Qué es el síndrome de Savant o síndrome del sabio

El síndrome de Savant fue descrito por primera vez en el año 1789 por un físico llamado Benjamin Rush, quien documentó el caso de un paciente
Por Martina Stutz Dohmen
08/12/2022 - 13,15hs
Qué es el síndrome de Savant o síndrome del sabio

El síndrome de Savant, que significa sabio, en francés, fue descrito por primera vez en el año 1789 por el físico Benjamin Rush para referirse a la asombrosa capacidad de cálculo mental de uno de sus pacientes, que era el esclavo africano Thomas Fuller. Este síndrome suele aparecer en pacientes con ciertas afecciones neurológicas -particularmente en aquellos que padecen alguno de los trastornos abarcados dentro del TEA- o personas con lesiones cerebrales.

La principal característica de este trastorno es que suele dotarlos de una fascinante memoria aplicable a la música, el manejo de los números u otras capacidades espaciales, de las que no solo el resto de las personas carece sino de las que también carecen la mayoría de las personas con TEA.

4 características o formas de manifestación del Síndrome de Savant

Tal como se ha mencionado anteriormente, la cualidad que define a este síndrome es una habilidad cognitiva superlativa en relación a algunos tipos de conocimientos. En general, las habilidades más comunes de quienes lo padecen se centran en 4 categorías principales:

Arte (música, pintura y escultura)

Se caracterizan por ser grandes intérpretes musicales -particularmente en el piano- pintores y escultores. Los pacientes diagnosticados con esta condición suelen tener habilidades innatas para comprender e interpretar la música.

Cálculo de fechas

Algunos pacientes con este trastorno pueden memorizar calendarios enteros y recordar datos específicos referentes a cada uno de esos días. Un ejemplo claro es Funes, el memorioso, el protagonista del célebre cuento de Jorge Luis Borges, quien tenía una increíble capacidad de recordar datos, momentos, personas, objetos. 

Cálculo matemático

Algunas personas tienen la capacidad para realizar complejos cálculos matemáticos de forma instantánea y con enorme precisión. Por ejemplo, calcular números primos, decimales de pi o realizar divisiones con 100 decimales, todo ello, por supuesto, mentalmente.

Quienes padecen síndrome de Savant tienen
Quienes padecen síndrome de Savant tienen cualidades que los diferencian de otras personas

Habilidades mecánicas y espaciales

Se trata de una capacidad para medir distancias casi exactas sin instrumento alguno, construcción de maquetas altamente detalladas, memorización de mapas y direcciones, entre otras habilidades.

Además de estas cualidades que tienen, existen otras más inusuales y que suelen estar más relacionadas con las particularidades de cada individuo, como facilidad para el aprendizaje de múltiples idiomas, fuerte agudización de los sentidos, perfecta apreciación del paso del tiempo sin necesidad de relojes, entre otras características.

Estos son algunos casos famosos con Síndrome de Savant

Kim Peek, el genio conocido como 'Rain Man'

Kim Peek es el ‘savant’ más famoso; se trata del protagonista de la película ‘Rain Man’, interpretado por Dustin Hoffman y acompañado por su hermano, caracterizado por Tom Cruise. A pesar de que el 50% de las personas que padecen este síndrome son autistas, Peek no lo era. Sufría macrocefalia y agenesia del cuerpo calloso, una patología en la conexión nerviosa entre los dos hemisferios del cerebro. Se ganó el sobrenombre de ‘Kimputer’ gracias a su increíble memoria numérica, muy bien señalada en la película dirigida por Barry Levinson.

Derek Paravicini, el genio capaz de memorizar más de 10.000 melodías

Paravicini es un músico autista y ciego que cuenta con un oído descomunal. Es capaz de identificar una nota con solo oírla y reproducir una pieza musical después de escucharla tan solo una vez, una habilidad que se dice que poseían algunos músicos reconocidos de la historia. Actualmente tiene 39 años y da conciertos de piano por todo el mundo. Según su profesor de música, sabe de memoria más de 10.000 melodías.

Stephen Wiltshire, el genio de los paisajes urbanos

Es un artista inglés con autismo que tiene la capacidad de recordar y pintar un paisaje (por lo general urbanístico) después de haberlo visto una sola vez. A los tres años le diagnosticaron autismo y ese mismo año su padre falleció en un accidente de moto. Animado por sus profesores, Wiltshire empezó a tener interés en la pintura y a expresarse con sus dibujos, lo que le permitió aprender a hablar. De hecho, el príncipe Carlos de Inglaterra le entregó la condecoración de Miembro de la Orden del Imperio Británico en reconocimiento a su labor artística en 2006.

Stephen Wiltshire es uno de los casos más conocidos con síndrome de Savant
Stephen Wiltshire es uno de los casos más conocidos con síndrome de Savant

Daniel Tammet, el genio del número Pi

Además del síndrome de Asperger, Tammet, un londinense de 39 años, sufre epilepsia y sinestesia, la capacidad de asociar sensaciones de diferentes sentidos en un mismo acto. En su biografía "Nacido en un día azul", escribió: "Nací el 31 de enero de 1979, un miércoles. Se que era miércoles porque para mí esa fecha es azul, y los miércoles siempre son azules, como el número nueve o el sonido de voces discutiendo".

Además de dominar 11 lenguas y haber sido capaz de aprender islandés, uno de los idiomas más complejos del mundo, en tan solo una semana, Tammet memorizó el 22.514 dígitos del número Pi en una semana y tardó cerca de 5 horas en recitarlo.

Orlando Serrell, el genio de los calendarios

Orlando Serrell representa un caso de paciente que tiene síndrome de Savant adquirido. El impacto de una pelota de baseball en su cabeza cuando tan solo tenía 10 años le provocó una serie de lesiones cerebrales.

El entonces niño empezó a padecer frecuentes dolores de cabeza y algunas habilidades extrañas, como que era capaz de recordar el clima que hizo cada día desde su accidente, en 1979, o que era capaz de recordar lo que había hecho cada uno de los días desde entonces o qué día de la semana eran con solo mencionarle la fecha. Este caso sí que se parece mucho al personaje de Borges, Funes el memorioso, quien había tenido un accidente y desde entonces había adquirido esa habilidad.

Temas relacionados