El dólar libre empieza a subir: el "efecto elecciones" y los otros factores que hoy le dan impulso

El dólar libre empieza a subir: el "efecto elecciones" y los otros factores que hoy le dan impulso
La suba del dólar blue de los últimos días, más otras señales políticas y económicas, ponen en alerta a los ahorristas respecto al destino de sus pesos
Por Mariano Jaimovich
21.06.2021 13.00hs Finanzas

En los últimos días se despertó el dólar blue, por lo que muchos ahorristas se pusieron en "estado de alerta" para saber si esta señal indica que es un buen momento para dolarizarse, o no.

Es que, desde mediados de mayo al presente, el billete informal escaló alrededor de 10 pesos, para ubicarse en torno a los $164. Un nivel que, prácticamente, se equiparó con el resto de los instrumentos que existen en el mercado y que permiten el acceso a los dólares.

Es decir, se acercó al precio que tiene el contado con liquidación, que es la divisa libre que se puede adquirir en la plaza bursátil, por medio de la compraventa de bonos y acciones que cotizan tanto en pesos como en moneda estadounidense.

Y también casi se igualó con el valor que se vende el dólar "Solidario" ($166), que es el que resulta de sumarle al oficial minorista un recargo de impuestos (35% impuesto País más 30% de adelanto de Ganancias), y del que sólo se puede acceder a una cantidad límite de u$s200 mensuales en bancos y casas de cambio, y cumpliendo ciertos requisitos de ingresos.

"Se acercan las elecciones y, como es usual en Argentina, emergen las dudas de qué tan nervioso se puede poner el mercado cambiario y si es conveniente dolarizarse o no. Nos guste o no, Argentina es un país bimonetario, donde cada vez más las personas prefieren consumir en pesos y ahorrar en dólares", resume a iProfesional el economista Iván Cachanosky de la Fundación Libertad y Progreso.

En este sentido, afirma que el aspecto que determinará la elección de si conviene mantenerse en pesos o pasarse a dólares será, principalmente, si se está pensando en el corto o largo plazo.

Por lo pronto, los datos que maneja el mercado por lo que se está observando, es que el Gobierno está intentando mantener las principales variables de la economía, como son el dólar y la inflación, lo más estabilizadas posibles hasta las elecciones.

"En este marco, en el corto plazo se podría esperar que el Gobierno esté dispuesto a intervenir en el mercado cambiario, para evitar que la brecha entre el dólar oficial y los paralelos se incremente. Esto podría hacerlo usando reservas para contener al tipo de cambio oficial, o utilizando bonos para intervenir en los mercados paralelos legales", analiza Cachanosky.

Los ahorristas se plantean si en este momento de incremento de precio de los dólares libres es momento de comprar divisas o no.
Los ahorristas se plantean si en este momento de incremento de precio de los dólares libres es momento de comprar divisas.

Pocos dólares, ¿probable suba?

El problema para que haya una acción oficial, es que para implementar una estrategia de ese estilo se requiere un "poder de fuego", o caudal suficiente de dólares para salir a vender y tranquilizar al mercado, que el Banco Central no dispone.

Para colmo, las subas registradas en los últimos días en el mercado paralelo "comienzan a poner en duda" el escaso respaldo que tiene la autoridad monetaria para intervenir.

"Hoy, las reservas netas internacionales rondan los u$s7.400 millones. Sin embargo, aproximadamente la mitad están en oro, por lo que las reservas de rápida disponibilidad, en caso de una emergencia cambiaria, son de u$s3.700 millones, un número bastante bajo", detalla Cachanosky.

Otro aspecto que será clave es lo que realice el oficialismo con el Club de París y los u$s2.400 millones que deben abonarse de la última cuota que vence el 30 de julio con el período de gracia.

"Incluso, si el Gobierno decidiera no pagarle al Club de París para tener más poder de fuego en el mercado cambiario, no tiene una cifra que le calce cómodo. En concreto, si bien estará la firme intención de que los dólares no suban demasiado, no está garantizada la paz cambiaria hasta octubre", advierte Cachanosky a iProfesional.

Y completa que el largo plazo es "mucho más sencillo". Esto lo justifica en que el Gobierno puede llegar a "surfear la ola", y llegue hasta octubre con un mercado cambiario que no se "desmadre".

Aunque, aclara este economista, que "lo cierto es que el mercado cambiario no le queda mucho aire, y tarde o temprano la presión al alza estará y será con un Banco Central con pocas reservas".

Al mismo tiempo, se destaca un hecho no menor que atenta contra el ingreso genuino de divisas para las arcas del BCRA, que es que los meses de liquidación de los "agro-dólares" ya pasaron.

Por lo que la ayuda del agro irá perdiendo fuerza, por lo que la autoridad monetaria deberá apelar a sus herramientas para atender una demanda nerviosa.

Entonces, debido a la falta de recursos por parte del Banco Central, "no caben dudas de que las brechas tendrán un recorrido ascendente, aunque podría ser de magnitudes menores si el organismo monetario administra bien sus recursos", analiza Cachanosky.

Por lo pronto, en las últimas semanas se ha observado cómo los dólares paralelos legales se han despertado un poco, aunque muy lejos del pico alcanzado en octubre del año pasado.

Por otro lado, también será importante la evolución de la inflación, que viene teniendo un semestre duro con tasas muy elevadas. Si bien el dato oficial de mayo del 3,3% marcó una desaceleración respecto a los meses anteriores, se debe esperar a que se confirme esa tendencia.

"Si no se ve una señal clara de desaceleración de la inflación, la demanda por el dólar será más creciente, llevando a las personas que prioricen aún más refugiarse en una moneda dura", resume Cachanosky.

Existen alternativas que se pueden comprar en pesos pero siguen a activos dolarizados, como los Cedears. Por lo que son una forma de pasar los ahorros a moneda estadounidense
Existen alternativas que se pueden comprar en pesos pero siguen a activos dolarizados, como los Cedears.

¿Es momento de comprar dólares?

En síntesis, un Banco Central con menos dólares y un mayor nerviosismo del mercado, puede generar que en las próximas semanas, y con mayor cercanía a las elecciones, los dólares paralelos comiencen a subir de precio.

De hecho, hoy el blue se ubica en torno a los $164 y el contado con liquidación en $166, pero si se toma que en octubre del año pasado llegaron a tocar los $195, el sentido común indica que puede volver a alcanzar ese valor nuevamente.

Cabe recordar que comprar dólar contado con liquidación y MEP en la Bolsa de Comercio, es una manera legal y sin límites de hacerse de divisas.

Para aquellos que estén dispuestos a tener un poco más de riesgo, para Cachanosky siempre es una "buena alternativa" comprar Cedears (Certificados de Depósitos Argentino).

"Los Cedears son valores negociables que cotizan en la Bolsa de Buenos Aires y representan una proporción de una firma internacional. Esto quiere decir que una persona, con pesos argentinos, puede comprar empresas como Coca-Cola, Disney, Tesla, entre otras, y a la vez dolarizar su cartera", sugiere este economista.

Y finaliza: "Ya el hecho de invertir en pesos y ganar en dólares es una gran ventaja para un país como Argentina. Pero si además uno se informa bien antes de comprar una empresa, no sólo se resguarda contra la inflación, sino que genera una ganancia adicional".

Desde luego, siempre se debe tener en cuenta que las empresas que cotizan en Bolsa pueden tener bajas en las cotizaciones y son instrumentos que rinden mejor si el ahorrista está dispuesto a pensar en el largo plazo.

En resumidas cuentas, "no es una mala opción saber que uno puede dolarizar sus ahorros de maneras legales y pensando en el largo plazo", concluye Cachanosky a iProfesional.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ