iProfesional

El BCRA se queda sin dólares: economistas alertan que las reservas líquidas ya son negativas

El Banco Central vendió este lunes u$s95 millones y se agregan otras ventas de la semana pasada por u$s588 millones. Alerta por el nivel de las reservas
Por Mariano Jaimovich
27/03/2023 - 20:05hs
El BCRA se queda sin dólares: economistas alertan que las reservas líquidas ya son negativas

El Banco Central sigue vendiendo dólares y enciende todas las alarmas respecto al nivel de reservas. Es que este lunes continuó la tendencia de las últimas jornadas y tuvo que desprenderse de u$s95 millones, por lo que algunos economistas salieron a advertir que el "rojo" en la entidad monetaria ya alcanza los u$s5.000 millones.

El economista de FMyA Fernando Marull informó que las reservas líquidas, sin contar los Derechos Especiales de Giro (DEGS), ni el oro que existe en el BCRA, ya están en negativo.

Alberto Fernández "asume con u$s12.000 millones, hoy debe u$s5.000 millones. Te gastaste u$s17.000 millones Beto", dijo Marull a través de sus redes sociales.

Cabe recordar que a los u$95 millones que el BCRA vendió el lunes, se le suman los u$s588 millones ya vendidos durante toda la breve semana pasada, según datos de ABC Mercado de Cambios.

De hecho, solamente el último jueves ya se había desprendido de u$s88 millones, mientras que el viernes tuvo "algo de paz" debido a que no hubo actividad por el feriado en conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Hoy por hoy, las reservas brutas informadas por el BCRA son de u$s37.157 millones, aunque a esta cifra se le deben descontar los swaps y otros préstamos de organismos, DEGS, encajes de fondos de privados, oro y otras tenencias que no son propias del organismo monetario.

El Banco Central vendió cerca de u$s680 millones en apenas los últimos 5 días hábiles y se encienden las alarmas.
El Banco Central vendió cerca de u$s680 millones en apenas los últimos 5 días hábiles y se encienden las alarmas.

A esta baja continua de reservas se suma una pobre cosecha del campo, principal generador de divisas en Argentina, a causa de la profunda sequía, que estiman que dejará unos u$s10.000 millones menos que las liquidaciones realizadas el año pasado.

Otros economistas también en alerta

Respecto las cuantiosas pérdidas de reservas que registra el Banco Central, y al poco nivel de ingreso de dólares por la mala cosecha, el adelanto de liquidaciones que hubo a fines del año pasado y el fuerte cepo cambiario, otros economistas consultados por iProfesional coinciden respecto a que es un problema que preocupa.

Por parte de Sebastián Menescaldi, economista y director asociado de Eco Go, estima a que, por ahora, las reservas netas son de unos u$s815 millones, que "si se descuentan los u$s2.435 millones de DEGs y u$s3.818 millones de oro, en términos de reservas líquidas quedan u$s5.600 millones negativos. En términos históricos, hemos tenido reservas líquidas más negativas que esto".

Desde la perspectiva de Isaias Marini, economista de Econviews, sostiene: "Estimamos reservas netas en unos u$s700 millones, aunque líquidas negativas en u$s-3.100 millones. De todas formas, se trata de mínimos históricos y dan poco margen de acción. El Banco Central viene perdiendo cerca de u$s100 millones por día y la situación es claramente insostenible. Yo creo que el ajuste va a venir por precios y cantidades. Es decir, el BCRA deberá apretar el acelerador en el ritmo de devaluación, pero aún así ello puede resultar insuficiente en vistas de que la oferta será bajísima en los próximos meses a causa de la sequía", dice a este medio.

Y agrega: "Además se crearon los incenitvos para que el campo no liquide y espere hasta que salga un nuevo dólar soja. Por otro lado, con seguridad comenzaremos a ver un apretón en las importaciones de todo tipo con el freno en la actividad que ello conlleva. De todos modos, estos niveles de reservas claramente elevan la probabilidad de un salto discreto del tipo de cambio".

Al respecto, Eugenio Marí, economista Jefe de la Fundación Libertad y Progreso, suma: "La caída de las reservas internacionales señala dos grandes cuestiones. La primera es que el BCRA no puede acumular reservas internacionales con cepo. Vender a precio de regalo un bien hace imposible acumular de dicho bien. Esto, a su vez, pone límite a la capacidad del Gobierno de sostener el esquema cambiario tal cual está diseñado hoy en día".

La segunda cuestión, que resalta como "más preocupante", es que la caída en las reservas también "es una señal de que la demanda de dinero sigue cayendo. Esto da cada vez menos margen al financiamiento, directo e indirecto, vía emisión monetaria. Por eso es que el Tesoro va tomando medidas cada vez más ´creativas´ para financiarse, como es la venta de bonos de los organismos del sector público nacional".

Por eso, Marí resume: "Al final del día, todo apunta a que el margen de maniobra del Gobierno se va achicando y aumenta la incertidumbre, golpeando aún más en la demanda de dinero. Algo que es importante para la próxima administración, que asumirá sin stocks, y deberá avanzar rápidamente hacia el equilibrio fiscal para poder hacer frente a los desequilibrios heredados sin comprometer la confianza".