Más artículos

Por qué la pandemia incrementó el consumo de alcohol en jóvenes

Por qué la pandemia incrementó el consumo de alcohol en jóvenes
El consumo de alcohol en jóvenes, que se incrementó durante la pandemia, es uno de los problemas que más preocupa a los expertos en la actualidad
Por iProfesional
25.02.2021 15.43hs Health & Tech

La pandemia cambió muchos aspectos de la vida de todas las personas que habitan en el mundo. Desde los más chicos hasta los adultos más grandes vieron modificado su día a día y debieron adaptarse a esta realidad.

Los adolescentes y jóvenes también son uno de esos grupos que ha tenido que adaptar sus hábitos a una nueva realidad. En ese contexto, el recorrido desde marzo pasado hasta esta "nueva normalidad" ha generado un impacto importante en la salud y en los fenómenos mentales. Así lo advierten expertos del Centro Medicus de Salud Mental.

Además, los profesionales aseguran que "muchos estudios realizados en este contexto y referidos al uso de sustancias arrojan que se triplicó el número de personas que consumen bebidas alcohólicas todos los días, hallándose una fuerte asociación con las salidas y eventos sociales entre los más jóvenes".

La adolescencia y el alcohol

La adolescencia es una etapa de transición, un pasaje a la adultez; y el camino hacia lograr la independencia es complicado y de extrema vulnerabilidad. Es importante tener en cuenta que los jóvenes necesitan la presencialidad, el contacto con su grupo de pares, la pertenencia que les da identidad, incluso más que otros grupos etarios. Todos esos factores han sido modificados durante el 2020 y ellos han quedado privados de muchas de las actividades que les resultaban familiares.

El incremento en el consumo de alcohol en jóvenes preocupa a los expertos
El incremento en el consumo de alcohol en jóvenes preocupa a los expertos

Así, el paso del tiempo y la proyección de futuro quedaron abruptamente detenidos. Según indican desde el Centro Medicus de Salud Mental, "por la sola razón de la omnipotencia que sienten los adolescentes irán a explorar, investigar, desafiar y confrontar con los adultos.

En este escenario es donde puede aparecer el alcohol como una especie de "vía de escape". ¿Escape de qué? Precisamente, escape a la incomodidad de sentirse frustrados, escape a estar encerrados y escape a estar allí con un futuro incierto. Los expertos consideran que es probable que la sensación vivida, la soledad, el no saber cuándo podrán retomar sus rutinas, los motiva a salir más y cuidarse menos, sin ser íntegramente conscientes de los riesgos que corren.

Los adolescentes y jóvenes están sujetos a grandes cambios biológicos y emocionales, terreno en el que, además, ahora se suma la pandemia.

De todos modos, los expertos indican que "no toda la responsabilidad reside en los jóvenes". También es tarea de los adultos y padres analizar qué sucede con los límites o la falta de ellos ante salidas, vacaciones y apoyo económico.

Cuidado con la imitación

Otro factor a tener en cuenta es que el consumo de sustancias legales se ha incrementado de forma abrupta entre los adultos. Se sabe que los adolescentes tienden a imitar en algunos casos las conductas de sus padres.

Esta realidad podría generar una agudización del consumo de alcohol en las personas más jóvenes de la casa, algo que a su vez podría impactar en la falta de cuidados ante las medidas de distanciamiento.

El alcohol se puede pensar como una
El alcohol se puede pensar como una "vía de escape"

Cómo se puede acompañar a los adolescentes

Desde el Centro Medicus de Salud Mental brindan algunas pautas que pueden ayudar a acompañar a los adolescentes y a estar más en contacto con ellos.

  • Conversar sobre los daños que provoca el exceso de alcohol a nivel orgánico y los riesgos asociados a su uso.
  • Preservar y respetar la intimidad.
  • Armar un vínculo de confianza y sinceridad, hablar de la pandemia y de las consecuencias que ellos sufren.
  • Escucharlos. Seguro tendrán mucho para decir sobre el tema. Quizás no sea en una cena; será cuando puedan. Respetar sus momentos será clave.
  • Creer en ellos. Enseñarles a cuidarse y cuidar al otro.
  • Con los hijos menores de 18 años, conversar con los padres de sus amigos, intentando lograr algún lineamiento en común. Este contexto que nos toca vivir puede profundizar los conflictos inherentes a la adolescencia. Es muy importante que tratemos de guiar a los chicos para que no adopten conductas que pueden ser perjudiciales tanto ahora como en el largo plazo.