Ola de críticas a Joseph Stiglitz por hablar del "milagro argentino" tras la pandemia

El economista ganador del Premio Nobel elogió la recuperación económica de la Argentina tras la pandemia y recibió una ola de críticas de sus pares
Por iProfesional
22/01/2022 - 14,20hs
Ola de críticas a Joseph Stiglitz por hablar del "milagro argentino" tras la pandemia

Joseph Stiglitz, reputado economista ganador del Premio Nobel, se enfrenta a una ola de críticas de sus pares después de que afirmó que Argentina está presenciando "un milagro económico".

Joseph Stiglitz elogió la recuperación económica de la Argentina tras la pandemia de coronavirus y destacó las políticas empleadas por Martín Guzmán. El premio nobel de Economía comparó la situación económica del país con la de EE.UU. y destacó que con menos recursos, "gracias a las políticas del gobierno actual para fortalecer la economía real, el país ha estado disfrutando de una recuperación notable". Al mismo tiempo, ratificó su postura a favor del reclamo argentino para eliminar las sobretasas que impone el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una columna publicada en Project Sindicate, el mentor del ministro de Economía argentino afirmó que EE.UU. pudo gastar un cuarto de su PBI para los gastos COVID mientras que otros países estuvieron en una situación más desigual: "Las economías en desarrollo y emergentes se han enfrentado a fuertes restricciones financieras y fiscales. Y debido al nacionalismo de las vacunas (acaparamiento por parte de los países ricos), han tenido que buscar cualquier dosis que puedan obtener", expresó el economista.

Luego le dedicó duras palabras al ex Presidente Mauricio Macri y a la situación financiera de la Argentina: "Argentina ya estaba en recesión cuando golpeó la pandemia, debido en gran medida a la mala gestión económica del expresidente Mauricio Macri. Todos habían visto esta película antes. Un gobierno de derecha favorable a las empresas se había ganado la confianza de los mercados financieros internacionales, que debidamente aportaron dinero".

Y agregó contundente: "Las políticas de la administración resultaron ser más ideológicas que pragmáticas, al servir a los ricos en lugar de a los ciudadanos comunes. Cuando esas políticas fracasaron inevitablemente, los argentinos eligieron un gobierno de centro izquierda que gastaría la mayor parte de su energía limpiando el desastre, en lugar de seguir su propia agenda. La decepción resultante sentaría las bases para la elección de otro gobierno de derecha. Lamentablemente, un patrón que se repite una y otra vez".

El premio Nobel Joseph Stiglitz es uno de los grandes defensores de la gestión del ministro Guzmán
El premio Nobel Joseph Stiglitz es uno de los grandes defensores de la gestión del ministro Guzmán

La respuesta al Premio Nobel

Economistas, incluido un colega de Columbia, criticaron duramente la columna de Stiglitz, diciendo que no había atinado en lo referente a la nación sudamericana. Si bien la actividad económica se está recuperando rápidamente, lo está haciendo desde una base deprimida. Y gran parte de ese repunte es simplemente el resultado de la reapertura de algunos sectores de la economía que habían cerrado cuando llegó la pandemia.

Stiglitz tampoco profundizó en otras partes de la economía real. La inflación supera el 50%, la pobreza y la informalidad se dispararon, las reservas de divisas están disminuyendo, el Gobierno impone estrictos controles monetarios y no tiene acceso a mercados internacionales de deuda.

"Desde nuestro punto de vista, el país se dirige hacia otro desastre económico", escribió Willem Buiter, economista y profesor visitante en Columbia, junto con Anne Sibert de Birkbeck, Universidad de Londres, en un ensayo que apuntaba a desacreditar la columna de Stiglitz. "Su recuperación apenas ha sido lo suficientemente fuerte como para compensar otras deficiencias".

Qué dijeron los analistas locales

Federico Sturzenegger fue uno de los que le retrucó sus dichos en un extenso hilo de Twitter publicado en inglés. El economista no se muestra tan seguro como Stiglitz sobre los resultados de la política económica argentina, por lo que el antiguo titular del BCRA utilizó las redes para responderle al estadounidese. Allí, remarcó que sus dichos se leyeron con "desconcierto" en el país y lo desafió: "Mi sensación es que en Argentina no te has atrevido a hacer las preguntas incómodas".

En principio, Sturzenegger se refirió a la gestión de la pandemia en la Argentina, un punto que Stiglitz también tocó en su columna original. En esta línea, el ex funcionario macrista le pidió al Nóbel de Economía que se pregunte por qué "el Gobierno rechazó 12 millones de vacunas de Pfizer en 2020".

s
El antiguo titular del BCRA utilizó las redes para responderle al economista estadounidese

"Una oscura decisión que condenó a entre 20 o 30 mil argentinos a una muerte prematura. Si obtienes una respuesta avísanos, a los argentinos aún se les debe una", disparó Sturzenegger.

Luego, aseguró que resulta "sesgado" hablar de recuperación económica porque, según WEO, Argentina tendrá uno de los peores rendimientos económicos a nivel mundial entre el 2021 y el 2024: "Con cosechas extraordinarias, un desempeño tan pésimo es realmente un milagro", criticó el economista argentino.

"Hablas de innovación (tal vez era una broma). Los elevados impuestos a la riqueza han producido un éxodo de capital físico, empresarial y humano que Argentina solo había visto durante las dictadura", continuó Sturzenegger en su exposición en Twitter, asegurando que el Gobierno actual "ha destruido la innovación en fintech, software, transporte, etc.".

Continuando con su punteo, el economista argentino le recriminó al estadounidense su fijación en las políticas tomadas por la gestión de Mauricio Macri y remarcó que, en realidad, "el déficit primario que heredó (Alberto) Fernández fue de apenas un 0,4% del PIB, y este año, a pesar de la recuperación 'milagrosa', será de un 3,3% del PIB".

"Deberías preguntarte qué están haciendo con este dinero", increpó Sturzenegger a Stiglitz, ejemplificando con el Programa Previaje, una medida muy criticada por el expresidente del Banco Central: "Te enterarías, por ejemplo, que están pagando la mitad de los gastos de vacaciones de los argentinos ricos. Cuando se paga eso con el impuesto inflacionario, le están dando a los ricos y quitándole a los pobres", indicó el antiguo funcionario de Mauricio Macri.

"No veo nada a favor de los pobres en financiar el gasto público con el impuesto inflacionario", condenó Sturzengger, pidiéndole a Stiglitz que verifique los números de impresión de dinero de diciembre del 2021, los cuales asegura que "le darán escalofríos" al Nóbel.

"No es de extrañar que la pobreza ahora sea del 40,6 % (la de Macri en 2017 era del 25,7 %)", contrastó el argentino.

Además, el antiguo titular del Banco Central también se refirió a la política de comercio exterior nacional e hizo hincapié en las exportaciones, cuestionando: "Usted elogia el aumento de las exportaciones como si fuera bueno, pero entonces, ¿por qué el Gobierno grava a los exportadores con el 50% de su flujo de caja y subsidia a los importadores en la misma cantidad?".

En esta línea, Sturzenegger le pidió a Stiglitz que se pregunte por qué en Argentina "prohíben exportar algunos productos, por ejemplo, carne; reducen la oferta, aumentan los precios y permiten que nuestros mercados se pierdan -quizás de forma permanente- ante la competencia más inteligente de los países vecinos".

Por su parte, Juan Carlos de Pablo dijo que Joseph Stiglitz es "un caradura" por haber elogiado a Martín Guzmán. El premio Nobel de Economía 2001 señaló hace pocos días que "la recuperación argentina es sorprendente". Incluso habló de "milagro económico" y cuestionó el plan de ajuste del FMI en plena negociación con el gobierno del presidente Alberto Fernández por un nuevo acuerdo.

Según el economista Juan Carlos De Pablo: "Los únicos que le damos pelota al señor Stiglitz somos los argentinos. Yo no me peleo con casi nadie, nunca hago una discusión personal por razones que tienen que ver con una diferencia de opinión, pero en este caso sí. ¡Es un caradura!".

Temas relacionados