Estudios demuestra que la vacuna de Moderna es efectiva en adolescentes de 12 a 17 años

Estudios demuestra que la vacuna de Moderna es efectiva en adolescentes de 12 a 17 años
La vacuna contra el coronavirus desarrollada por Moderna emplea ARN mensajero para que el organismo desarrolle la respuesta inmune
Por iProfesional
08.07.2021 19.34hs Health & Tech

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por la compañía estadounidense de biotecnología Moderna fue diseñada con una tecnología conocida como ARN mensajero, que hace que el sistema inmunológico "aprenda" a reconocer y combatir parte de la proteína del virus. En los últimos estudios, esta vacuna mostró una alta tasa de eficacia entre los adolescentes de 12 a 17 años.

El dato cobró mayor importancia local cuando el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció este jueves que el próximo lunes el Gobierno nacional firmará un acuerdo con ese laboratorio para la adquisición de nuevas dosis de vacunas contra el coronavirus.

"A partir del marco normativo logrado, el lunes vamos a estar firmando con el laboratorio Moderna un acuerdo para nuevas dosis para nuestro país. Se trata de un laboratorio americano que está desarrollando vacunas pediátricas. Es una gran noticia", aseguró Cafiero durante su exposición de gestión en la Cámara de Diputados.

El 25 de mayo pasado, Moderna había anunciado que su vacuna contra el coronavirus es "altamente efectiva" en adolescentes de entre 12 y 17 años, según los resultados completos de ensayos clínicos realizados.

La vacuna "se mostró como altamente efectiva para prevenir la Covid-19 en adolescentes", afirmó el dueño de Moderna, Stéphane Bancel, citado en un comunicado consignado por la agencia AFP.

La vacuna de Moderna está hecha con ARN mensajero
La vacuna de Moderna está hecha con ARN mensajero

Estudio en adolescentes

Del estudio de Moderna participaron más de 3.700 adolescentes de entre 12 y 17 años en Estados Unidos, de los cuales dos tercios recibieron la vacuna y un tercio placebo.

"Tras dos dosis, ningún caso de Covid-19 se observó en el grupo vacunado (...) contra cuatro casos en el grupo placebo, lo que resulta en una efectividad de la vacuna de 100% 14 días después de la segunda dosis", afirmó Moderna en su comunicado.

Tras una dosis fue observada una eficacia de 93%, según la empresa. La vacuna fue "generalmente bien tolerada" y "hasta ahora no fue identificada ninguna inquietud respecto a su seguridad", precisó.

Los efectos secundarios observados entre los adolescentes fueron los mismos que entre los adultos: posible dolor en el lugar de la inyección, fatiga y escalofríos.

Qué es el ARN mensajero

El Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) informó en su sitio web en marzo de este año que "las vacunas de ARNm son un nuevo tipo de vacunas que protegen contra enfermedades infecciosas".

"Las vacunas de ARNm enseñan a nuestras células a producir una proteína, o incluso solo una porción de una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria dentro de nuestro organismo", aseguró la entidad en un comunicado.

La vacuna de Moderna está hecha con ARN mensajero
La vacuna de Moderna está hecha con ARN mensajero

El CDC indicó que "las vacunas de ARNm son un nuevo tipo de vacunas que protegen contra enfermedades infecciosas; mientras que para despertar la respuesta inmunitaria, el sistema de muchas vacunas consiste en inyectar el germen atenuado o inactivado en nuestros organismos, en lugar de ello estas vacunas enseñan a nuestras células a producir una proteína, o incluso una porción de una proteína, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro de nuestro organismo".

Luego, detallaron que "esa respuesta inmunitaria, que produce anticuerpos es la que nos protege de infecciones si el virus real ingresa a nuestros organismos".

"Las vacunas de ARNm contra la Covid-19 les dan instrucciones a nuestras células para que produzcan una porción inocua de lo que se conoce como 'proteína Spike' y está presente en la superficie del virus que causa el coronavirus", indicó el documento.

La institución estadounidense recordó que "los científicos han estado estudiando y trabajando en las vacunas de ARNm por décadas; el interés en estas vacunas aumentó porque se pueden desarrollar en un laboratorio con materiales de fácil disponibilidad; esto significa que el procedimiento se puede estandarizar y ampliar para que el desarrollo de la vacuna sea más veloz que los métodos tradicionales de producción de vacunas".

"Se han estudiado versiones de vacunas de ARNm contra la influenza, el zika, la rabia y el citomegalovirus (CMV). Tan pronto como estuvo la información sobre el virus que causa la Covid-19, la comunidad científica comenzó a diseñar las instrucciones del ARNm para que las células puedan crear la proteína Spike singular, para integrarlas a la vacuna de ARNm", agregó la nota.

El documento estimó que "es posible que la tecnología de vacunas de ARNm nos permita en el futuro lograr protección para diferentes enfermedades y, de esta manera, reducir la cantidad de inyecciones necesarias para protegerse contra enfermedades comunes prevenibles con vacunas".

Temas relacionados