Más artículos

El Parkinson podría encontrar un tratamiento en la luz: ¿qué es la optofarmacología?

El Parkinson podría encontrar un tratamiento en la luz: ¿qué es la optofarmacología?
El Parkinson es una enfermedad que, al menos hasta el día de hoy, no tiene cura, precisamente porque se desconocen las causas exactas que la desencadenan
27.07.2019 06.22hs Health & Tech

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la enfermedad de Parkinson afecta a una de cada cien personas mayores de 60 años. Si se toma esta estadística, entonces, es posible afirmar que actualmente hay 6.3 millones de hombres y mujeres con esta patología en todo el mundo. Además, un dato preocupante: la institución prevé que para 2030 esa cifra aumente a 12 millones.

El Parkinson es una enfermedad que, al menos hasta el día de hoy, no tiene cura, precisamente porque se desconocen las causas exactas que la desencadenan. Sin embargo, los especialistas han llegado a saber que el problema empieza porque algunas neuronas comienzan a funcionar de manera inadecuada o mueren. Además, muchos de los síntomas responden a una pérdida de las neuronas que producen dopamina, un neurotransmisor clave para en correcto funcionamiento del cerebro y la ejecución de sus funciones. Así, cuando los niveles de dopamina disminuyen, se genera una anomalía en la actividad cerebral, lo que causa los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Dado que no se ha encontrado la causa y, en consecuencia, tampoco la cura, constantemente se abren líneas de investigación que apuntan a llegar a esos dos puntos fundamentales. En el proceso, para tratar a los pacientes que actualmente padecen esta enfermedad, los profesionales tratan de mejorar los síntomas y así darle a la persona una mejor calidad de vida.

Ese fue el objetivo de un estudio publicado en agosto de 2018 en la revista Science Direct, una publicación especializada en medicina y ciencia. La investigación, llevada adelante por profesionales de diversas universidades del mundo, apuntó a probar uno de los métodos nuevos para tratar algunos síntomas de la enfermedad de Parkinson.

El equipo diseñó el primer fotofármaco con potencial terapéutico, que hasta el momento no se ha probado en humanos pero que se ha mostrado efectivo en animales de laboratorio. Se trata de una droga diseñada dentro de una disciplina que se conoce como optofarmacología, que se basa en el uso de la luz, con una determinada longitud de onda, para controlar la actividad de los medicamentos. Según los resultados que se tienen hasta el momento, los fármacos fotosensibles pueden actuar con mayor precisión y sin generar efectos perjudiciales.

Para comprender los resultados de esta investigación es necesario tener en cuenta que este fotofármaco es un compuesto químico que permanece inactivo hasta que es activado con luz del espectro visible. De esta forma, se configura como un método que no es perjudicial para el organismo.

Según los hallazgos hechos en el laboratorio, una serie de fibras ópticas implantadas en el cuerpo estriado de los animales de laboratorio facilitan la irradiación de esta región del cerebro, responsable del control de la actividad motora. Cuando el cuerpo estriado es irradiado con luz violeta, el fármaco activo se libera y bloquea el receptor A2A de adenosina. En consecuencia, a partir de ese bloqueo de los receptores de adenosina, se desencadena un efecto facilitador de la actividad de la dopamina. Es por eso que, de acuerdo a los resultados de la investigación, es posible que este fármaco sirva para el tratamiento de los temblores que sufren los pacientes con enfermedad de Parkinson.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar

Boletín Oficial

La AFIP sube el piso para informar compraventa de autos y motos

Impuestos | Por Sebastián M. Domínguez, Socio de SDC Asesores Tributarios