cualquier momento y sin costo, excepto el interés compensatorio devengado hasta el momento del pago".

Finalmente, a mediados del mes pasado, el BCRA estableció que aquellos que refinanciaran sus deudas de tarjeta mediante los planes impulsados por ese organismo no podrían comprar su cupo dólar ahorro. 

Esta medida, que fue parte del paquete que anunció Miguel Pesce para tratar de llevar calma al mercado cambiario, sorprendió a quienes habían usado el plan oficial de abril y desanimó a los que pensaban utilizarlo en septiembre. 

Cayó el financiamiento

En septiembre se desaceleró el financiamiento con tarjetas de crédito. Según cálculos del BCRA, mostró una caída de 1% en términos reales. Esto se compara con el crecimiento promedio de 4% real que había registrado en los 3 meses previos.  

Un dato importante en lo que tiene que ver con el financiamiento mediante plásticos pasó por los créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos. Aunque siguen disponibles hasta fin de octubre, la mayoría de los beneficiarios se anotaron en los primeros meses de vigencia. Por lo tanto, el impacto de las 3 cuotas del préstamo -que se acreditaban en las tarjetas de crédito- fue bajando con el paso de los meses

Los créditos a tasa cero impulsaron el financiamiento con tarjetas en los últimos meses
Los créditos a tasa cero impulsaron el financiamiento con tarjetas en los últimos meses

Datos oficiales a los que pudo acceder iProfesional confirman la tendencia. Hasta comienzos de este mes, se otorgaron más de 552.000 préstamos a tasa cero (incluyendo monotributistas, autónomos y cultura) por un monto que superó los $65.000 millones

Ya se acreditó el 96% de ese total en las tarjetas de crédito de los solicitantes. A la vez, la acreditación de estas líneas requirió la impresión de más de 244.000 nuevos plásticos

De cara a los próximos meses, y ya con menos préstamos baratos a la vista, la consultora LCG espera que siga cayendo el crédito al consumo.

"Esperamos que continúe moderándose respecto a la dinámica evidenciada a partir de abril, en línea con una desaceleración en el financiamiento con tarjetas de crédito y el financiamiento a empresas a tasa subsidiada", sostuvo la firma en un informe.

Planes para apuntalar el consumo

En ese marco, y para tratar de sostener el consumo y reactivar la economía tras varios meses de aislamiento, el Gobierno relanzó a partir de este mes los programas "Ahora", con nuevos rubros y 3 meses de gracia para empezar a pagar la primera cuota. 

Uno de los puntos más controvertidos del programa fue que quedaron afuera los celulares, en un momento donde el trabajo remoto impuesto por la pandemia requiere estar en comunicación permanente. 

Desde el Gobierno, en tanto, resaltaron la incorporación de nuevos rubros: 

  • Ahora 3 y 6 para servicios educativos, entre ellos, cursos de idioma, informática, deportivos y actividades culturales. 
  • Ahora 3 y 6 en servicios de cuidado personal, como peluquerías y centros de estética.
  • Ahora 3 y 6 en servicios técnicos de electrónica y electrodomésticos para el hogar, y talleres de reparación de vehículos automotores y motocicletas. 
  • Ahora 3 y 6 en servicios de instalación de alarmas
  • Ahora 3 y 6 en servicios de organización de eventos y exposiciones comerciales, catering y fotografía. 
  • Ahora 3, 6 y 12 en balnearios

Esto se suma a los planes que ya estaban vigentes sobre alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza; medicamentos; perfumería; anteojos; indumentaria, calzado y marroquinería; línea blanca, televisores y pequeños electrodomésticos; computadoras, notebooks y tablets; muebles; colchones; artefactos de iluminación; materiales, máquinas  y herramientas para la construcción; juguetes; libros y artículos de librería; instrumentos musicales; gimnasios; bicicletas; motos; neumáticos, accesorios y repuestos; turismo nacional; y equipamiento médico.

Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído