Gordon Gekko, el inescrupuloso y genio de las finanzas del film Wall Street, existe: ¿quién es realmente?

Gordon Gekko, el inescrupuloso y genio de las finanzas del film Wall Street, existe: ¿quién es realmente?
El personaje de la famosa película dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Michael Douglas está inspirado en por lo menos dos personas reales
Por Ruben Ramallo
09.07.2021 13.01hs Finanzas

¿Quién es Gordon Gekko? Para quienes de alguna manera están relacionados con el mundo de las finanzas la respuesta es inmediata: es el personaje de ficción de las películas Wall Street y Wall Street 2: el dinero nunca duerme.

Ambas fueron dirigidas por Oliver Stone y protagonizadas por Michael Douglas y ocupan un lugar destacado en el catálogo de películas relacionadas con el negocio financiero.

Gordon Gekko en el cine, interpretado por Michael Douglas

Gordon Gekko es un personaje que representa la ambición desmedida, un ser inteligente, astuto, hábil en todo lo que a finanzas se refiere, pero también calculador, manipulador, inescrupuloso y dispuesto a todo con tal de obtener lo que desea, habiendo logrado construir un extraordinario imperio financiero con base en sus propias capacidades.

Su filosofía de vida queda resumida en una recopilación de las frases e ideas mencionadas en las películas que pueden ser de utilidad para el pequeño inversor:

• "Cuando trates de dinero, controla tus emociones"

• "La cosa más valiosa del mundo es la información ¿no te parece?"

• "Lo que importa es el dinero, el resto es conversación"

• "Lo malo del dinero es que te obliga a hacer cosas que no quieres"

¿Quién es el verdadero Gordon Gekko?

Sobre este punto las versiones difieren, pues para algunos está inspirado en Ivan Boesky, un prominente corredor de bolsas y financista, involucrado en un escándalo de evasión de impuestos y uso de información privilegiada durante los años 1980.

Boesky empezó como inspector de Hacienda en Detroit, pero en 1966 se mudó a Nueva York en 1966 para ingresar al mundo de las finanzas, en el que fue ascendiendo rápidamente, para crear un imperio basado en sus excepcionales capacidades para las el negocio

Su mayor "virtud" pasaba por la capacidad de prever los cambios de mano de empresas que le permitió convertirse en uno de los agentes de bolsa más ricos de Nueva York.

Sin embargo, en 1986, su imperio comenzó a derrumbarse cuando se descubrió que recibía información privilegiada proveniente del banco de inversión Drexel Burnham Lambert, que quebró en 1990 debido a su participación en actividades ilegales en el mercado de bonos basura.

Ivan Boesky

Boesky fue condenado por fraude, pero negoció con la Justicia que brindaría información a cambio de una sentencia de cárcel menor. Además tuvo que pagar una fianza de u$s100 millones como garantía por la liquidación de su Agencia de Cambio y Bolsa y se le prohibió el ejercicio de las finanzas para el resto de su vida.

Estuvo preso dos años y medio en una cárcel de California y fue liberado en 1990. Actualmente reside en California.

La otra fuente de inspiración para darle vida a Gordon Gekko fue Asher Edelman, quien se graduó de Bard College y en 1961 fue a trabajar para Halle and Stieglitz, donde se enfocó en el arbitraje de opciones y con solo 24 años se convirtió en el gerente más joven aprobado por la Bolsa de Valores de Nueva York.

En 1969 fundó Mack, Bushnell & Edelman en 1969, dedicándose a negocios de banca de inversión, administración de dinero y comercio de derivados .

Un punto que liga a Gekko con Edelman es su relación con el arte, ya que durante décadas ha sido un peso pesado en ese mundo, habiendo fundado la firma de financiación de arte Art Assured, entre otros emprendimientos.

Asher Edelman

Más recientemente, se convirtió en presidente de Artbnk,que se dedica a proporcionar valoración en tiempo real del arte comerciable.

Es un servicio que Edleman dice que tiene como objetivo resolver uno de los mayores problemas que enfrenta el mercado del arte hoy en día: la inconsistencia y la falta de transparencia en torno a la valoración del arte.

"Artbnk es una empresa que hace varias cosas. Lo que hace que es probablemente lo más importante es que puede ser predictivo sobre los precios", dijo Edleman.

"Utiliza inteligencia artificial para examinar miles de piezas de arte que han sido subastadas o publicitadas en términos de precios. Y es capaz, si le das una fotografía de una obra de arte [para determinar] la procedencia, el tamaño y el medio, es capaz de proyectar lo que debería ser el próximo precio".

Otro negocio en el que mezcla finanzas con arte es Artemus, una compañía que compra a sus propietarios obras de arte y luego las alquila por períodos prolongados.

Pero lejos de ser una actividad placentera, su relación con el arte para Edelman se ha convertido en una fuente inagotable de problemas.

Ya en 2007 prestó una obra del pintor Robert Ryman a una galería suiza para su exhibición en Art Basel Miami Beach, que fue devuelta dañada, por lo que Edelman sostuvo que perdió todo su valor.

La pintura estaba asegurada en u$s750.000 con la aseguradora de Edelman, XL Specialty Insurance y dio lugar a una dura batalla legal que concluyó en otro escándalo, cuando confiscó varias obras de la galería en esa misma feria pero en 2009.

Poco tiempo después Emigrant Savings Bank demandó a Edelman por más de u$s3 millones por la falta de pago de sus préstamos, que estaban garantizados con una escultura de Alberto Giacometti, que se vio obligado a vender para pagar la sentencia judicial. Pero luego demandó a Emigrant por fraude.

Más acá en el tiempo, en febrero de 2014, su empresa ArtAssure demandó a la compañía suiza Artmentum por incumplimiento de contrato y representaciones presuntamente fraudulentas.

A ArtAssure se le ofreció una colección de más de 100 pinturas de los siglos XIX y XX, supuestamente propiedad del Hiroshima Bank of Japan, a un precio de descuento de 350 millones de euros.

Todo debía hacerse a través de Artmentum pero después de varios meses de negociaciones, no pudo demostrar que tenía la autorización de venta, por lo que debió enfrentar un reclamo por u$s204 millones ante un tribunal de Nueva York, pero la demanda fue desestimada.

Finalmente, en abril de 2011, Edelman enfrentó una nueva demanda por incumplimiento del deber fiduciario, que también fue desestimada por un tecnicismo jurídico. Sin embargo, todo derivó en un nuevo juicio contra Edelman por u$S250,000 del que no hay indicios que haya sido pagado a pesar de la larga duración de este litigio.

Pasó el tiempo y todo indica que Edelman está de vuelta en el juego del negocio financiero. aunque esta vez dice que está jugando por un nuevo conjunto de reglas.

"Estoy consultando y asesorando a corporaciones pero con ciertas reglas", dijo Edleman en una entrevista en "The Final Round" de Yahoo Finance, para luego agregar: "Una regla que no solía tener era que no tiene que afectar sustancialmente la situación laboral de la empresa. Y tiene que ser bueno para todos los accionistas".

Temas relacionados