El dólar oficial no acompaña el ritmo del blue y los financieros: expertos prevén más cepo importador

El dólar oficial no acompaña el ritmo del blue y los financieros: expertos prevén más cepo importador
De la mano de una mayor emisión, habrá más presión sobre el dólar y los precios. Sin nuevas fuentes de divisas, pronostican más trabas para importar
Por Mariano Jaimovich
28.09.2021 16.59hs Finanzas

Los pronósticos de inflación para todo este año se ubican en torno al 50%, un número que es muy elevado y que puede acrecentarse si el Gobierno acelera con fuerza la emisión y el gasto público, con el mero sentido de volcar pesos a la calle para intentar revertir en noviembre el golpe político sufrido en las PASO.

Algo que también pondrá en el centro del debate el precio del dólar, la presión que tendrá a la suba y los esfuerzos del Banco Central por intervenir e intentar controlar su cotización.

El dólar blue sube este martes y se consigue a $187 para la punta vendedora en las cuevas de la City porteña. De esta manera, trepa $0,50 respecto del lunes. Aunque luego bajó, el jueves 9 el dólar informal había marcado un nuevo precio máximo del año al tocar los $188, pero cerca del mediodía retrocedió. El anterior pico había sido de $185 a fines de julio, mientras que el récord histórico se registró el 23 de octubre de 2020, cuando el dólar extraoficial tocó los $195.

Para analizar este marco, iProfesional consultó de qué dependerá la suba de precios de todo este año al economista Roberto Geretto, que tiene experiencia en el sector financiero, y que además es portfolio manager de Fundcorp.

"La macroeconomía en un año electoral se mueve en base a dos ejes. El primero, es que se trata de un año ´oncemesino´ hasta las elecciones de noviembre, ya que después todo estará librado a ´suerte y verdad´ en base al resultado electoral y las negociaciones con el FMI", detalla el experto.

El segundo eje que destaca, es que el "manual político argentino" indica contener evolución del tipo de cambio oficial, para así también contener la inflación.

"El dólar alto da sensación de crisis, en cambio, si está contenido, parece que todo está bajo control. Por lo tanto, es importante preguntar sobre qué ejes se mueve la dinámica inflacionaria actual", reflexiona Geretto.

Respecto a la inflación, se sostiene por parte de algunos analistas que es un "mal inevitable", e incluso necesario.

"Se puede decir que la inflación es un mal tan inevitable como necesario. Es un mal porque licúa el salario, el poder de compra del dinero en la calle, pone un techo al nivel de actividad y arroja incertidumbre en toda proyección a futuro", enumera este economista a iProfesional.

También sostiene que es "inevitable" porque, dada la inercia inflacionaria, emisión monetaria, déficit fiscal, brecha cambiaria y distorsión de precios relativos, Argentina desde el 2018 presenta una macroeconomía con una inflación del 50% anual.

"Pero, además, lamentablemente es necesaria, porque una alta inflación apalanca los ingresos fiscales, como por ejemplo la recaudación del IVA. A su vez, licúa ciertos gastos del Estado y también hace que la ´bola de nieve´ de Pases y Leliqs no sea explosiva en término reales, debido a que ya están en aproximadamente 4 billones de pesos", analiza Geretto.

Al mismo tiempo, acota que la inflación hace que el endeudamiento del Tesoro de corto plazo también se licúe, al menos ocurre eso con la parte no indexada a CER.

Es decir, en el actual esquema macroeconómico, así como el cepo ajusta los dólares que faltan, la inflación ajusta los pesos que sobran.

La mayor emisión de pesos para volcarlo a la calle con fines electorales puede generar más presión al precio del dólar.
La mayor emisión de pesos para volcarlo a la calle con fines electorales puede generar más presión al precio del dólar.

¿Más cepo y controles al dólar?

A pesar de todo lo anterior, para este economista "difícilmente" se perfore el piso de un 2% mensual de inflación, donde, dado el mal arranque de año, la inflación interanual del 2021 estará casi en 49%.

"La primera amenaza para que se genere una desaceleración sustancial de la inflación son las elecciones. Para los próximos meses, se espera un mayor déficit fiscal por motivos estaciones, y porque se intentará ´poner plata´ en el bolsillo de la gente. Así, el déficit primario podría llegar al 3% a fin de año", calcula Geretto.

Relacionado a lo anterior, completa este experto que se tiene la política monetaria. Es decir, si bien se redujo respecto al año pasado, es de esperar una aceleración en la base monetaria de cara a noviembre.

"Esto viene ligado a la dominancia fiscal, donde se emite para financiar el déficit, o sea, la ´famosa maquinita´. A modo de ejemplo, sólo en los primeros días de agosto el Banco Central ya transfirió al Tesoro $160 mil millones, y en sólo un mes el financiamiento monetario alcanzó los $430 mil millones, implicando esto último casi un 15% de la base monetaria", grafica este economista.

Y agrega: "Más temprano que tarde, esta mayor emisión termina en mayor demanda de dólares, ya sea en la plaza oficial (MULC) o en mercados alternativos. Por tanto, se espera que a fin de año la base monetaria se ubicaría en casi un 50% interanual".

En tercer lugar, Geretto afirma que se tiene a la brecha cambiaria como amenaza.

"Las medidas tomadas por la CNV y Banco Central meses atrás apuntan a reducir aún más el volumen operado de divisas en el mercado de concurrencia, para que contener la brecha cueste menos reservas. Así, esta nueva vuelta de tuerca al cepo sigue desplazando más minoristas al blue y a los mayoristas a operar por mercado bilateral, aumentando la brecha de la brecha", resume este analista.

Entonces, si no ingresan dólares de forma genuina, es probable que sigan apareciendo nuevas normativas para restringir más el cepo, y por ende se limite más el acceso a importadores.

En este contexto, mientras más brecha se genere y menos sea el acceso que pueden tener los importadores al mercado oficial, se estima que será más probable a que haya una filtración de la brecha a precios. Y así se genere inflación cambiaria.

"Finalmente, las paritarias donde se otorgan aumentos en torno al 45% o más, junto con el mayor gasto público y, por tanto, monetización del déficit de cara a las elecciones, son otro foco que puede impulsar la inflación", concluye Geretto.

La inflación y el precio del dólar libre puede subir más si aumenta la cantidad de pesos en circulación.
La inflación y el precio del dólar libre puede subir más si aumenta la cantidad de pesos en circulación en la calle.

Ahora bien, la inflación es un tema central que preocupa a los argentinos y la mirada está puesta en lo que ocurrirá en los próximos meses.

Así, el futuro estará fuertemente condicionado por el resultado electoral de noviembre y también por las negociaciones con el FMI.

"No se espera un salto del tipo de cambio como ocurrió en enero 2014, de más de 20% mensual, pero sí una aceleración en el precio del dólar con algo más de ajustes tarifarios", pronostica Geretto.

Algo que, de ocurrir, daría mayor dinamismo a la inflación

Más allá de esto, después de todo, el mismo economista indica que las proyecciones son inciertas, debido a que hablar de largo plazo en Argentina puede llegar a ser referirse a un plazo de 3 meses. Sobre todo, en un año electoral.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ