Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Dar exámenes puede generar ansiedad, ¿cómo impacta la dieta en el rendimiento?

Dar exámenes puede generar ansiedad, ¿cómo impacta la dieta en el rendimiento?
Un estudio realizado en España señala que la dieta de los estudiantes universitarios puede ser una variable relevante al momento de estudiar y rendir
30.06.2019 06.03hs Health & Tech

La rutina de los estudiantes universitarios suele ser agitada, aún más si trabajan paralelamente a sus estudios o tienen otras responsabilidades que cumplir. Es claro que la combinación de las cursadas con los días de examen y con otras variables del día a día puede resultar estresante y puede alterar la rutina de la persona.

La alimentación es una de las variables que se suele trastocar fácilmente, ya que cocinar lleva tiempo y es precisamente el tiempo lo que les falta a la mayoría de los estudiantes. Es así que la comida chatarra suele estar a la orden del día porque, además de ser sabrosa, es de entrega inmediata y de consumo rápido.

Según una encuesta de 2018 sobre el estilo de vida de los universitarios que la empresa Sodexo realizó en seis países -España, Estados Unidos, Italia, Reino Unido, China e India-, solo un 26% de los alumnos considera "esencial" comer sano. Además, cabe mencionar que un 61% dice que lo intenta, mientras que un 15% o no lo hace aunque sabe que debería o directamente ni le preocupa.

Por lo general, las épocas de exámenes suelen influir negativamente en el día a día de los estudiantes, ya que aumentan los niveles de estrés y ansiedad. Es así que los hábitos alimenticios pueden cambiar y empeorar más todavía, tanto desde la calidad de lo que se come y el tiempo, el que se dedica a preparar la comida y sobre todo el de consumirla. La mayoría de los estudiantes suele seguir horarios irregulares por la falta de tiempo y suele calmar el hambre con productos de las máquinas expendedoras. Al mismo tiempo, muchos de ellos consumen una cantidad excesiva de bebidas con cafeína o estimulantes en lugar de agua y recurren a la comida rápida, que tiene escaso aporte nutritivo y provoca sensación de cansancio.

Un estudio realizado hace algunos años con más de mil alumnos de dos instituciones españolas se puso como objetivo analizar el impacto de la dieta en el rendimiento académico de los estudiantes. Así, investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Cádiz analizaron a un grupo de 1.371 estudiantes de entre 18 y 20 años para averiguar qué relación había entre sus notas y su alimentación.

Es importante tener en cuenta que, según los resultados de la investigación, cuanto más sana es la dieta, mejor es el rendimiento académico. Así, la investigación concluye que los alumnos con una adherencia media o alta a una dieta saludable tenían un rendimiento académico significativamente más alto que aquellos cuya adherencia era baja. Esta relación positiva se establece, según el estudio, con independencia de otras variables, como el índice de masa corporal o el nivel de actividad física.

El por qué de esta relación se encuentra, para los autores de la investigación, en las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que tienen los alimentos que se suelen considerar como saludables -pescado, verduras frescas, baja cantidad de hidratos de carbono, de grasas y de azúcares-.

¿Qué hay que comer entonces para potenciar el rendimiento académico?

No hay alimentos milagrosos ni suplementos que pongan a trabajar el cerebro a niveles extraordinarios, de la misma forma que resulta imposible un buen rendimiento sin el esfuerzo del estudiante desde el punto de vista del estudio. Sin embargo, cabe mencionar que comer sano influye directamente en el funcionamiento del cuerpo, lo cual impacta en todas las actividades que se realicen -desde el estudio hasta los deportes y el trabajo-.

Así, los investigadores han elaborado dos listas para ayudar a los estudiantes a orientarse en su alimentación. Por un lado, la de los nutrientes que más se necesitan en tiempo de exámenes y, por otro, la de los alimentos para conseguirlos. Es posible afirmar, entonces, que los nutrientes fundamentales para el rendimiento son todas las vitaminas del grupo B -sobre todo la B12- y D. Al mismo tiempo, el magnesio y el selenio son fundamentales para la dieta de un estudiante. ¿Por qué? Todos ellos actúan sobre el sistema inmune y ayudan al metabolismo a obtener energía.

Las legumbres, la soja y los frutos secos se encuentran entre los principales alimentos para ingerir los nutrientes mencionados, al igual que las frutas variadas, las verduras de hoja verde y los yogures. Todos los productos mencionados deben ser complementados con una buena hidratación, que resulta importante para el bienestar general del cuerpo y, en consecuencia, para el desempeño de una persona en sus actividades diarias.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Health & Tech
Te puede interesar