iProfesional

¿Compras en cuotas con tarjeta?, nada mejor que conocer el lado B de cada operación

Muchas veces al momento de decidir una compra se ofrece el pago en cuotas con una determinada tasa de interés. Ventajas y desventajas del sistema
Por Ruben Ramallo
08/12/2021 - 12:20hs
¿Compras en cuotas con tarjeta?, nada mejor que conocer el lado B de cada operación

Pagar una compra en cuotas suele ser una práctica habitual, en particular en determinados momentos del año, como por ejemplo en las proximidades de las fiestas navideñas y más que nada si el monto de la misma es elevado, al tiempo que permite extender el pago en el tiempo.

Si bien para los plazos más cortos, que no exceden los tres meses, se ofrece la posibilidad de pagar sin intereses, cuando se habla de períodos más largos suele aplicarse un costo financiero sobre el monto total.

En muchos casos la cuenta es muy sencilla: se multiplica la tasa mensual por la cantidad de meses seleccionados. Ese porcentaje se carga al monto y finalmente se lo divide por el plazo, para obtener el monto de la cuota.

Dicho de otra manera, el procedimiento es el siguiente:

• Monto de la compra: $1.000

• Cantidad de cuotas: 6

• Tasa mensual: 3%

• Tasa acumulada: 18%

• Monto a financiar: $1.000 + 18%= $1.180

• Monto de la cuota: $196.67

Si bien esta práctica está ampliamente difundida en los comercios, está vedada para las entidades financieras, ya que el Banco Central, que a través de diferentes comunicaciones determina que los intereses que cobransolo pueden liquidarse sobre los saldos de capitales efectivamente prestados y por los tiempos en que hayan estado a disposición de los clientes.

 

Diferencias entre uno y otro sistema

Las principales características de las operaciones comerciales con tasa directa son:

• Cuota total: Constante. Resulta de dividir el total de intereses más el capital tomado en préstamo por el número de períodos en los que se prevé cancelar la operación.

• Intereses: Constantes, calculados sobre el capital inicial.

• Cuota de amortización de capital: periódica constante.

En tanto que en el caso de los préstamos bancarios, los aspectos centrales son los siguientes:

• Cuota total: Constante. Se calcula en función de la tasa de interés y el plazo.

• Intereses: Decrecientes, en función de los saldos de capital.

• Cuota de amortización: creciente.

Más allá de las diferencias que surgen de los puntos anteriores, lo más importante está dado por la tasa de interés. En efecto, si bien la tasa de interés directa puede parecer más baja que la que se aplica sobre saldos, en la medida que se extiende el plazo, su equivalencia trepa en forma exponencial.

 

A manera de ejemplo, una tasa de interés directa del 2% mensual, que anualizada es del 24%, se convierte en una sobre saldos del 36% anual para un plazo de 3 meses, del 41% para 6 y de más de 42% para 12 cuotas.

En tanto que si la tasa directa fuera del 3% mensual, ya se estaría hablando de tasas sobre saldos del 54% para 3 meses y de más del 60% para 6 y 12 cuotas.

 INFO CUADRO TASAS 

Es por ello que al momento de tomar la decisión de financiarse o no con el sistema directo, es conveniente tomar en consideración la conveniencia o no de hacerlo, pero no en función de la tasa directa sino con su equivalente, pues esta es la que rige para todos los préstamos personales.

En definitiva, de la comparación entre ambas surge la posibilidad de optar por una compra con financiación directa o mediante un préstamo personal.

¿Cuáles son las tasas de interés sobre saldos de los diferentes Ahora?

Las promociones para comprar a diferentes plazos implementadas por el Gobierno como Ahora 3, Ahora 6, etc. Muestran las tasas que se aplican directamente sobre el monto de la compra.

La pregunta que cabe formularse es: ¿cuál es la equivalencia de tasas frente a un préstamo que cuyo costo se calcula sobre saldos?

La respuesta se puede observar en el siguiente cuadro:

INFO Equivalencias de tasas Ahora12

Del mismo surge que la diferencia entre la tasa directa y la de sobre saldos se va extendiendo en la medida que se alargan los plazos, pues en el más corto va del 16% al 24%, es decir que es de 8 puntos porcentuales, mientras que para los 30 meses, la tasa directa se mantiene en el 16% pero la utilizada para los préstamos personales trepa al 28%, por lo que la brecha se amplía a 12 puntos porcentuales.

Temas relacionados