Expectativa en el mercado: ¿subirá el BCRA la tasa del plazo fijo por sexta vez en el año?

La duda sobre un nuevo incremento de la tasa del plazo fijo por parte del Banco Central se renueva ante la expectativa de un dato de inflación aún alto
Por Pilar Wolffelt
07/06/2022 - 07,00hs
Expectativa en el mercado: ¿subirá el BCRA la tasa del plazo fijo por sexta vez en el año?

En lo que va del año, el Banco Central (BCRA) implementó ya cinco subas del rendimiento del plazo fijo tradicional, que llegó a ser del 48% anual con una tasa efectiva anual (TEA) del 60,1%, y, ahora, la duda del mercado es si llegará un nuevo ajuste en este mes de junio.

Hasta ahora, todos los incrementos se realizaron tras conocerse el dato oficial mensual de inflación. El índice de marzo fue muy elevado, del 6,7%, y motivó en abril una corrección al alza de la tasa de 250 puntos básicos, de modo que el plazo fijo tradicional a 30 días pasó a rendir un 46% anual con una tasa efectiva anual (TEA) del 58%.

En abril, los precios también presionaron al alza y, aunque el nivel de inflación fue algo menor al del mes previo, fue alto y se ubicó en el 6%. Apenas se conoció ese dato, el BCRA elevó 200 puntos (2 puntos porcentuales) la tasa en mayo a 48%, con una TEA de 60,1%. Y, ahora, la expectativa está puesta en saber si llegará un nuevo aumento en junio luego de que se difundiera la cifra de inflación de mayo (que el INDEC hará pública en la tarde del próximo martes 14). 

Por el momento, la expectativa inflacionaria no está tan clara: algunos la ubican nuevamente en torno al 6% o más, mientras otros apuntan a un nivel más cercano al 5,5%. Si bien se podría estar iniciando un camino de descenso, el dato sigue siendo alto y todo parece indicar que, indefectiblemente, se dará el alza de tasas en junio.

El presidente del BCRA mantiene la suba de tasas en un camino prudente.
El presidente del BCRA mantiene la suba de tasas en un camino prudente.

Plazo fijo: el BCRA maneja un delicado equilibrio

Según la visión que da el economista jefe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), Nicolás Zeolla, a iProfesional, "la política de tasas del BCRA está siendo correcta en un escenario marcado por la aceleración inflacionaria. A la vez, es prudente porque busca que la tasas pasivas, las de los créditos, no se atrasen demasiado frente al dato de suba de precios esperada".

Explica al respecto que el organismo que dirige Miguel Pesce intenta con esta estrategia reducir el costo fiscal para no incrementar la necesidad de financiamiento del Tesoro y, a la vez, no presionar demasiado a las empresas.

Entonces, es esta prudencia que marca Zeolla la que siembra parte de la duda que hoy existe en el mercado sobre la suba de tasas para junio. Sería la sexta en el año, pero los expertos explican que el BCRA no está obligado a incrementar su tasa de política monetaria y eso deja espacio para la incertidumbre sobre si efectivamente se concretará. Entonces, ¿qué dicen los analistas al respecto?

El economista Pablo Ferrari comienza diciendo que "el comportamiento de las tasas de interés depende de la política económica y la circunstancias". Explica que el programa que implementa el Gobierno es el acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y establece que el tipo de cambio debe seguir el ritmo de la inflación local.

La Reserva Federal de Estados Unidos subió su tasa de política monetaria y anunció que seguirá en este camino.
La Reserva Federal de Estados Unidos subió su tasa de política monetaria y anunció que seguirá en este camino.

El plazo fijo y la suba de tasas en el escenario mundial actual

Ferrari menciona que las circunstancias actuales son una combinación de un proceso inflacionario mundial con uno local, que -aunque están vinculados- tiene atributos propios y que está marcado por una tendencia dolarizadora del peso.

Asimismo, señala que es esperable que el contexto mundial afecte la política de tipos de interés local, ya que anticipa que el incremento de tasas realizado por la Reserva Federal de Estados Unidos, la FED, recientemente, y el anuncio de futuros movimientos en igual sentido que realizó el organismo del país del norte hacen pensar que, "con seguridad, el BCRA deberá elevar las tasas localmente para no quedar rezagado".

No obstante, advierte al respecto que, si bien la suba de tasas debería apuntar a controlar la inflación, se corre el riesgo de que se transforme en "un perro que muerde la cola" porque, por un lado busca detener la suba de precios de la economía, pero también contribuye a elevarla porque encarece el crédito y el dinero.

Para el BCRA subir la tasa implica un incremento del déficit cuasifiscal.
Para el BCRA subir la tasa implica un incremento del déficit cuasifiscal.

Suba de tasa: los riesgos asociados para el BCRA

En una línea similar, el director de la consultora Analytica Claudio Caprarulo advierte que "el aumento de tasa de interés tiene un límite claro y es que dar ese paso implica que cada vez se tengan que pagar más intereses a los bancos por las Letras de Liquidez, las LELIQs, y aumenta, en consecuencia, el pasivo del Central".

Pero, por otro lado, señala que para mejorar el balance del BCRA, es necesario aumentar el valor sus activos que están valuados en dólares. Y explica que "la manera de hacerlo, cuando no entran dólares con facilidad, es subir la tasa de devaluación", tal como lo viene haciendo.

Si bien en mayo de este año viene con buen ritmo de acumulación de reservas, lo cierto es que el balance del BCRA de 2021, que se presentó hace unos pocos días, reveló la existencia de un déficit cuasifiscal importante. Caprarulo advierte que "eso le marca un límite a la suba de tasas", aunque también están las presiones del FMI, que exige que debe estar alineada con la inflación. No obstante, menciona que el acuerdo fue diseñado antes de la guerra en Europa, que disparó los precios de la economía en todo el mundo.

Así, el economista observa que una política de tasas de interés realmente eficiente debería venir de la mano de un plan integral y efectivo de lucha contra la la suba de precios de la economía. En consecuencia, señala que hay que ver cuál es el costo de seguir aumentando la tasa de interés y evaluarlo en contraposición al efecto positivo que eso tiene en materia de inflación y estabilización económica.

El BCRA vi8ene subiendo mes a mes los rendimientos.
Depósittos: el BCRA viene subiendo mes a mes los rendimientos.

Plazo fijo: ¿pagará más desde junio?

Entonces, ¿subirá la tasa o no? El economista y director de EcoGo, Sebastián Menescaldi, sostiene que "teniendo en cuenta la evolución de los precios, es factible que las tasas de interés sigan elevándose en el próximo mes" como consecuencia de la aceleración de la inflación.

Juan Pablo Albornoz, desde Ecolatina, también prevé que "probablemente, veamos una nueva suba de tasas en junio". Apunta que el salto inflacionario de marzo, que podría haberse debido a fenómenos transitorios, está cobrando un carácter más permanente del que inicialmente se pensaba que tendría y dice: "Teniendo en cuenta que, desde que comenzó el año, el BCRA respondió con subas de tasas ininterrumpidamente a la inflación, es esperable que reafirme esta conducta en el sexto mes del año".

Y esto, según Albornoz, responde a que, si bien las sucesivas alzas de tasa la colocaron por encima de la inflación pasada, todavía se encuentra muy por debajo de la esperada. ¿Cómo es esto? Sucede que una LELIQ rinde una TEA de poco menos del 59% contra un mercado que espera una inflación en torno al 65% anual en 2022 (estimación que seguramente será revisada al alza en el próximo Relevamiento de Expectativa del Mercado -REM).

Agrega que, cuando se conozca el índice de precios (IPC) de mayo, la inflación interanual probablemente superará el 61%, por lo que considera que "sería necesaria una suba de por lo menos 200 puntos básicos para que la LELIQ no quede en terreno negativo versus la inflación pasada".

La suba de precios de la economía presiona la política de tasas.
La suba de precios de la economía presiona la política de tasas.

Esto tiene que pagar el plazo fijo para ganarle a la inflación

Menescaldi asegura que en EcoGo esperan subas de hasta a 200 puntos en la tasa de política monetaria y del plazo fijo tradicional en el próximo mes. "Ello implicaría TEAs cercanas al 65%, que todavía corren por debajo de la inflación esperada", aclara. Pero considera que, de esta forma, el Central se mantendrá alineado con el compromiso de sostener tasas reales positivas que asumió ante el Fondo.

En conclusión, según los pálpitos de los analistas consultados, es esperable que el BCRA eleve la tasa de referencia en 200 puntos durante el próximo mes. Sin embargo, la duda aún existe y en ese caso, si  la inflación de junio, cuyas proyecciones no son del todo optimistas, es elevada, Albornoz anticipa que el Central estará obligado, ahí sí, a convalidar otra suba de rendimientos en julio, seguramente.

Si se confirma el inicio del sendero descendente, ya iniciaríamos una nueva etapa en la que Martín Guzmán confirmaría que el sendero que eleigió es positivo y el BCRA podría aspirar a un julio con menos inflación, que quizás le dé un alivio en materia de ajuste de tasas, pero el Central aún no ha confirmado la decisión para junio. La misma estará sujeta, como en los meses previos, a cuál sea el dato del IPC de mayo que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dará a conocer a mediados de este mes.

Temas relacionados