Más artículos

Durante el 2018 se registraron más de 300.000 casos de violencia contra la mujer

Durante el 2018 se registraron más de 300.000 casos de violencia contra la mujer
Desde el 2013 hasta este momento, el 2018 se posicionó como el peor en este aspecto, según lo indica un informe del INDEC recientemente difundido
08.03.2019 16.33hs Health & Tech

La violencia contra las mujeres es un tema que cada día tiene más lugar en la agenda de los medios, en la agenda política y en la opinión pública. La visibilidad que ha adquirido es importante, aunque la realidad no siempre acompaña.

Recientemente, el INDEC difundió datos acerca del estado general de violencia contra la mujer en Argentina. El Registro Único de Casos de Violencia Contra las Mujeres contiene datos desde el año 2013 al 2018, con el objetivo de presentar cómo ha sido la evolución de la situación en los últimos años en el país.

De acuerdo a la información analizada, los casos acumulados de este tipo de violencia han sido 576.360. Sin embargo, hay un dato fundamental que denota la gravedad del problema y, al mismo tiempo, hace hincapié en que se debe continuar trabajando en ese área. El 2018 fue el año que registró la mayor cantidad de casos; 316.204 fueron las denuncias el año pasado, lo cual representa el 54,9% del total al 31 de diciembre de 2018.

La edad de las víctimas es otra de las variables analizadas en el informe. Cabe aclarar que la edad se tomó al momento en que las víctimas realizaron la denuncia, el pedido de asistencia o llamada de asesoramiento.

El grupo más violentado a lo largo de los últimos cinco años fue el de entre 18 y 39 años, ya que dos de cada tres de los casos recopilados e informados al INDEC corresponden a mujeres en ese rango (66,6%). Le sigue el grupo de 40 a 49 años, que representa el 18,6% de los casos, mientras que los casos de mujeres de 50 años o más constituyen el 14,7% del total. Por último, es importante aclarar que se informaron al Registro un total de 19.851 casos de mujeres de 14 a 17 años víctimas de violencia a causa del género.

 

El vínculo de la víctima con el agresor es otro de los elementos clave al momento de analizar la situación de violencia contra la mujer en el país. Es necesario considerar que se define como el tipo de relación de parentesco que hay entre ellos, el cual puede ser familiar o no familiar. En este aspecto, el informe registra relaciones familiares presentes y pasadas, y con convivencia o sin ella. Por otro lado, cuando se trata de un vínculo no familiar el agresor puede ser un jefe o un compañero de trabajo. En el caso de la modalidad de violencia obstétrica, los agresores pertenecen al personal de la salud. Bajo la modalidad de violencia institucional, el agresor suele ser un agente de gobierno. También es necesario señalar que hay situaciones de agresión por parte de personas totalmente desconocidas por la víctima, que se incluyen dentro de la categoría "agresor desconocido".

El Registro aclara que esta variable presenta un 67,6% de completitud, es decir, que hay poco más de un 30% de los casos en los que no se conoce la relación de la víctima con el agresor. Los vínculos que corresponden a las categorías "pareja" y "expareja" representan el 82,1% del total de casos de violencia contra las mujeres registrados. En sentido opuesto, la categoría "agresor desconocido" es casi inexistente, ya que solo el 0,3% de los casos remiten a esta condición.

 

Por último, es importante considerar que existen distintos tipos de violencia contra la mujer. Aunque es frecuente asociarla con maltrato físico o sexual, también hay otras formas de ejercer violencia que es importante conocer.

La ley argentina contempla cinco tipos de violencia: psicológica, física, simbólica, económica y patrimonial, y sexual. De acuerdo con la información brindada por los organismos aportantes al Registro Único de Casos de Violencia Contra la Mujer, se verifican nuevos tipos no contemplados en la legislación vigente, como la "ambiental" y la "social", aunque en esta publicación, estos casos se incluyeron en la categoría de violencia simbólica. Es frecuente que las mujeres padezcan dos o más tipos de violencia en forma simultánea -por ejemplo, la violencia sexual también involucra violencia física y psicológica-.

El tipo de violencia más común es la psicológica, que está presente en el 86,0% de los casos registrados y le sigue la física con un 56,3%. Por su parte, la violencia simbólica representa un 20,1%, la violencia económica y patrimonial, un 16,8% y el 7,5%, violencia sexual.

 
Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas