Más artículos

¿Podría existir una vacuna personalizada para mejorar la supervivencia en ciertos tipos de cáncer?

¿Podría existir una vacuna personalizada para mejorar la supervivencia en ciertos tipos de cáncer?
La ciencia responde este interrogante, que podría cambiar para siempre la vida de una persona que ganó la batalla contra el cáncer
04.01.2019 16.58hs Health & Tech

El cáncer es una de las enfermedades más mortales que existen actualmente en el mundo. Si bien hay presentaciones más frecuentes que otros, al igual que varían las gravedades de los casos, la realidad es que en sí misma es una patología severa.

Aunque la mayoría de la información ahonda en las claves para la prevención de esta enfermedad, también es importante enfatizar en qué pasa una vez que una persona supera un cáncer. Además de los cuidados para la salud en general, una de las claves radica en reforzar las propias líneas defensivas del organismo, es decir del sistema inmunitario, con herramientas para reconocer y combatir a las células cancerosas, algo que actualmente se conoce como inmunoterapia. Se trata de una de las líneas de tratamiento que se utiliza actualmente, pero es necesario tener en cuenta que no funciona de la misma forma en todos los casos porque todos los tumores son diferentes entre sí. Es por eso que gran parte de la comunidad científica que se dedica al estudio de este campo se vio obligada a ir un poco más allá de la terapia conocida hasta el momento.

Es aquí donde aparece un concepto relativamente nuevo, al menos para el común de las personas: la medicina personalizada de precisión. De acuerdo a una investigación publicada recientemente en la revista Nature, es un tipo de medicina que está cada vez más instalada en la lucha contra el cáncer. El mencionado estudio se ha focalizado en probar una inmunoterapia de precisión en pacientes con glioblastoma -un tumor cerebral de muy mal pronóstico, con una la supervivencia a cinco años menor del 10%-.

El tratamiento testeado consiste en una vacuna diseñada de manera personalizada; está formada por los antígenos del tumor del propio paciente, que consiguen reactivar el sistema inmune para que combata las células cancerígenas.

La vacuna funciona igual que la inmunización que se pone cada año para combatir la gripe, por ejemplo. La única diferencia está en la forma de fabricación: en lugar de fabricarse con las cepas del virus, se diseña a partir de los antígenos del propio tumor. Esto implica que se prepara con las moléculas que están en las células tumorales y que funcionan como una identificación, de modo tal que el organismo pueda saber que están allí.

Con esta nueva vacuna, el cuerpo es capaz de responder de manera activa, es decir que una vez que reconoce a las células cancerígenas las reconoce y las mata.
La investigación, en la que han participado seis centros de salud europeos, es un estudio de fase I en el que se reclutó a 15 pacientes con glioblastoma. El estudio se realizó en dos fases. En la primera se analizó el tumor de 30 pacientes y se creó una biblioteca en la que se pusieron las mutaciones más frecuentes en todos los tumores y se generaron vacunas específicas para el grupo de pacientes.

En la fase clínica, los investigadores intervinieron a los pacientes para extirpar el tumor y comenzaban a administrarle el tradicional tratamiento con radioterapia y quimioterapia. Al inicio de los ciclos de quimioterapia, los científicos administraron a cada uno de los 15 pacientes una vacuna genérica, realizada con los antígenos seleccionados entre los 30 pacientes. Tras el tercer ciclo de quimioterapia, se le aplicó al paciente la vacuna específica hecha con los antígenos presentes exclusivamente en el suyo.

Los resultados de la investigación han sido positivos, de acuerdo a las conclusiones de la publicación. La media de supervivencia, que suele mantenerse en los 14,6 meses, alcanzó los 29 meses en los pacientes tratados.

Sin embargo, es un tema que todavía se debe tratar con cautela, ya que la investigación ha tomado una muestra poco representativa. Los especialistas hacen hincapié en ese aspecto, precisamente; es un estudio con pocos pacientes y falta mucho recorrido para que llegue a la práctica clínica.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas