Más artículos

¿Por qué Argentina tiene que dolarizar, y este es el momento ideal? Las 8 razones de Ramiro Marra de Bull Market

¿Por qué Argentina tiene que dolarizar, y este es el momento ideal? Las 8 razones de Ramiro Marra de Bull Market
La dolarización es muchas veces mal prejuzgada. Hay que empezar a dar el debate para salir de la crisis que tenemos hace más de una década con el peso.
Por Ramiro Marra - Director de Bull Market Brokers
25.11.2020 13.13hs Finanzas

La dolarización es muchas veces mal prejuzgada desde ideales nacionalistas dogmáticos imposibles de cumplir. Tener una discusión profunda, racional y técnica sobre la posibilidad de dolarizar nuestra economía de manera ordenada nos puede hacer encontrar la solución a un problema constante que tenemos con el peso, una moneda que cada vez cumple menos su función. No decimos que es la solución ideal, pero puede llegar a ser la única forma de salir de la constante crisis que se encuentra nuestro país.

Los procesos de dolarización surgen en un país como resultado de la pérdida de confianza en las funciones tradicionales de la moneda local. Adoptar como política la dolarización total de una economía implica una sustitución del 100% de la moneda local por la moneda extranjera, lo que significa que los precios, los salarios y los contratos se fijan en dólares.

La dolarización total descansa sobre algunos principios específicos:

  • La moneda única es el dólar y desaparece la moneda local. La oferta monetaria pasa a estar denominada en dólares y se alimenta del saldo de la balanza de pagos y de un monto inicial suficiente de reservas internacionales.
  • Los capitales son libres de entrar y salir sin restricciones.
  • El Banco Central reestructura sus funciones tradicionales y adquiere nuevas funciones.
  • La dolarización formal en general supone la recuperación casi inmediata de la credibilidad, y se prevé que termina con el origen de la desconfianza: la inflación y las devaluaciones recurrentes.

Asimismo, la dolarización formal u oficial obliga a los gobernantes a disciplinarse y revela los problemas estructurales de la economía, con lo cual impulsa a las sociedades al cambio de sus estructuras.

Ventajas

La dolarización permite la estabilidad monetaria
La dolarización permite la estabilidad monetaria

Entre las ventajas que se pueden apreciar de la dolarización formal tenemos las siguientes:

1. Se particularizan los efectos de los shocks externos

La pérdida en los términos de intercambio, los desastres climáticos que afectan la producción exportable, la imposición de cuotas, aranceles y tasas a los productos que vende el país al resto del mundo, entre otros, constituyen los denominados shocks externos. La dolarización oficial asegura la particularización de estos shocks de manera exclusiva en el sector afectado, pues elimina las posibilidades de devaluación monetaria.

2. Converge la tasa de inflación local con la de los Estados Unidos

Cuando una economía se dolariza oficialmente, la tasa de inflación tiende a igualarse a la de Estados Unidos. Objetivamente, el nivel de precios no es necesariamente igual en los dos países; los costos de transporte, los aranceles o los impuestos causan disparidades. Tampoco las tasas de inflación son obligatoriamente iguales, pero tienden a serlo. Es preciso indicar que la velocidad de la convergencia depende de otros factores como la flexibilidad laboral, los desajustes de partida de los precios relativos, etc.

3. Se reduce el diferencial entre tasas de interés domésticas e internacionales

Puesto que se elimina el riesgo cambiario y el correspondiente de expectativas inflacionarias, la tasa nominal de interés también será la tasa real de interés. La confianza que crea el nuevo sistema monetario reduce las tasas de interés a lo largo del tiempo y esta confianza se expande a todo el sistema económico.

4. Se facilita la integración financiera

Una economía pequeña como la de la mayoría de los países latinoamericanos y sin duda la ecuatoriana, es poco partícipe de los flujos de capital que se están realizando en el mundo globalizado de la actualidad. Para lograr una mayor participación, además de la dolarización oficial, se debe promover el ingreso de instituciones financieras internacionales. De esta manera, tanto los activos como los pasivos financieros pasan a ser parte de una fuente gigante de liquidez y de fondos.

Una economía dolarizada formalmente incentiva la presencia de grandes bancos internacionales que permitirán el flujo de capitales de tal manera que cualquier shock externo sería contrarrestado por esta integración financiera con el resto del mundo. Es decir, la integración financiera podría eliminar las crisis de balanza de pagos.

5. Se reducen algunos costos de transacción

Cuando se dolariza formalmente, se eliminan las transacciones de compra y venta de moneda extranjera. El diferencial entre el precio de compra y venta del dólar es un ahorro para toda la sociedad porque la intermediación, sobre todo la especulativa que aprovecha los cambios en la valoración de la moneda, desaparece.

Otro ahorro es la simplificación y estandarización de operaciones contables que deben hacer las empresas con actividades internacionales y las que desean sus balances en términos reales. Aún más, muchas operaciones de defensa contra posibles devaluaciones desaparecen, lo cual beneficia y facilita la inversión y el comercio internacional.

6. Se producen beneficios sociales

La dolarización formal beneficia a los asalariados, a los empleados con poco poder de negociación colectiva, a los jubilados. Además facilita la planificación a largo plazo, pues permite la realización de cálculos económicos que hacen más eficaces las decisiones económicas.

Adicionalmente, en el mediano plazo, la estabilidad macroeconómica, la caída de las tasas de interés y el mejoramiento en el poder adquisitivo, debido a la dolarización oficial, generarán un desarrollo de las actividades productivas y un aumento sostenido del empleo.

7. Se descubren los problemas estructurales

Una clase final de beneficios de la dolarización oficial tiene que ver con la apertura y transparencia; igualmente es una de las mejores formas de sincerar la economía; problemas estructurales en el sector financiero son prontamente develados, ya que desaparece el riesgo moral una vez que el Banco Central deja de ser prestamista de última instancia, rol que hasta hoy lo cumplía por mandato de la Ley.

8. Se genera disciplina fiscal

En tanto el gobierno no puede emitir dinero con dolarización oficial, la corrección del déficit fiscal solo se puede hacer mediante financiamiento vía préstamos o impuestos. Los préstamos del exterior, en la actualidad, imponen condiciones de disciplina fiscal. Además la tributación tiene un costo político que los gobernantes deben enfrentar. Esto obliga no solo a equilibrar las cuentas fiscales, sino a que el gasto sea de mejor calidad, de mayor rendimiento social.

En general se puede advertir que una dolarización formal u oficial de la economía implica beneficios importantes. Las ventajas de este sistema son bastante claras: confianza, simpleza, estabilidad y la posibilidad de conseguir una baja inflación, lo que provocaría que bajen las tasas de interés y se reactive el sector productivo. Mientras la reforma económica que implica la dolarización formal sea transparente y creíble, se atraerá inversión doméstica y extranjera.

Desventajas

La dolarización anula la posibilidad de hacer política monetaria
La dolarización anula la posibilidad de hacer política monetaria

El país que dolariza pierde la capacidad de usar las herramientas de política monetaria para suavizar las variaciones en el PIB nominal, porque cuando se cuenta con una moneda propia el Banco Central tiene la capacidad de mantener una política monetaria expansiva en las épocas de contracción y una política restrictiva en las épocas de expansión. Esto le permite suavizar el ciclo económico, generando mayor estabilidad en los indicadores económicos, lo que a su vez facilita a los agentes la planificación de sus actividades en el mediano y largo plazo.

Al dolarizar se pierde el mecanismo de ajuste del tipo de cambio como estabilizador automático ante shocks externos. Por ejemplo, si hay una caída en los precios de las materias primas de las cuales dependen los ingresos de la economía dolarizada, la moneda del país no se despreciaría automáticamente como debería hacerlo para mantener la competitividad de su industria, por lo que se volvería comparativamente más cara.

La economía del país que emite la moneda puede sufrir fluctuaciones diferentes a las de la economía dolarizada, que se vería negativamente afectada por dichos vaivenes.

En otras palabras, para que la dolarización no presente esta desventaja los países tendrían que encontrarse en situaciones económicas similares.

En una economía dolarizada es difícil que el Banco Central ejerza su rol como prestamista de última instancia, entonces en caso de una crisis bancaria la entidad no sería capaz de hacer préstamos para rescatar a las instituciones.

Al dolarizar se pierde el ingreso por señoreaje, que es el ingreso percibido por el estado al producir la moneda del país.

Por todo esto hay que empezar a aceptar nuestra realidad de que tenemos gran parte de nuestra economía dolarizada y tenemos que empezar a dar el debate de si es el camino correcto o hay otro para salir de la crisis que tenemos hace más de una década con nuestra moneda.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído