El ABC para abrir una cuenta en el exterior presentando sólo una boleta de servicios: monto mínimo requerido Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Tatuajes: qué riesgos tienen y qué precauciones tomar para prevenirlos

Tatuajes: qué riesgos tienen y qué precauciones tomar para prevenirlos
Actualmente, es posible afirmar que se han convertido en una moda creciente, pero conllevan una serie de riesgos que es necesario conocer
11.07.2019 15.41hs Health & Tech

Hoy en día la mayoría de las personas tiene un tatuaje; grande, chico, a la vista o escondido, se trata de un elemento que se ve muy seguido. Así, es posible afirmar que se han convertido en una práctica más común y difundida que antes.

Por definición, se trata de una marca o un diseño permanente que se realiza al insertar pigmentos con pinchazos en la capa superior de la piel. La tinta se inserta con pequeñas agujas que, en cada pinchazo, depositan pequeñas gotas negras o de colores que van completando el diseño elegido.

Si bien estéticamente pueden quedar bien en la piel -aunque hay muchas personas a quienes no les gustan-, la realidad es que el proceso de realización conlleva una serie de riesgos para la salud. Dado que los tatuajes atraviesan la piel, suelen provocar un sangrado leve y un dolor que puede variar de apenas perceptible a muy intenso, en función de la zona tatuada y el tamaño del dibujo.

Es por eso que existe la posibilidad de desarrollar infecciones en la piel y otras complicaciones.

Las reacciones alérgicas son muy frecuentes en quienes se hacen tatuajes, sobre todo en quienes se hacen uno por primera vez. Las tintas que se usan, especialmente las de color rojo, verde, amarillo y azul, pueden causar este tipo de reacciones en la piel, como sarpullido con picazón en la zona del tatuaje. Si bien en la mayoría de los casos aparecen pocos días después de haberse tatuado, también es posible desarrollar alergias años después de ese momento, aunque es poco frecuente.

También pueden aparecer otros problemas en la piel, que no son reacciones alérgicas, pero provocan mucha molestia. A veces, se puede formar una zona de inflamación, llamada granuloma, alrededor de la tinta del tatuaje. También es probable que provocar queloides, que son áreas elevadas causadas por un crecimiento excesivo del tejido cicatrizal.

Es importante aclarar que hacerse un tatuaje también puede provocar patologías más severas, como enfermedades de transmisión sanguínea. Esto puede suceder si el equipo que se utiliza para hacer el tatuaje está contaminado con sangre infectada, por lo que es clave que el tatuador trabaje de forma adecuada para cuidarse a sí mismo y al cliente. Las hepatitis B y C, por ejemplo, se pueden contraer de esta manera.

Para proteger la salud después de hacerse un tatuaje también es clave el cuidado del mismo de manera posterior. En este sentido el tipo y el tamaño del tatuaje juegan un rol fundamental, dado que a mayor tamaño, más grande es el área que puede infectarse o sufrir alguna de las afecciones mencionadas.

Los cuidados regulares -que son los que se recomiendan después de haberse tatuado- son mantener la piel limpia, siempre tratarla con suavidad y mantenerla seca.
Asimismo, es importante usar crema humectante, aplicarla varias veces al día sobre la piel tatuada, de modo que nunca se deshidrate por completo.

Evitar la exposición al sol es fundamental para que el tatuaje cicatrice de manera adecuada. Deben pasar algunas semanas de realizado el procedimiento para poder exponerse al sol de manera segura, e incluso así es necesario hacerlo con protector solar.

Otra de las recomendaciones frecuentes es mantenerse fuera del agua la mayor cantidad de tiempo posible; esto significa no meterse a la pileta, o al mar, ni hacer baños de inmersión, hasta que el tatuaje -que se comporta como una herida- esté completamente cicatrizado.

La ropa también es un elemento clave al momento de cuidar un tatuaje, dado que se debe usar prendas que no se adhieran al tatuaje y permitan que este respire.

Si a pesar de todos los cuidados el tatuaje luce mal y molesta mucho, es necesario considerar la consulta a un especialista, que podrá determinar qué hacer al respecto.

¿Cómo prevenir los peligros que conlleva hacerse un tatuaje?

Por último, cabe mencionar la relevancia de insistir sobre las precauciones que debe tener el tatuador para evitar los riesgos mencionados, o al menos disminuir las posibilidades. Ir a un estudio de confianza, cuyos empleados estén capacitados para hacer el trabajo y conozcan los riesgos es clave. 

También es importante asegurarse de que el tatuador se lave las manos y use guantes de protección nuevos para cada procedimiento. Asimismo, dentro de lo posible, se debe solicitar que abra todos los elementos al momento de hacer el tatuaje y que los manipule con cuidado, sin que se contaminen con agentes externos. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Health & Tech
Te puede interesar