iProfesional

¿Conviene pagar al contado o en cuotas?: conocé las claves para poder elegir la mejor opción

Ante la necesidad de tener que hacer una compra por un monto significativo, suele presentarse la posibilidad de hacerlo en efectivo o en cutoas. Opciones
Por Ruben Ramallo
08/02/2024 - 12:25hs
¿Conviene pagar al contado o en cuotas?: conocé las claves para poder elegir la mejor opción

En el momento de hacer una compra, sobre todo si se trata por un monto relativamente elevado, siempre implica tomar algún tipo de decisión, más allá de hacerse del producto en sí mismo. La pregunta que todo consumidor se hace es: ¿me conviene pagar en efectivo al contado ó en cuotas?   

Es por ello interesante analizar las opciones que surgen en un contexto en el que ante la violenta suba de los precios, muchos comercios, incluso grandes cadenas de supermercados, ofrecen planes de cuotas que pueden resultar más que convenientes.

De alguna manera, lo que se trata de hacer para impulsar las ventas es hacer un descuento sobre el precio de contado u ofrecer el pago en cuotas, con un importe que se calcula a partir del precio de lista. Se abre entonces la posibilidad para el cliente de optar entre el pago de contado con descuento o hacerlo a través de cuotas fijas con interés, lo cual genera todo tipo de dudas al momento de tomar la decisión si no se analiza previamente cual es la mejor opción.

Pago al contado o en cuotas: las claves

Tomando como referencia un producto determinado que tiene un precio de lista de $300.000, la oferta que hace COTO es un pago contado con un descuento del 20%, es decir que si se paga en efectivo, se termina abonando en caja $240.000.

Ahora bien, a lo anterior se suma la opción de pagar el producto tomando como referencia el precio de lista en 3 ó 6 cuotas teóricamente sin interés. Si fuera el plazo más corto, estas serían de $100.000 y en el restante bajarían a $50.000 mensuales.

Una vez conocidos todos los datos, conviene analizar cual es la opción. Para ello nada mejor que calcular cuál es el interés que está implícito en cada uno de estos planes. Haciendo un simple cálculo, que toma en cuenta el precio de contado y se lo compara con el monto de las cuotas, se establece que para el plazo más corto el costo mensual es superior al 12%, en tanto que para el segundo se reduce drásticamente a tan solo el 6,8% mensual.

Hay que calcular cuál es el interés que está implícito en cada uno de los planes de cuotas

Si se comparan estos porcentajes con los de la inflación estimada para los próximos meses y se corrige cada cuota en función de los mismos, en términos reales se estaría pagando a precios de hoy unos $265.000 para el plan de 3 cuotas y $230.000 para los próximos seis meses. De lo anterior surge claramente que la segunda opción, es decir la más larga, es la más conveniente.

Pero no todo concluye aquí, ya que si el cliente cuenta con el dinero en mano puede obtener una ventaja adicional, si es que prefiere optar por el plan en cuotas y colocar el dinero, por ejemplo en un plazo fijo tradicional.

Si la tasa de interés de este instrumento financiero se mantiene a lo largo de los próximos meses, incluso podría concluir el pago con un saldo en pesos a su favor. Es decir, podría quedarse con algunos pesos luego de pagar las cuotas.

Tomando como referencia el plazo más corto, si a cada vencimiento de las cuotas retira el monto de las mismas de dicho plazo fijo, al cabo del último mes solo deberá desembolsar unos $16.000 para completar el pago de la última de ellas.

Pero si optara por el plazo más prolongado, podría pagar todas las cuotas restándolas de ese plazo fijo, e incluso terminaría el plan con un saldo a favor de unos $30.000, que si se ajustan por inflación, terminarían siendo unos $18.000 de hoy, lo cual no estaría nada mal.

En definitiva, estas son algunas de las cuestiones que deben tenerse en cuenta cuando se presenta este tipo de alternativas, que no siempre pueden ser evaluadas con tranquilidad.

Temas relacionados