iProfesional

La dolarización, bajo la lupa: ¿cuántos dólares hacen falta para que Argentina pueda concretar este plan?

La dolarización como salida de la crisis inflacionaria es mencionada por algunos economistas. Qué pasó en Ecuador y cuántas divisas se necesitan
Por Mariano Jaimovich
12/04/2022 - 06:35hs
La dolarización, bajo la lupa: ¿cuántos dólares hacen falta para que Argentina pueda concretar este plan?

La polémica sigue entre los analistas con respecto a las propuestas de algunos de ellos de dolarizar la economía, como es el caso de Javier Milei, para poder terminar con la elevada inflación y la pérdida del poder de compra del peso. Mientras que otros expertos se oponen y resaltan los peligros de tomar al dólar como moneda de referencia, debido a que sería utilizar un signo emitido en otro país.

En el ínterin de esta discusión que pone sobre la mesa distintos aspectos, se plantea cuál es la viabilidad de "borrar" al peso, en un contexto en el que la inflación no sólo es inmensa en Argentina, sino que también en Estados Unidos y en otras partes del mundo se ubica en niveles muy elevados.

También se pone en alerta la cantidad de dólares que haría falta para implementar este plan monetario, y se coloca al modelo de Ecuador como referencia.

"Hay muchísimo desconocimiento respecto al proceso de dolarizar una economía. A pesar de que ya a fines de los ´90 se hablaba de dolarizar la Argentina, no existía la experiencia de una economía latina que haya dado ese salto al vacío. Y existía mucha reticencia y, sobre todo, faltaba documentación respaldatoria", dice a iProfesional Alfredo Romano, magister en finanzas y políticas públicas por la Universidad de Columbia, y autor del libro "Dolarizar, un camino hacia la estabilidad económica".

A su entender, se generó más información sobre este tema después que Ecuador dolarizó su economía en el 2000, tras una gran crisis financiera, "con elevadísima inflación, sin anclas monetarias e inmersos en un desastre social político y económico. Algo similar a lo que se acerca la Argentina todos los días", enfatiza.

En este sentido, para este experto, realizar una dolarización de Argentina tendría algunos aspectos similares a los de Ecuador, con la salvedad que nuestro país casi que no cuenta con reservas liquidas en la actualidad en el Banco Central.

Para implementar la dolarización, según los economistas, es de unos u$s18.000 millones.
Para implementar la dolarización, según los economistas, hacen falta unos u$s18.000 millones para canjear la base monetaria.

Dolarizar la base monetaria, ¿es posible?

Por ende, el escenario base para llevar adelante esta medida económica sería la de considerar solamente la base monetaria. "Es decir, 100% del dinero primario circulante, el 100% de los depósitos del sistema bancario en el Banco Central y debería definirse si considerar el 60% o 100% de los depósitos del Gobierno en el BCRA (por ejemplo, Ecuador tomo el 60%)", detalla Romano.

De acuerdo a los cálculos que realiza, a la fecha, la Argentina tiene una base monetaria que ronda los $3,7 billones. Entonces, si se toma el único tipo de cambio de equilibrio y referencia de la economía Argentina, es decir, el contado con liquidación o el dólar MEP, la Argentina necesita alrededor de u$s18 mil millones para arrancar la dolarización de su economía.

"Considero que la Argentina no está en condiciones para llevar adelante este plan tan ambicioso porque no tiene los dólares, y tampoco tiene la confianza, pero será una realidad a partir del 2023", resume Romano a iProfesional.

Sin embargo, considera como importante remarcar que la Argentina, en el frente comercial, generó en 2021 excedentes de dólares por u$s14.640 millones, mientras que en 2022 la liquidación viene siendo "más elevada" y puede superar a la del año pasado.

Es decir, este analista considera que la Argentina tiene "todas las herramientas" para acumular únicamente ese 3% de su PBI para dolarizar su economía, que, según los datos que brinda, este producto bruto interno del país fue de u$s582.057 millones a fines 2021.

El Gobierno no logra generar ingresos sostenibles de divisas y el peso pierde cada vez más valor, por eso economistas piden una dolarización.
El Gobierno no logra generar ingresos sostenibles de divisas y el peso pierde cada vez más valor, por eso economistas piden una dolarización.

Impacto que tiene una dolarización

Respecto al impacto que tendría una dolarización de la economía, para Romano se generaría un "alivio" de la situación a partir del segundo año de implementarla.

A su entender, ayudaría a bajar la inflación, que es uno de los factores que contribuye a que los índices de pobreza sean tan elevados, debido a que los alimentos suben a un ritmo mensual que va entre el 6% al 8%. Y la tendencia sigue al alza.

"El día que se ponga en marcha este plan económico tan disruptivo, será el día en que se termine esa angustia de tener un escenario de suba sistemática de precios sin un horizonte temporal que asegure que ese estadio cesará. La dolarización va a erradicar definitivamente la inflación en nuestro país, llevándola a niveles bajos durante décadas", opina Romano.

¿Dolarización con inflación mundial alta?

Ahora bien, otra de las cuestiones que generan incertidumbre respecto a si conviene, o no, dolarizar, se vincula al actual momento internacional, donde la inflación llega a ser de un nivel récord de 8% anual en Estados Unidos.

"Creo que es un escenario ideal para la Argentina dolarizarse en los próximos dos años, debido a que esta inflación del orden del 8% será más prolongada en el tiempo en los Estados Unidos. Es real que la suba de tasas de interés debería fortalecer al dólar y, por ende, afectar el valor de las commodities", indica Romano a iProfesional. Y completa: "Creo que entramos en un nuevo ciclo de política monetaria internacional, donde la inflación dejará de estar en niveles muy bajos o hasta negativos, para comenzar un nuevo ciclo de mayor incremento de precios".

La inflación no sólo es alta en Argentina, sino que a nivel mundial está impactando.
La inflación no sólo es alta en Argentina, sino que a nivel mundial está impactando el alto nivel de suba de los precios y el dólar pierde fuerza.

Entonces, como la inflación deteriora el poder de compra de la divisa, la consecuencia, según este experto, es que se comenzará a observar un dólar "no tan fortalecido" en la próxima década, por lo que "simplificará" el camino a la dolarización. Además, sostiene que se fortalecerá la posibilidad de tener commodities con valores altos durante "varios años más".

"Por otro lado, se presenta una nueva oportunidad ya que la inflación más elevada en Estados Unidos va a generar incentivos para invertir los capitales que se tienen en el colchón, debido a que se desvalorizan con una inflación más elevada, ya que ronda el 6% a 7% anual. Estas divisas de los ahorristas se ubican en torno a los u$s400 mil millones", argumenta Romano.

La experiencia de Ecuador con la dolarización

En cuanto a la experiencia dolarizadora en la región, las miradas apuntan a Ecuador, debido a que implementó esta opción hace 22 años. "Dicho país estuvo gobernado por el populista como Correa durante 10 años, prácticamente la mitad de vida de este nuevo régimen monetario. Así y todo, el salario real en dólares creció un 70% para el sector más vulnerable del Ecuador en los últimos 20 años, que representa al 20% más humilde de la población total. En tanto, en la Argentina, creció solamente un magro 9% para los sectores más desfavorecidos", sostiene Romano.

Otro dato que cita es que, en 1980, la economía de Ecuador era de u$s17.882 mil millones, mientras que en 2000 ‒previo a la dolarización‒, el producto bruto era de u$s18.323 mil millones. Es decir, durante 20 años la economía ecuatoriana prácticamente no creció.

Ecuador dolarizó la economía hace 22 años atrás, algunos resultados fueron positivos, pero no efectuó reformas clave para continuar ese cambio.
Ecuador dolarizó la economía hace 22 años atrás, algunos resultados fueron positivos, pero no efectuó reformas clave para continuar ese cambio.

"A partir de 2001, cuando logró la estabilidad macroeconómica con la dolarización, Ecuador comenzó a crecer, teniendo sólo un período de recesión económica en 2016, con una caída de 1,2%. Esto sin contabilizar la caída global de la pandemia. Así, luego de 20 años, el producto bruto de Ecuador fue de u$s107.436 mil millones en 2019. Es decir, quintuplicó su desarrollo económico en los siguientes 20 años", sustenta el autor del libro "Dolarizar, un camino hacia la estabilidad económica".

A ello agrega que, si se analizan los últimos 20 años de Ecuador en materia inflacionaria, "se observa un escenario de estabilidad, donde la tasa de inflación ha convergido a la de Estados Unidos. Y a finales de 2021 se ubicó en 1,91%".

Dolarización y pérdida de empleos

Otro de los mayores temores que se asocian con la dolarización se vincula a la pérdida de empleos en el largo plazo, causado por la incapacidad monetaria de la economía para ofrecer herramientas que apuntalen el crecimiento económico.

Por caso, Romano menciona que, entre 1999 y 2000, la tasa de desempleo de Ecuador se ubicó en un nivel mayor al 13% de la población activa, mientras que en 2019 fue de 4,1%.

"Por lo tanto, se redujo dramáticamente el desempleo poblacional. Es decir, además de contar con un crecimiento sostenido de la economía, acompañada de una suba del salario real e inflación muy baja, el desempleo también ha logrado evolucionar favorablemente con la dolarización", sostiene este analista.

Y aclara: "Así y todo, frente a algunos resultados excepcionales en materia económica, Ecuador no ha sabido avanzar en las reformas necesarias que exige un régimen de dolarización. Es decir, durante la pandemia avanzó en una reforma laboral, lógicamente apremiado por un shock internacional extraordinario. Sin embargo, tiene que seguir avanzando en reformas que estimulen la inversión y el desarrollo económico".

Por lo tanto, uno de los grandes problemas para dolarizar la economía de un país es que se requieren reformas políticas y económicas complejas y amplias, que son muy difíciles de implementar. Por ejemplo, Romano menciona que 10 de los 22 años gobernó el populismo en Ecuador, "generó un deterioro fiscal muy marcado y llevó a dicho país a más de 14 años consecutivos de déficit fiscal continuados hasta la fecha".

Igual remarca que la dolarización le puso "un freno" al populismo en Ecuador, limitándole el accionar desde el punto de vista monetario y fiscal. "Por ende, la dolarización combate y contribuye a eliminar los populismos", concluye Romano a iProfesional.