¿Una super vacuna? Científicos desarrollan una inoculación contra todas las cepas y variantes de coronavirus

¿Una super vacuna? Científicos desarrollan una inoculación contra todas las cepas y variantes de coronavirus
Un equipo de investigadores desarrolló una nueva vacuna que podría brindar protección contra múltiples coronavirus de la familia SARS
Por iProfesional
20.05.2021 15.59hs Health & Tech

Las vacunas que se aplican actualmente contra el coronavirus se han desarrollado para proteger de uno en particular: el SARS-CoV-2, que actualmente causa el Covid-19 y que desencadenó la pandemia.

Sin embargo, la familia de los coronavirus es amplia, y muchos investigadores piensan que una futura vacuna podría ofrecer una protección mucho más amplia a las personas.

Un equipo del Instituto de Vacunas Humanas de Duke (Estados Unidos) ha desarrollado una vacuna pancoronavirus que podría proteger contra múltiples coronavirus de la familia del SARS. Esto incluye el SARS-CoV-2, así como el virus que la mayoría de la gente conoce como SARS, el SARS-CoV-1, que fue el responsable del brote de 2003.

En un nuevo estudio, el equipo de Duke ha descubierto que la vacuna candidata protege a los monos rhesus del nuevo coronavirus (incluidas sus variantes más nuevas y preocupantes), así como del SARS y otros virus relacionados con este que circulan en los murciélagos, pero que no han saltado a los humanos. Esto es un indicador, aunque para nada una garantía, de que la vacuna podría funcionar también en las personas.

La vacuna desarrollada recientemente protegería contra todas las variantes del coronavirus
La vacuna desarrollada recientemente protegería contra todas las variantes del coronavirus

"Se tendría protección contra estas variantes que circulan actualmente, pero también se podría tener protección contra cualquier tipo de nuevo virus relacionado con el SARS que pudiera ser similar al SARS-CoV-1 o al SARS-CoV-2, que pudiese originarse en la especie de los murciélagos", explica Kevin Saunders, director de investigación del instituto, a Business Insider.

El objetivo del equipo es crear una vacuna contra el pancoronavirus, algo que podría suponer el fin de las pandemias de coronavirus.

En un comunicado compartido por la Casa Blanca la semana pasada, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas estadounidense y principal cara visible del país en la lucha contra la pandemia, dijo que la investigación es "una prueba de concepto extremadamente importante que perseguiremos agresivamente a medida que nos adentremos en el desarrollo de ensayos en humanos".

De acuerdo a lo explicado por Saunders, investigadores de Duke esperan empezar a inscribir a personas en los ensayos clínicos lo antes posible: entre 18 meses y 2 años y medio a partir de ahora.

Otros equipos de investigación también están trabajando en vacunas similares: hay más de dos docenas de proyectos de vacunas contra el pancoronavirus en marcha, según informó la revista Science en abril.

La vacuna protegió de las variantes del Reino Unido, Brasil y Sudáfrica

Las vacunas que se aplican actualmente contra el Covid-19 parecen ser eficaces contra las variantes, pero quizás no en el mismo grado que contra el virus original. La investigación ha demostrado, por ejemplo, que las vacunas existentes pueden ser menos protectoras contra B.1.351 y P.1 -las cepas identificadas por primera vez en Sudáfrica y Brasil, respectivamente- que contra la cepa original del coronavirus o B.1.1.7, la variante identificada por primera vez en el Reino Unido.

El experto afirma que la vacuna del pancoronavirus desarrollada por su equipo parecía generar una respuesta de anticuerpos más fuerte contra todas estas variantes que las vacunas actuales hasta ahora.

Las vacunas que se aplican actualmente protegen contra el SARS-Cov-2, pero no contra el resto de los virus de la familia SARS
Las vacunas que se aplican actualmente protegen contra el SARS-Cov-2, pero no contra el resto de los virus de la familia SARS

Los investigadores comprobaron esto a través de una comparación entre su inyección y una vacuna de ARNm que se parecía a las de Pfizer y Moderna. La vacuna de ARNm generó una respuesta de anticuerpos 6 veces más débil contra la variante B.1.351 y una respuesta de anticuerpos 10 veces más débil contra P.1 que contra la cepa original. Sin embargo, la vacuna contra el pancoronavirus solo generó una respuesta de anticuerpos 3 veces menor contra esas variantes.

"La clave aquí fue que se comienza con respuestas de anticuerpos realmente potentes, y luego solo realizan una pequeña disminución cuando entran en contacto con una de las variantes; en comparación con una vacuna de ARNm, que comienza más baja y luego realiza una disminución aún mayor cuando trata de neutralizar o bloquear una de las variantes", analiza Saunders.

Sin embargo, aún no está claro cómo la vacuna contra el pancoronavirus se compararía con las vacunas de refuerzo que están desarrollando Pfizer y Moderna.

La nueva vacuna candidata se basa en una tecnología diferente a la de las vacunas de Pfizer y Moderna. Ambas instruyen al organismo para que produzca la proteína Spike (de pico) del coronavirus, que le ayuda a adherirse y entrar en las células. Eso, a su vez, hace que nuestro sistema inmunitario produzca anticuerpos para neutralizar esa proteína. De este modo, si alguna vez nos encontramos con el virus en la vida real, nuestro cuerpo puede reconocerlo y combatirlo.

Por su parte, la vacuna candidata del pancoronavirus de Saunders inyecta en el cuerpo un fragmento de la proteína de pico, que es clave para ayudar al virus a invadir las células humanas.

"El razonamiento era que si se podía generar una respuesta inmunitaria contra esa parte clave del virus, entonces se obtendrían respuestas protectoras que limitarían la capacidad del virus para entrar en las células y replicarse", informa el director de investigación.

Evitar que el coronavirus se convierta en algo parecido a la gripe

Los científicos predicen que nunca nos libraremos del todo del nuevo coronavirus, ya que no todo el mundo decidirá vacunarse y algunos países pueden tardar años en distribuir las vacunas.

"La idea actual es que este virus se ha extendido a tantas partes del mundo que siempre habrá algún nivel bajo de infección endémica", avisa Saunders.

Mientras el coronavirus se extienda, puede mutar, lo que requeriría vacunas de refuerzo periódicas.

Tomando como ejemplo la gripe estacional (descendiente de la pandemia de gripe de 1918, conocida a nivel internacional como "gripe española"), se observa que los virus de la gripe mutan muy rápidamente, por lo que hay que actualizar constantemente las vacunas contra la gripe para vencer a las nuevas cepas.

Los científicos deben elegir con casi un año de antelación las cepas de la gripe contra las que protegen las vacunas, por lo que a veces las vacunas no coinciden con las cepas dominantes en circulación. En un buen año, las vacunas contra la gripe tienen una eficacia de alrededor del 60%, pero en un mal año puede ser de solo un 20%.

El objetivo de una vacuna pancoronavirus es "llegar a ser lo contrario de lo que es actualmente la vacuna contra la gripe", asegura Saunders.

"No sería una vacuna estacional", añadió. "Sería una que recibirías y luego, mientras tu inmunidad protectora se mantuviera en un determinado nivel, no tendrías que volver a vacunarte", pronostica.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído