¿Hacés home office? Estas son las 10 patologías que puede traer el teletrabajo

¿Hacés home office? Estas son las 10 patologías que puede traer el teletrabajo
El teletrabajo cambió radicalmente la rutina laboral de muchas personas y contribuyó a causar o desencadenar ciertas patologías
Por Martina Stutz Dohmen
15.03.2021 15.02hs Health & Tech

El teletrabajo existía desde hace tiempo. Muchas empresas ya trabajaban con esta modalidad y la aplicaban en su día a día de distintas formas.

No obstante, en la mayoría de los casos, el teletrabajo llegó de la mano con la pandemia y el aislamiento, aunque es cierto que ya había un pequeño porcentaje de trabajadores que se desempeñaban a través de esta vía.

La llegada del aislamiento estricto y obligatorio hizo que se incrementaran los niveles de sedentarismo, ya que las personas solo salían de sus casas para actividades esenciales y la mayoría de los argentinos comenzó a trabajar desde su hogar. Ese descenso en la actividad física -aunque más no fuera la caminata diaria hasta el trabajo o hasta el transporte público- causó o desencadenó algunas consecuencias a nivel físico y mental y que se hicieron cada vez más frecuentes con la continuidad del teletrabajo.

Las 10 afecciones que aparecieron como consecuencia del teletrabajo

"El sedentarismo, tal como se ha dicho en reiteradas oportunidades, puede causar o desencadenar una serie de afecciones físicas y de salud mental", explica la Dra. Lucía Dohmen, especialista en Ortopedia y Traumatología.

Si a la vida sedentaria que se vivió durante el aislamiento se le suma todo lo que sucedió durante el 2020 -la pandemia, la crisis económica, la convivencia con el resto de los integrantes de la casa, no poder ver a los seres queridos, entre otros elementos- esto puede ser una combinación explosiva. De hecho, en muchas personas repercutió de manera más intensa que en otras.

1. Cervicalgias

Tal como su nombre lo indica, se trata del dolor cervical, que puede aparecer como resultado de muchas afecciones.

Las causas más comunes de dolor cervical son las lesiones de partes blandas, debidas a contracturas o traumatismos, que muchas veces incrementan los síntomas de lesiones degenerativas -artrosis, por ejemplo-.

En algunos casos, se trata de un dolor localizado en el cuello mismo, mientras que en otros es un dolor que se extiende a los brazos, a la cabeza o a la espalda. "Se puede sentir parestesias (hormigueo) e hipoestesia (adormecimiento) en los dedos de la mano, dolor en la nuca o notar mareo y náuseas", detalla la especialista.

2. Lumbalgia

La lumbalgia se caracteriza por un dolor localizado en la parte baja de la espalda, que puede aparecer de manera repentina por un esfuerzo hecho de manera inadecuada o en forma progresiva. En este último caso, "la causa suele ser la falta de actividad o el sedentarismo, puntualmente suele ser el hábito de pasar muchas horas en posiciones inadecuadas -sentado en una silla incorrectamente, por ejemplo-", explica la experta en Ortopedia y Traumatología.

La lumbalgia es una de las afecciones que puede aparecer por permanecer muchas horas en posiciones inadecuadas
La lumbalgia es una de las afecciones que puede aparecer por permanecer muchas horas en posiciones inadecuadas

3. Sindrome de túnel carpiano

El sindrome de túnel carpiano es una afección que se produce por la compresión del nervio mediano, que es el que permite la sensibilidad y el movimiento de muchas partes de la mano.

El síndrome del túnel carpiano puede provocar parestesia (hormigueo), hipoestesia (adormecimiento), debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

Cabe mencionar que se trata de una molestia que se irradia desde la muñeca hacia la mano.

¿Por qué se produce? El síndrome de túnel carpiano aparece por la repetición de un movimiento determinado y, en general, empeora a medida que se realiza ese movimiento. Una de las causas más comunes es el uso del mouse o del teclado, tareas en las que las personas mueven constantemente las manos pero hacen siempre los mismos movimientos, algo que se repite durante varias horas y todos los días.

En ocasiones, el uso del teclado durante muchas horas puede provocar este trastorno
En ocasiones, el uso del teclado durante muchas horas puede provocar este trastorno

4. Sindrome de De Quervain

El síndrome de De Quervain es uno de los trastornos que se desencadenan por el movimiento constante y repetitivo del dedo pulgar. "Se caracteriza por la hinchazón e inflamación de los tendones (tendinitis) o de las vainas tendinosas (tenosinovitis) que extienden y separan el dedo pulgar", señala la Dra. Dohmen, quien se desempeña como Jefe de Sala de Internación del Servicio de Traumatología del Hospital Presidente Perón.

Este trastorno suele producirse tras la utilización repetitiva de la muñeca, pero siempre de la cara externa de la mano, hacia donde está ubicado el dedo pulgar. Es frecuente que aparezca en personas que usan constantemente el joystick para jugar o que manejan ciertas máquinas que requieren el movimiento repetitivo de esa zona de la mano.

El síntoma principal es un dolor constante, localizado en el lado de la muñeca correspondiente al pulgar y en la base de este dedo, que empeora con el movimiento. En general, la zona de la base del pulgar próxima a la muñeca también está sensible y dolorida.

5. Bruxismo

El bruxismo es un trastorno más común de lo que se piensa, aunque tiene distintos niveles y afecta de manera diversa a las personas. Si bien no tiene que ver con el teletrabajo puntualmente, sí se relaciona con la ansiedad o el estrés que se producen a partir de la situación que se atraviesa en el mundo. 

Se trata de una condición en la que el paciente que lo padece cruje, rechina o aprieta los dientes. Quienes tienen bruxismo, de manera inconsciente, aprietan los dientes cuando están despiertos -lo cual se conoce como bruxismo diurno- o también pueden hacerlo durante la noche, mientras duermen -bruxismo nocturno-.

De acuerdo a la información publicada por la web de la Clínica Mayo, el bruxismo nocturno se considera un trastorno de movimiento relacionado con el sueño. Las personas que aprietan o rechinan los dientes mientras duermen tienen más probabilidades de padecer otros trastornos del sueño, como roncar o realizar pausas en la respiración -apnea del sueño-.

6. Sobrepeso y obesidad

"Tanto en niños como en adultos se vio un incremento en el sobrepeso y en la obesidad", explica la Dra. Dohmen. Además, agrega que son dos trastornos relacionados directamente con el sedentarismo y la mala alimentación y que, a su vez, pueden desencadenar otras afecciones, sobre todo cuando se prolongan en el tiempo.

La obesidad y el sobrepeso pueden provocar consecuencias severas en la salud si se prolongan en el tiempo
La obesidad y el sobrepeso pueden provocar consecuencias severas en la salud si se prolongan en el tiempo

7. Pérdida de masa muscular

"La pérdida de masa muscular fue una de las consecuencia del aislamiento y del sedentarismo", señala la Dra. Lucía Dohmen, quien destaca que se trata de una enfermedad sino de un efecto colateral de la falta de actividad.

8. Alteraciones alimentarias

Este es otro de los efectos adversos que aparecieron como consecuencia del aislamiento. Tanto en personas adultas como en niños y adolescentes, aparecieron trastornos en la forma de alimentarse. Hubo quienes comieron más cantidad, hubo quienes incrementaron la ingesta de alimentos poco saludables, hubo quienes comieron menos y quienes lo hicieron en forma desordenada. En todos los casos, las alteraciones alimentarias cuando se prolongan en el tiempo pueden tener consecuencias en la salud, como el sobrepeso y la obesidad ya mencionados por la experta, entre otras.

9. Insomnio

El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o para mantenerlo a lo largo de la noche. Se ha transformado, a lo largo del año pandémico, en la causa principal de los consultorios de servicios de psiquiatría.

El insomnio fue una de las principales causas de consulta en Psiquiatría durante la pandemia
El insomnio fue una de las principales causas de consulta en Psiquiatría durante la pandemia

10. Incremento de algunos trastornos por falta de control

Aquí no se trata de una enfermedad en particular, sino de una serie de patologías que se incrementaron o empeoraron por falta de control. "Una de ellas, y quizá la más frecuente, es la escoliosis, que cuando no se controla y trata puede traer consecuencias muy severas, incluso llevar al paciente a una cirugía", detalla la especialista.

Por eso, durante todo el aislamiento los profesionales de la salud hicieron hincapié en la importancia de continuar con los chequeos de rutina. Muchas personas suspendieron las consultas anuales por miedo a contagiarse Covid-19 o por evitar aglomerarse en un entorno hospitalario, pero la salud no se debe postergar. En esta línea, la Dra. Dohmen -quien además es especialista en Ortopedia y Traumatología infantil- pone el foco en la necesidad de mantener los controles, sobre todo en los niños y adolescentes, que están en período de crecimiento. Tal como se mencionó, cuando las patologías se detectan de manera temprana y se tratan así también, el pronóstico es más favorable. 

Qué hacer ante cualquiera de estas afecciones

Ante la aparición de cualquiera de estos trastornos, es muy importante consultar con un especialista. "La clave para hacer que las molestias cesen y retomar la buena calidad de vida está en el diagnóstico y tratamiento tempranos", menciona la experta. En este sentido, desaconseja la automedicación o los tratamientos caseros, ya que muchas veces pueden demorar el diagnóstico preciso y el comienzo del tratamiento necesario.

Entonces, cuando la molestia o afección comienza a manifestarse se debe concurrir a un servicio de emergencia -si así lo requiere el dolor- o consultar con un especialista.