Vino tinto, tomate y queso sardo, las "inversiones" del último año: le ganaron por paliza al dólar

El índice de precios al consumidor subió en 2021 el 50,9%, pero hay productos que mostraron suban que duplicaron ese porcentaje, más allá de los controles
Por Ruben Ramallo
15/01/2022 - 07,43hs
Vino tinto, tomate y queso sardo, las "inversiones" del último año: le ganaron por paliza al dólar

El jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer el dato de la inflación de diciembre de 2021 y por ende del acumulado de todo el año pasado.

Para el último mes del año, la variación de los precios al consumidor fue del 3,8%, lo cual implica una baja de apenas el 0,2% frente al porcentaje registrado en igual mes de 2020.

Fue precisamente esta leve caída la que llevó al Presidente Alberto Fernández a afirmar que "Estamos ordenando las cuentas públicas sin que el pueblo sufra porque nos preocupa que el pueblo sufra con la inflación" para agregar que "Estamos trabajando para ello, ya que el índice de inflación de diciembre fue menor al de diciembre de 2020 y eso es un avance".

El índice de precios al consumidor subió en 2021 el 50,9%

Si bien esa comparación es válida, el dato más relevante es que en los últimos doce meses el IPC trepó al 50,9%, es decir muy por encima del 36,1% de 2020.

Más allá de que este porcentaje estuvo cerca de duplicar el 29% incluido en el Presupuesto 2020, apenas superó las estimaciones de analistas y consultores del sector privado, que ya en junio del año pasado la ubicaban en torno al 49%, según surge del REM, que publica habitualmente el Banco Central.

Si se desagrega este incremento del 50,9% por regiones, tanto la Patagonia como el Gran Buenos Aires se ubicaron por encima del promedio, con el 51,6% y 51,4%, respectivamente, mientras que en el Noreste los precios subieron un 49,6 por ciento.

 

En el caso particular del Gran Buenos Aires, un primer análisis arroja como resultado una notable dispersión entre los diferentes rubros que conforman el indicador.

En tal sentido, las mayores subas fueron las siguientes:

 

En tanto, que en sentido inverso, los rubros con menores subas, que en su mayoría son regulados o los denominados "flexibles", fueron:

 

Productos que le ganaron por paliza al dólar

Un detalle aún más profundo de lo sucedido en el transcurso del año pasado, permite determinar cuáles son los productos de la canasta familiar que según la publicación del INDEC presentan las mayores y menores variaciones porcentuales.

En cuanto a los incrementos más marcados, algunos llegaron a casi 120%, como el vino, casi triplicando el avance del dólar paralelo:

 

Por su parte, los diferentes cortes de carne vacuna muestran aumentos que en promedio rondan el 66%, liderados por la carne picada, con el 69%, en tanto que el asado subió un 67 por ciento. La paleta, por su parte, muestra una suba del 65%. El pollo, por el contrario, tuvo un incremento del 44%, es decir por debajo de la carne vacuna y del índice general

En cuanto a los productos que muestran precios por debajo de los registrados doce meses atrás, se destacan los siguientes:

Los que bajaron en 2021

 

Qué se espera para este año

Las estimaciones de las 37 consultoras y entidades financieras que participaron del relevamiento que realiza el Banco Central dan como resultado una inflación esperada del 54,8% para este año.

Lo llamativo del caso es que en la última actualización, el porcentaje se elevó en cerca de 3 puntos porcentuales respecto de las proyecciones previas. Para peor, no son pocos los que creen que podría incluso rozar el 60 por ciento.

Más allá de las declaraciones de los funcionarios, es evidente que la aceleración de precios, a pesar de todos los efectos nocivos que genera, termina siendo funcional para el Gobierno, al menos desde el punto de vista fiscal.

Con precios que no dejan de subir, aumenta la recaudación del IVA, lo que permite un aumento de la recaudación y bajar el rojo fiscal.

Te puede interesar
https://assets.iprofesional.com/cdn-cgi/image/w=150,f=webp/https://assets.iprofesional.com/assets/jpg/2021/12/529170.jpg

Explotó la máquina de imprimir billetes: avalancha de papeles de $1.000 le mete más presión al dólar

Por otra parte, cuando la inflación se acelera hay una licuación temporal de jubilaciones y sueldos del sector público, lo que también implica un ajuste "silencioso" del sector público.