Más artículos

De la depresión a la esquizofrenia: estos son los 16 trastornos mentales más frecuentes en el siglo XXI

De la depresión a la esquizofrenia: estos son los 16 trastornos mentales más frecuentes en el siglo XXI
La variedad de trastornos existentes es amplísima; cada uno tiene sus características, sus síntomas y manifestaciones, que lo diferencian de los otros
Por iProfesional
24.04.2020 15.46hs Health & Tech

Los trastornos mentales son diagnosticados de manera habitual en nuestros días, y todo el mundo conoce en menor o mayor medida lo que significa depresión, trastorno de ansiedad, bulimia, etcétera. Sin embargo, algunos son más frecuentes que otros, lo cual hace que aquellos que están más extendidos merezcan un grado extra de atención.

Actualmente, las psicopatologías afectan a gran cantidad de personas. De hecho, los expertos aseguran que una de cada tres personas sufren o sufrirán algún tipo de trastorno mental durante su vida.

Pero, ¿cuáles son los los trastornos más comunes?

Trastornos de ansiedad

La ansiedad es una reacción que muchas personas pueden tener ante situaciones de estrés, de incertidumbre. Ahora bien, hay una diferencia entre los niveles esperables de ansiedad y un trastorno de ansiedad. Este último se diagnostica a partir de la presencia de varios síntomas ansiosos que acaban por provocar angustia o algún grado de deterioro funcional en la vida del individuo que lo sufre.

A una persona con un trastorno de ansiedad le puede resultar difícil relacionarse con sus familiares y amigos, trabajar y establecer vínculos con sus compañeros, ir a la escuela. Dentro de este grupo de trastornos hay varios, que comparten algunas características, pero que también se diferencian en otras. - Ataque de pánicoUn ataque de pánico es la aparición intensa y repentina de temor o terror, generalmente asociada a sentimientos de muerte inminente, aunque no siempre se presenta de este modo. Los síntomas incluyen falta de aire, palpitaciones, dolor en el pecho y malestar.- Trastornos fóbicos

Los individuos que padecen una fobia no son capaces de tolerar el miedo que le tienen a algo -una situación, un objeto, un animal, puede haber diversos desencadenantes de fobias-, precisamente porque no es un miedo estándar. Ellos experimentan un temor irracional cuando se encuentran frente a al estímulo fóbico y esto suele acabar en un comportamiento de evitación.-Fobia Social

La fobia social es un trastorno de ansiedad muy habitual, y para su adecuado tratamiento es importante que no se confunda con la timidez. Es un fuerte miedo irracional hacia situaciones de interacción social; la persona que padece este trastorno siente ansiedad extrema al ser juzgado por otros, al ser el centro de atención, por la idea de ser criticado o humillado por otros individuos e, incluso, al hablar por teléfono con otras personas.Por tanto, es incapaz de realizar presentaciones en público, comer en restaurantes o delante de alguien, ir a eventos sociales, conocer gente nueva, entre otras actividades.- Agorafobia

La agorafobia suele definirse como miedo irracional a los espacios abiertos, como las grandes avenidas, los parques o los entornos naturales. Pero esta definición no es del todo cierta.El estímulo fóbico no son los parques o las grandes avenidas, sino la situación de tener un ataque de ansiedad en estos lugares, donde puede ser difícil o vergonzoso escapar, o donde no es posible el recibir ayuda.

- Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT)

Esta afección se manifiesta como consecuencia de la exposición a una situación traumática, que le ha provocado al individuo una experiencia psicológica estresante que se prolonga en el tiempo y no se extingue con el fin del hecho. Los síntomas incluyen pesadillas, sentimientos de ira, irritabilidad o fatiga emocional, desapego hacia los demás, entre otros, y se presentan cada vez que la persona revive el hecho traumático.-Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC)

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) es una condición en la cual el individuo experimenta pensamientos, ideas o imágenes intrusivas. Es un trastorno de la ansiedad, y por lo tanto se caracteriza por estar asociado a sensación de temor, angustia y estrés continuado de tal forma que supone un problema para el día a día y repercute negativamente sobre la calidad de vida de la persona.Los pensamientos que causan malestar (obsesiones), provocan que la persona realice ciertos rituales o acciones (compulsiones) para reducir la ansiedad y sentirse mejor.

Las obsesiones pueden estar relacionadas a cualquier aspecto de la vida diaria de la persona, algo que varía en función de la personalidad de cada uno. La obsesión por la limpieza extrema, por la seguridad en el hogar, por la organización, el orden, son algunas de las formas de expresión más frecuentes. -Trastorno de ansiedad generalizada

La preocupación es un sentimiento que puede aparecer ante situaciones distintas, de incertidumbre, de duda. Sin embargo, así como es esperable que aparezca, también lo es que se vaya a partir del fin de la situación que la desencadenó. El trastorno aparece cuando la preocupación no se va e interfiere en la normalidad de la vida del individuo.Por tanto, el trastorno se caracteriza por preocupación y ansiedad crónica. Algunos de los síntomas son náuseas, fatiga, tensión muscular, problemas de concentración, problemas de sueño, entre los más frecuentes. 2. Trastornos del estado de ánimo

Existen distintos tipos de trastornos del estado de ánimo o trastornos afectivos y, como su nombre indica, su principal característica subyacente sería una alteración del estado de ánimo del individuo. -Trastorno BipolarEl trastorno bipolar puede afectar cómo se siente una persona, piensa y actúa; se caracteriza por cambios exagerados en el estado de ánimo, desde manía a la depresión mayor.

Así, afecta a muchos ámbitos de la vida. Los ciclos del trastorno bipolar duran días, semanas o meses, y perjudican seriamente al trabajo y las relaciones sociales de la persona que lo sufre.

El trastorno bipolar suele tratarse con medicación, dado que es necesario estabilizar el estado de ánimo del paciente. Durante los episodios de manía, la persona puede incluso dejar su trabajo, aumentar sus deudas, y sentirse lleno de energía a pesar de dormir solamente dos horas al día. Durante los episodios depresivos, la misma persona puede incluso no salir de la cama.-Trastorno depresivo

Los sentimientos de desaliento, frustración e incluso la desesperación, son frecuentes ante una decepción y pueden durar varios días antes de desaparecer de manera gradual. Ahora bien, para algunas personas, estos sentimientos pueden durar meses y años, lo cual provoca problemas serios en su día a día.La depresión es una psicopatología seria y debilitante, y afecta a cómo un individuo se siente, piensa y actúa; puede provocar síntomas tanto físicos como psicológicos.3. Trastornos de la Conducta Alimentaria

Las afecciones relacionadas con la conducta alimentaria son varias y se pueden manifestar de distintas maneras y como consecuencia de otras situaciones. Al mismo tiempo, cabe mencionar que pueden aparecer de la mano de trastornos de ansiedad o de personalidad, lo cual las hace más difíciles de tratar. - Anorexia NerviosaLa anorexia se caracteriza por una obsesión por controlar la cantidad de comida que se consume. Uno de sus síntomas más característicos es la distorsión de la imagen corporal.

Las personas que sufren anorexia restringen la ingesta de alimentos a niveles extremos, siempre con la idea de adelgazar como meta; también es frecuente que hagan ejercicio en exceso y que mientan en relación a su alimentación. - Bulimia

La bulimia es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por pautas de alimentación anómalas, con episodios de ingesta masiva de alimentos seguidos por maniobras que buscan eliminar esas calorías (inducir al vómito o consumir laxantes). Tras estos episodios es habitual que el sujeto se sienta triste, de mal humor y tenga sentimientos de autocompasión.- Trastorno por atracónEl trastorno por atracón es un trastorno grave en el que el individuo que lo sufre consume con frecuencia grandes cantidades de comida y siente que ha perdido el control durante el atracón. Después de la sobreingesta, la angustia severa o preocupación por el peso suele aparecer.4. Trastornos psicóticos

Los trastornos psicóticos son psicopatologías graves en los que las personas pierden el contacto con la realidad. Dos de los síntomas principales son delirios y alucinaciones; los delirios son falsas creencias, tales como la idea de que alguien está siguiendo, mientras que las alucinaciones son percepciones falsas, como escuchar, ver o sentir algo que no existe.- Trastorno delirante

El trastorno delirante o paranoia es un trastorno psicótico caracterizado por una o varias ideas delirantes. Es decir, que estas personas están totalmente convencidas de cosas que no son ciertas. Por ejemplo, que alguien les persigue para lastimarlas.- Esquizofrenia

La esquizofrenia es otro trastorno psicótico, pero, en este caso,la persona sufre alucinaciones y pensamientos perturbadores que le aísla de la actividad social. La esquizofrenia es una patología muy seria, y a pesar de no existir cura, sí que hay tratamientos efectivos para que los pacientes con esta alteración puedan disfrutar de su vida.5. Trastornos de personalidadUn trastorno de personalidad es un patrón rígido y permanente en el comportamiento de una persona que le genera malestar o dificultades en sus relaciones y en su entorno. Los trastornos de la personalidad tienen su inicio en la adolescencia o al principio de la vida adulta.- Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)

El trastorno límite de la personalidad o borderline se caracteriza porque las personas que lo sufren tienen una personalidad débil y cambiante, y dudan de todo. Los momentos de calma pueden convertirse, al instante y sin previo aviso, en momentos de ira, ansiedad o desesperación. Estos individuos viven sus emociones al máximo, y las relaciones amorosas son intensas, pues suelen idolatrar a la otra persona hasta el extremo.Algunos de sus síntomas son: ira intensa e incapacidad de controlarla, esfuerzos frenéticos por evitar el abandono, real o imaginario, alternancia entre extremos de idealización y devaluación en las relaciones interpersonales, autoimagen marcadamente inestable, y sentimientos crónicos de vacío.- Trastorno antisocial (TASP)

El individuo que sufre este trastorno (mal conocido con etiquetas como psicopatía o sociopatía) se caracteriza por su tendencia a no relacionarse en sociedad, evitando cualquier interacción. Los diferentes síntomas y conductas que caracterizan el TASP incluyen: robos, agresividad, tendencia a la soledad, violencia, mentiras.

Además, las personas afectadas por el TASP tienden a ser tímidas, depresivas y tienen ansiedad social. Este último punto se debe a su temor a ser rechazadas. A pesar de ello, la terapia psicológica es muy efectiva a la hora de manejar los inconvenientes del trastorno antisocial.

Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído