El "Cañón del Colorado" de Argentina: cómo llegar, alojarse y recorrer Talampaya

Ubicado en la provincia de La Rioja, el Parque Nacional Talampaya está conformado por enormes murallones que crean una imagen que no te podés perder
Por Jorge Gobbi
21/10/2022 - 18,31hs
El "Cañón del Colorado" de Argentina: cómo llegar, alojarse y recorrer Talampaya

Sus enormes murallones rojos son una imagen cada vez más conocida en Argentina y en el mundo. El Parque Nacional Talampaya, en la provincia de La Rioja, todavía no atrae a tantos turistas como merece. Por eso, en esta nota vamos a intentar convencerlos que tienen que poner a este destino en su lista de próximas visitas, como sí lo están lugares como la Quebrada de Humahuaca.

¿Época del año para visitar Talampaya? Otoño y primavera, más que nada porque las temperaturas son más agradables. El invierno es muy frío por las mañanas, pero el resto del día la temperatura es más alta, con mucha amplitud térmica. El verano es muy caluroso, y en enero y febrero es la temporada de lluvias. La zona es muy árida, pero esos meses son los únicos con precipitaciones regulares, lo que puede obligar a suspender las excursiones, ya que los caminos en varios casos son cauces secos de ríos.

Cómo llegar, alojarse y recorrer el Parque Nacional Talampaya

A pesar de que mucha gente reconoce los paisajes de Talampaya o de Ischigualasto - Valle de la Luna, otro parque cercano en la provincia de San Juan, lo cierto es que la zona no tiene tantos visitantes como parece. Llegan allí menos de 100 mil visitantes por año. Salvo en Semana Santa y los primeros días de vacaciones de invierno, cuando se alcanza el máximo permitido de visitantes por día, el resto del año no hay demasiados problemas para ingresar a Talampaya.

El camino está rodeado de enormes murallones rojos de más de 100 metros de altura

Una de las mayores dificultades para una mayor afluencia de turistas desde el resto del país es que no hay ningún aeropuerto cercano. Los dos más próximos son el de la ciudad de La Rioja, a menos de 200 kilómetros, y el de San Juan, a más de 300 kilómetros. Una posibilidad para solucionar este tema sería habilitar el aeródromo de Chilecito para que comience a operar con vuelos regulares, pero no esperen que eso vaya a pasar en el corto plazo, ya que no hay anuncios al respecto.

Para llegar hasta Villa Unión, la localidad riojana más cercana a Talampaya, tendrán que tomar un bus desde la terminal de micros de la ciudad de La Rioja. Son algo más de tres horas de viaje. Hay varios vuelos semanales de Aerolíneas Argentinas desde Buenos Aires a La Rioja; los valores se sitúan en alrededor de 55 mil pesos ida y vuelta.

En los años pre pandemia hubo un interesante crecimiento de hoteles en Villa Unión, con una oferta muy variada de servicios y una dispersión importante de precios. Los valores van desde los 6 mil a 20 mil pesos por día en esta época del año.

Visitar el parque nacional Talampaya: qué no te podés perder

Para llegar hasta el parque pueden hacerlo en vehículo propio, o contratar un tour en Villa Unión. Normalmente los tours combinan en un día Talampaya e Ischigualasto - Valle de la Luna, del lado de San Juan. Es un tour que arranca muy temprano y toma todo el día, pero que es el que muchos turistas prefieren porque en un día recorren las principales atracciones de la zona. Pero si lo prefieren pueden dividir la visita en varios días, ya que en el parque de Talampaya hay tres excursiones, más otras que pueden realizar en la zona y que detallamos al final de la nota.

Uno de los puntos más conocidos es la zona de los Petroglifos

Al Parque Nacional Talampaya hay que ingresar sí o sí en los vehículos propios del concesionario del Parque. La razón de esta medida es la necesidad de preservar el parque, que aún tiene muchas zonas que son exploradas en búsqueda de fósiles y petroglifos.

Hay tres propuestas de recorridos, con dos tipos de vehículos: en combi o en bus con techo abierto. De acuerdo a los recorridos, el tour en combi va de los 5 mil a 7.900 pesos por adulto, y en el bus sale 6.800 pesos.

La duración de las distintas opciones va de las dos horas y media a las cuatro horas. Si bien el Parque tiene más de 200 mil hectáreas, sólo están abiertos al público los recorridos del Cañón de Talampaya y Cajones de Shimpa.

La excursión más tradicional, que es la que se realiza en el bus con techo abierto, es la que va por el Cañón del Talampaya, desde la salida del parque y llega hasta la geoforma más famosa del lugar, El Monje. En el camino, van a pasar por varios lugares impresionantes, siempre rodeados de los enormes murallones rojos de más de 100 metros de altura.

Hay tres propuestas de recorridos, con dos tipos de vehículos: en combi o en bus con techo abierto

Uno de los puntos más conocidos es la zona de los Petroglifos, donde van a encontrar dibujos tallados en la piedra hace miles de años por los habitantes originales de la zona. De los petroglifos, el más conocido es el que para muchos parece un astronauta o un ser del espacio exterior, aunque otros dicen que es un animal de carga visto de perfil. Hay muchos otros dibujos e inscripciones en la zona, fácilmente visibles desde el sendero.

El camino sigue luego hacia la zona de la Chimenea del Eco, una especie de enorme incisión en los murallones rojos de Talampaya. Al gritar frente a él en grupo escucharán el eco que rebota por toda la zona. Luego van a pasar por la zona conocida como la Catedral Gótica, ya que las formas de los picos junto a las paredes recuerdan a las cúpulas de estas catedrales. De allí se sigue hacia el Monje, punto final del recorrido. Todo el trayecto toma alrededor de dos horas y media. Y es espectacular para tomar fotos.

Además de las excursiones oficiales dentro del parque, también se pueden contratar recorridos a las zonas conocidas como Ciudad Perdida y Cañón Arco Iris. Hay que ir hasta la cooperativa de guías que está sobre la ruta camino a San Juan, a unos 15 kilómetros del parque. Los precios son similares a las excursiones en el parque. Les recomiendo sobre todo Ciudad Perdida, lo hice algunos años atrás y me pareció un gran recorrido por todo tipo de geoformas. Eso sí, como es una depresión en el suelo, en días calurosos puede ser un poco agobiante el recorrido.

Temas relacionados