¿Qué acciones de empresas elegir?: este es un indicador clave al momento de invertir

¿Qué acciones de empresas elegir?: este es un indicador clave al momento de invertir
Existe un conjunto de indicadores que le permiten a un inversor bursátil, más allá de su conocimiento específico, reunir información sobre cada acción
Por Ruben Ramallo
11.06.2021 07.10hs Finanzas

Una pregunta habitual para quien está interesado en comprar acciones es: ¿cómo sé cuál papel elegir?

Como suele suceder en otros órdenes de la vida, las respuestas pueden ser de lo más variadas, dependiendo del objetivo que se persigue. En tal sentido, podrían considerarse cuestiones tales como el sector al que pertenecen, los proyectos en curso, la evolución reciente de su cotización, etc., etc.

También podría apelarse a los "fundamentals" de la compañía bajo análisis, un abanico de indicadores que incluye el análisis de los resultados de los últimos trimestres, el retorno esperado de la inversión y los flujos de fondos, entre otros, siendo uno de los más aplicados el denominado "price earning" o "precio en función de las ganancias", cuya abreviatura es simplemente P/E.

 

¿Qué es y para qué sirve el P/E?

La P hace referencia al Precio de mercado de la acción y la E hace referencia al Earning o ganancias reportadas en los últimos 4 trimestres. De esta manera, una empresa cuya acción vale $100 y tuvo ganancias de $10 por acción tendrá un ratio de 10 (100/10=10).

Este número significa que si la empresa mantiene sus ganancias en el tiempo (es decir, no aumentan ni disminuyen), le tomará 10 años devolver al inversor el precio de mercado que hoy está pagando, brindando una rentabilidad del 10% anual.

Dicho de otra manera, indica cuánto están dispuestos a pagar los inversores por cada peso de ganancias. En otras palabras, ese P/E de 10 indica que el mercado paga $10 por cada $1 de ganancias que la compañía genere.

De esto se deduce que mientras menor sea este ratio, menor será el tiempo en que se recupere la inversión y por ende mayor la rentabilidad.

Más allá de la definición simplista de este ratio, lo que interesa analizar es qué sugiere un P/E por encima del de sus pares o del promedio de la industria.

Ello implica que el mercado es optimista con respecto a una acción en particular, pues espera un crecimiento mayor al promedio de la industria en el corto-mediano plazo.

En sentido inverso, se supone que un P/E por debajo de la industria o de la competencia indica que la compañía esta subvaluada, pero esto no siempre es así, pero debe ser tomado como una señal de alerta, ante la cual se debería analizar si se está frente a una oportunidad o si es que las perspectivas no serían favorables.

Otra alternativa que manejan los analistas es comparar el P/E de una compañía directamente con el del índice representativo del mercado, en este caso el S&P Merval.

Debe tenerse en cuenta que en los casos en los que en vez de ganancias, la compañía arroja pédidas, el P/E pierde sentido.

Este indicador también acepta una variante, más allá de la original que es la de analizar las ganancias por acción de acuerdo a los últimos resultados contables, remplazándola por la de considerar las ganancias estimadas por acción a futuro.

En definitiva, si bien la decisión de comprar o vender una acción debe estar basada en un proceso de investigación integral, el P/E es útil en primera instancia pues es un ratio que rápidamente puede dar una idea sobre la situación de una empresa y ser el disparador para un análisis más avanzado.

 

El P/E de las acciones argentinas

Los últimos datos disponibles del S&P Merval, muestran que el promedio del mercado ronda los 11 años o veces, lo cual indica que para el conjunto de las compañías que conforman el panel líder, se tardaría esa cantidad de años para recuperar la inversión, a los precios actuales y con los últimos resultados conocidos.

Pero más allá de este promedio, existe una marcada dispersión entre empresas. En tal sentido, los más altos corresponden a TGS (33.8), BYMA (18.8) y Banco de Valores, con 16,7 veces. Dicho de otra manera, estos ratios indican la cantidad de años necesarios para recuperar la inversión.

 

En el otro extremo se ubican aquellas empresas con los índices más bajos, siendo la menor Transener (2,5), seguida por Macro (4,7) y TGN junto a Mirgor, con un P/E de 5,3 veces.

 

De acuerdo a estos indicadores, estas últimas serían las compañías en las que más rápido se recuperaría la inversión, pero esto implica según un avezado operador bursátil "el miedo de los inversores con respecto a estos papeles, pues buscan recuperar la inversión en el menor tiempo posible, lo cual también implica un elevado riesgo".

Finalmente, a modo de comparación, mientras que el S&P Merval tiene un P/E de 11, mientras que el del Bovespa trepa a 32 y el S&P 500 de Wall Street prácticamente cuadruplica el nivel de la bolsa porteña, lo cual señala las diferencias existentes entre ellos en cuanto a su visión sobre las perspectivas para el mediano y largo plazo.

Finalmente, cabe apuntar que las cotizaciones varían más por las expectativas que por la marcha real de la empresa, pese a que las ganancias aún no están materializadas. Es por eso que siempre debe tenerse presente que una rentabilidad elevada siempre va de la mano de un alto riesgo y que son directamente proporcionales.

Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído