Plazo fijo UVA: analistas revelan si conviene invertir pesos en este instrumento antes de elecciones

Plazo fijo UVA: analistas revelan si conviene invertir pesos en este instrumento antes de elecciones
Antes de las elecciones, los plazos fijos que ajustan por inflación son un instrumento de cobertura ante el movimiento de los precios y el dólar. Detalles
Por Mariano Jaimovich
25.08.2021 07.00hs Finanzas

Con la incertidumbre económica y política que sobrevuela en el país, cada vez más inversores buscan alternativas para cubrir sus ahorros frente a la inflación y una eventual devaluación después de las elecciones de noviembre.

Así, para los economistas, las estrategias financieras que apunten a la conservación del capital están ganando más relevancia. Dentro de ellas se puede destacar el plazo fijo UVA, que es el que ajusta por el índice de precios CER y tiene una duración mínima de 90 días.

"El plazo fijo UVA ya es una opción muy conocida, debido a que el rendimiento es de la inflación más 1% de renta extra, lo cual protege el capital de inversor de la inflación", resume a iProfesional el economista Roberto Geretto, portfolio manager de Fundcorp.

A la vez, agrega que este instrumento es "adecuado" para un horizonte de corto plazo, debido a que existe la opción de "pre-cancelar" la colocación a los 30 días. Aunque la desventaja de ello es que, de gatillar esta opción de salida, no se recibiría el retorno de inflación más 1%, sino que se ganaría la tasa de pre-cancelación, que es de 30,5% anual, un porcentaje mucho más bajo de lo que abona un plazo fijo tradicional (37% anual).

En caso de permanecer durante el mínimo requerido de tres meses, para analizar si la tasa de interés ofrecida le gana a la inflación, este análisis "debe hacerse, mes a mes, en función de las expectativas", afirma Geretto.

Y detalla: "A modo de ejemplo, si se espera que para este mes la inflación sea del 3%, la tasa nominal anual (TNA) del plazo fijo tradicional (minorista) debería ser del 37,54% para empardar. Por tanto, se puede ver que siendo el ofrecido por muchos bancos en 37%, la mínima diferencia no parecería compensar el riesgo de no estar cubierto frente a la inflación".

Para cubrirse del golpe que genera la inflación al bolsillo, los plazos fijos UVA sonuna buena cobertura.
Para cubrirse del golpe que genera la inflación al bolsillo, los plazos fijos UVA son una buena cobertura del poder de compra.

En el caso de relacionar este rendimiento con los UVA, si bien el análisis debería hacerse a 90 días, dado que ese es el plazo mínimo de inversión de este plazo fijo para que pague CER + 1%, la lógica es similar.

"Si se analiza el largo plazo, expectativas para los próximos 12 meses en casi 50% de inflación, hacen que la comparación respecto a la tasa efectiva del plazo fijo tradicional (43,98%) sea muy despareja y ganaría el UVA por amplia diferencia. Adicionalmente, mientras más largo plazo se analice, mayores son los riesgos inflacionarios", subraya Geretto.

Cobertura cambiaria

Asimismo, se debe tener en cuenta que un plazo fijo ajustado por inflación también permite "una cobertura frente a un salto del tipo de cambio oficial, ya que la inflación que produciría el aumento del dólar sería capturada por esta alternativa de ahorro", asegura este economista.

Por ende, aún en el caso que se realice un desdoblamiento cambiario, si la inflación se rige por el tipo de cambio comercial, "es poco probable que lo dejen retrasar significativamente al dólar, dado que afectaría más al nivel de reservas", razona Geretto.

En consecuencia, sostiene que, en el mediano plazo, un plazo fijo ajustado por inflación "tampoco debería verse muy afectado" en caso que desdoblen el tipo de cambio o que salte la cotización del tipo de cambio único.

Los plazos fijos UVA cubren también del efecto que tiene la devaluación en los precios de la economía.
Los plazos fijos UVA cubren también del efecto que tiene la devaluación en el incremento de los precios de la economía.

Una inversión que tiene sus riesgos

De todos modos, más allá de la cobertura que brindan ate la variación de precios y del impacto de una devaluación en los mismos, los plazos fijos ajustados por inflación no están exentos de riesgos.

"El primero de ellos es de que se produzca una intervención del INDEC, donde se manipule el IPC, por lo que allí la inflación que pague el plazo fijo sería alterada", sostiene Geretto.

Igualmente, el hecho que exista la posibilidad de pre-cancelar la colocación y obtener una tasa fija, aunque sea inferior a la ofrecida por un plazo fijo tradicional, "atenúa este riesgo", considera.

Por otro lado, otro peligro que advierte este analista es que el Gobierno decida financiarse mediante el sistema bancario de manera "desproporcionada", ya que se produciría un descalce de plazos.

"Por ejemplo, esto sucedería si el Gobierno se financia emitiendo deuda a 2 años con los ahorros que tiene la gente en bancos, los cuales son mayormente dinero transaccional y a plazos fijos a 30 días", grafica Geretto.

Por último, este economista agrega que no debe olvidarse que el plazo fijo ajustado por inflación es por un plazo mínimo de 90 días, por lo que no es un instrumento con mucha liquidez. "Más allá que la opción de precancelar, aun no pagando CER+1%, le da algo de recupero del dinero para salir", finaliza.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído