Más artículos

La salud de Florencia Kirchner, ¿qué es un ataque de pánico y qué lo causa?

La salud de Florencia Kirchner, ¿qué es un ataque de pánico y qué lo causa?
La hija de la expresidente se se encuentra en Cuba realizando un tratamiento para este trastorno, que la estaría afectando desde hace tiempo
14.03.2019 15.25hs Health & Tech

En la madrugada de este jueves, la expresidente de la Nación, Cristina Kirchner, viajó a Cuba para visitar a su hija Florencia. De acuerdo a lo informado en un video difundido a través de sus redes sociales, la más chica de sus hijos estaría atravesando "severos problemas de salud", como consecuencia de la "persecución feroz a la que fue sometida".

Eduardo Valdés, ex embajador argentino en El Vaticano, informó que la joven padece ataques de pánico. En diálogo con radio Continental, el político explicó que "permanentemente sentía, a través de trascendidos periodísticos, que la iban a detener, y no podía congeniar el sueño".

Es el miedo multiplicado por miles y miles de veces. Es una sensación que solo conocen las personas que alguna vez la han sentido y que cambia según a quien afecte. Es una situación por la que nadie querría pasar.

Los ataques de pánico son una condición patológica cada vez más frecuente. En Argentina, se calcula que podría haber aproximadamente 6 millones de personas afectadas por este problema. Más allá de que es un patología que no produce un daño estructural, convivir con ella puede ser tremendamente agobiante para quien lo padece.

Los ataques de pánico son episodios aislados de cuadros de ansiedad en los que la persona sufre un miedo abrumador, agobiante y que paraliza. Las presentaciones pueden ser diferentes, la sintomatología puede variar y confundir a quien lo padece. Esta incertidumbre, a la vez, aumenta el desconcierto lo que genera mayor malestar en la persona. Los episodios pueden durar minutos, pero cada uno de ellos puede representar un muchísimo tiempo, para la persona que no encuentra escapatoria.

En general, los episodios de pánico suelen comenzar de forma súbita, sin advertencia alguna; pueden aparecer en cualquier momento: mientras la persona maneja, compra en un centro comercial, cuando está tranquila en su casa, aún dormida, o en medio de un día regular en el trabajo. Es importante aclarar que los ataques pueden ser eventuales, por un motivo puntual, y no volver a repetirse, o frecuentes, lo cual constituye una situación de mayor gravedad.

Los síntomas de un ataque de pánico son diversos y varían de acuerdo a la persona, aunque generalmente en todos los casos suelen alcanzar su punto máximo en cuestión de minutos.

Dentro de las manifestaciones más comunes dentro de los episodios de pánico se encuentran:

-Sensación de peligro o fatalidad inminente

- Miedo a perder el control o a la muerte

- Taquicardia y palpitaciones

- Sudoración

- Temblores o sacudidas

-Falta de aliento u opresión en la garganta

-Escalofríos

-Náuseas

-Calambres abdominales

-Dolor en el pecho

-Dolor de cabeza

-Mareos, sensación de desvanecimiento o desmayos

-Sensación de entumecimiento u hormigueo

-Sentimientos de irrealidad o desconexión

Todos los síntomas mencionados suelen comenzar al final de la adolescencia o a principios de la adultez. Además, es importante tener en cuenta que suelen afectar a las mujeres más que a los hombres.

Al igual que otras patologías, hay factores que aumentan el riesgo de padecer ataques o trastorno de pánico. Los antecedentes familiares, los factores de estrés en la vida personal o laboral -enfermedades de un ser querido, una muerte reciente, un despido repentino, una ruptura con la pareja, entre otros-, un suceso traumático -como una agresión sexual o un accidente grave, por ejemplo- y el consumo de tabaco o cafeína en exceso, pueden contribuir a desarrollar ataques de pánico.

Respecto del tratamiento, cabe señalar que los estudios controlados indican que la terapia cognitivo- conductual es superior a otras técnicas. Aproximadamente el 85% de los pacientes están libres de síntomas al finalizar el tratamiento.

Hay dos medicamentos que se suelen utilizar para bajar la ansiedad, el estrés y prevenir así futuros ataques: los antidepresivos tricíclicos y las benzodiazepinas.

Ante la presencia de un ataque de pánico, es importante buscar ayuda profesional, ya que puede ser un episodio altamente traumático para el paciente. Sin embargo, en el momento del pánico, los ejercicios de relajación y de respiración pueden resultar beneficiosos para disminuir la tensión que la persona está sufriendo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas