iProfesional

Impuesto PAIS: ¿qué es, cuándo se devuelve y quién está exento?

El impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (impuesto PAIS) causó mucha polémica en su salida, pero hoy ya todos lo conocen
Por Gonzalo Andrés Castillo
20/02/2022 - 07,20hs
Impuesto PAIS: ¿qué es, cuándo se devuelve y quién está exento?

En el 2019, el Gobierno de Alberto Fernández creó el Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (Impuesto PAIS). Este grava las operaciones de compra de moneda extranjera para atesoramiento con un 30% de excedente, un 9% en los gastos de tarjeta de crédito o débito, etc.

Qué es el Impuesto PAIS

El Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria, conocido popularmente como impuesto PAIS, es un impuesto de emergencia creado en el 2019 por el Gobierno de Alberto Fernández que grava ciertas operaciones en moneda extranjera.

Este impuesto fue desarrollado debido a la falta de dólares que comenzó a golpear a la Argentina desde la llegada al poder del Gobierno actual. Este impuesto buscaba desincentivar la compra y gastos en moneda extranjera por un plazo de cinco períodos fiscales.

Lo producido por este impuesto se distribuye de dos formas:

  • En primer lugar, un 70% se destina a financiar programas a cargo de Anses y PAMI.
  • Por otra parte, el 30% restante se utiliza para financiar obras de vivienda social, del fideicomiso Fondo de Integración Sociourbana (FIS), prestaciones del PAMI, obras de infraestructura económica y fomento del turismo nacional.
El dólar solidario es el que cuenta con el Impuesto PAIS
El dólar solidario es el que cuenta con el Impuesto PAIS

Quiénes pagan el impuesto PAIS

El monto que se abona es del 30% sobre el importe total de la operación.

Las operaciones alcanzadas son las siguientes:

  • Compra de moneda extranjera para ahorro, incluidos los cheques al viajero. No se paga el impuesto en el caso de pago de deudas y obligaciones.
  • Compras con tarjetas de crédito y débito, estas últimas cuando la cuenta de la cual se debiten los fondos sea en pesos argentinos.
  • Pagos de bienes o servicios en el exterior con tarjetas de crédito, o débito en el caso de pesos, y extracciones de moneda extranjera cuando sean de una cuenta en pesos.
  • Pago de servicios de transporte al exterior, excepto los que son a países limítrofes.

Sin embargo, el impuesto PAIS conlleva una serie de excepciones:

  • Los gastos referidos a prestaciones de salud y/o medicamentos.
  • Los gastos asociados a proyectos de investigación, siempre que sean efectuados por investigadores que se desempeñen en el ámbito del estado nacional, provincial, municipal o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Compras en el exterior de materiales de equipamiento y demás bienes destinados a la lucha contra el fuego y la protección civil de la población por parte de las entidades reconocidas en la Ley del bombero voluntario, fuerzas de seguridad y entidades sin fines de lucro.
  • Compras de pasajes para viajes a países limítrofes, siempre que sea por vía terrestre.
  • Compra de servicios de transporte de pasajeros con destino a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.
  • Compra de moneda extranjera, por personas humanas, que residan en el país con dinero proveniente de un crédito hipotecario, ya sea proveniente del Programa Procrear o de instituciones financieras locales, con destino a la vivienda única, familiar y de ocupación permanente. El monto excluido es del máximo número proveniente del préstamo o u$s100.000, el que resulte menor.

Cuándo se devuelve el impuesto PAIS

En cuanto a la solicitud de la devolución del impuesto PAIS, solamente se puede reclamar si hubo un error al momento del cobro del impuesto. Por ejemplo, si la operación realizada estaba dentro de las excepciones.

Mucha gente suele confundir el Impuesto PAIS con la percepción del impuesto a las ganancias del 35%, la cual sí es devuelta luego de solicitar la devolución.

El Impuesto PAIS fue creado por el Gobierno de Alberto Fernández
El Impuesto PAIS fue creado por el Gobierno de Alberto Fernández

Qué es el dólar solidario

El dólar solidario fue un tipo de cambio llamado así porque incluía el valor del dólar oficial más el 30% del impuesto PAIS. Como ya mencionamos, la intención inicial de este tipo de cambio era desalentar la compra de divisas e intentar que las personas ahorrasen en moneda local.

Si bien la mayoría de los argentinos con capacidad de ahorro no dejó de preferir el dólar estadounidense por sobre el peso argentino, sí es verdad que había logrado su objetivo de disminuir la demanda de esta divisa.

Incluso, durante un tiempo, su precio se ubicó por encima del dólar informal o dólar blue, demostrando que la demanda por el dólar había bajado, ya que no es lógico que un tipo de cambio libre, sin control ni restricciones, esté más barato que un tipo de cambio con muchas regulaciones.

Qué es el dólar ahorro

El dólar ahorro es la divisa a la que se accede de manera oficial a través de bancos o entidades financieras.

El valor se compone del precio del dólar oficial sumado a un 30% del Impuesto PAIS o impuesto solidario. También se le debe sumar un 35% de la percepción de Impuesto a las Ganancias que más adelante se puede reclamar.

El Impuesto PAIS no se devuelve, lo que se devuelve es la percepción de Ganancias
El Impuesto PAIS no se devuelve, lo que se devuelve es la percepción de Ganancias

¿Cómo pedir la devolución de la percepción del 35% del dólar solidario?

A las personas que pagan Impuesto a las Ganancias y/o pagan el Impuesto a los Bienes Personales se les descontará de dicho monto.

En cambio, quienes no pagan estos impuestos pueden solicitar su devolución al fisco por todos los meses que tuvieron que abonar ese 35% adicional.

Esto no incluye únicamente la compra de moneda extranjera propiamente dicha, sino también a todas las operaciones realizadas en dólares donde se aplicó este adicional, como los gastos de las tarjetas de crédito en suscripciones como Netflix, Spotify o YouTube Premium; la adquisición de pasajes de avión, los servicios de agencias de turismo, las reservaciones hoteleras en el extranjero, etc.

Para acceder a la devolución, hay que cumplir una serie de requisitos:

  • No estar inscripto en el Impuesto a las Ganancias ni al Impuesto a los Bienes Personales.
  • Trabajar en relación de dependencia.
  • No ser pasible de sufrir retenciones de Impuesto a las Ganancias por parte del empleador como agente de retención.
  • Poseer CUIT y Clave Fiscal nivel 2.
  • Tener constituido el Domicilio Fiscal Electrónico.
  • Poseer una caja de ahorro o cuenta corriente en una entidad financiera en la cual la AFIP acreditará los fondos.

Si se cumplen todos los requisitos previamente mencionados, el fisco procederá a la devolución de esta percepción, generándole al ahorrista un tipo de cambio muy por debajo de los $150.

Por su parte, la AFIP hará una tarea de fiscalización para corroborar si corresponde proceder con la devolución del impuesto y si los gastos de dinero se corresponden con los ingresos declarados del contribuyente.

Si bien es una buena opción solicitar la devolución del 35%, si el fisco durante la investigación descubre inconsistencias con lo declarado, no solo no procederá a devolver el 35% mencionado, sino que también intimará al contribuyente a registrarse ya sea en Ganancias o Bienes Personales, y, en muchos casos, aplicará una multa.

Sin embargo, si todo sale bien, en poco tiempo debería verse reflejada la devolución, aunque en términos reales, producto de la inflación, la cantidad no cuente con el mismo poder adquisitivo.

Actualmente, el dólar ahorro o dólar solidario es el más barato del mercado
Actualmente, el dólar ahorro o dólar solidario es el más barato del mercado

Limitaciones al comprar dólar solidario

El límite de compra de moneda extranjera es de u$s200 por mes calendario. Esto quiere decir que cualquier moneda extrajera que se compre, como el real, el euro, la libra, etc. se podrá adquirir con un límite máximo de u$s200.

Por ejemplo, en el caso del euro, solamente se podrán comprar unos 176, aproximadamente. Si bien se pueden adquirir distintas divisas, la suma de todas ellas en un mes calendario no podrá exceder los u$s200.

Gastos realizados con tarjetas de crédito

Los gastos con tarjeta de crédito en dólares y los realizados con tarjeta de débito, siempre que estos últimos no se hayan hechos con fondos en dólares previamente adquiridos, reducirán el monto mensual que se puede comprar.

Un caso típico podría ser el de una persona que gasta u$s30 en la Sony Store, la plataforma de Sony, para comprar videojuegos para las consolas PlayStation. Este individuo únicamente podrá comprar u$s170 y, en el caso de que supere el monto límite, se computará al mes siguiente.

Gastos realizados con tarjetas de débito

Los gastos realizados con la tarjeta de débito, siempre que se debite de la caja de ahorro o cuenta corriente en dólares, no tiene límites. En el caso de que el cargo se debite de una caja de ahorro en pesos, ocurre lo mismo que en el caso de la tarjeta de crédito.

Hay que recordar que, si nuestros gastos exceden los u$s200, se descuentan del "cupo" del próximo mes. Por ejemplo, si gastamos con la tarjeta unos 340 dólares, el mes siguiente podremos comprar cómo máximo 160 dólares.

Solo muy pocas personas pueden evitar pagar el impuesto PAIS
Solo muy pocas personas pueden evitar pagar el impuesto PAIS

Caja de ahorro en dólares

Para poder adquirir dólar ahorro se deberá contar con una caja de ahorro en dólares en alguna entidad financiera habilitada.

Las opciones son infinitas, en muchos casos cobran un mantenimiento mensual, en otros el servicio está bonificado con algunos de los paquetes que ofrece el banco como también existen bancos que bonifican este servicio por cobrar el sueldo en su entidad.

En caso de optar por un banco digital, hay que considerar que no se cuenta con una sucursal física, por lo que la única forma de retirar los dólares será transfiriéndolos a un banco convencional, pero se pueden mantener en la cuenta, transferirlo o hacer compras sin ningún inconveniente.

En el caso de la financiera Rebanking (que se maneja prácticamente igual que los bancos digitales) se puede retirar abonando una comisión por dólar que se extraiga, pero no cuentan con muchas sucursales.

Ingresos comprobables

Como mencionamos previamente, el 2020 fue el año de los coleros digitales, personas que no tenían capacidad de ahorro, pero que utilizaban fondos de terceros para comprar dólares a cambio de una comisión.

Debilitado y con una creciente sangría en sus reservas, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) tuvo que tomar medidas urgentes, dictando que hay que tener ingresos comprobables en blanco para comprar dólar solidario.

Para operar, el banco solicitará al cliente que compruebe que tiene capacidad real de compra, por ejemplo, solicitando un recibo de sueldo. El monto mínimo suele rondar los 60 mil pesos para poder comprar dólares.

En cuanto a la comprobación de los ingresos basta con presentar el recibo de sueldo, cuota del monotributo en caso de ser monotributista, la facturación de los últimos 6 o 12 meses para responsables inscriptos, certificado de ingresos emitidos por un contador público, recibo de alquileres en caso que se tenga ingresos por la locación de estos, etc.

El dólar solidario parte de sumarle al dólar oficial los impuestos y percepciones correspondientes
El dólar solidario parte de sumarle al dólar oficial los impuestos y percepciones correspondientes

Refinanciamientos y créditos

Por otra parte, tampoco podrán comprar dólar solidario quienes refinanciaron sus tarjetas de crédito, quienes se hayan beneficiado del congelamiento de cuotas de créditos como los créditos hipotecarios UVA y las personas que hayan conseguido un crédito a tasa cero.

A su vez, las empresas que hayan accedido a una tasa de crédito subsidiada para empresas y los beneficiarios del programa Financiación MiPyme tampoco estarán habilitadas para comprar dólar solidario.

Subsidios

Si recibiste un subsidio del Gobierno, ya sea de forma directa o indirecta, se te prohibirá comprar dólar solidario. Esto incluye a la gente que en su momento recibió el Ingreso Federal de Emergencia (IFE), beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), programas como Potenciar Trabajo, etc.

También se incluye a aquellos que se beneficiaron de manera indirecta como las personas que cobraron parte de su salario mediante el programa estatal de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Cotitulares

En el caso de contar con un cotitular, este no debe estar inhabilitado por alguna de las cuestiones anteriores para poder comprar dólar solidario ni haber comprado los u$s200 permitidos mensualmente.

Mercados financieros

Y por si todo esto fuera poco, tampoco podrán comprar dólar solidario quienes hayan vendido activos con liquidación en dólares en los últimos 90 días.

Temas relacionados