¿Sabés qué es la dieta de Estocolmo?: los pros y contras de este plan de alimentación avalado por la OMS

Muchos de los ingredientes que se utilizan en la cocina nórdica son saludables y tienen un buen impacto en la salud física y mental
Por Martina Stutz Dohmen
09/12/2022 - 08,51hs
¿Sabés qué es la dieta de Estocolmo?: los pros y contras de este plan de alimentación avalado por la OMS

Además de la tradicional dieta mediterránea que se suele recomendar mucho para alimentarse saludablemente, existen otras alternativas avaladas por la ciencia y con características similares que también pueden impactar positivamente en la salud. Este es el caso de la dieta de Estocolmo, el nombre con el que se conoce a la forma de alimentarse que se suele llevar en los países nórdicos.

Cómo es la dieta de Estocolmo o dieta nórdica

La dieta de Estocolmo comparte muchas cualidades con la dieta mediterránea, pero se caracteriza por seguir los patrones alimentarios de los países de Europa del Norte: Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia.

Se trata de una forma de alimentación que se ha mostrado positiva para la salud; los expertos han notado que la población de los países nórdicos tiene menor incidencia de obesidad en relación al resto de los países europeos.

La dieta nórdica o dieta de Estocolmo propone basar las ingestas diarias en alimentos de origen vegetal como frutas y verduras diversas, especialmente verduras de hojas verdes y de raíz, bayas y frutos del bosque, así como también granos enteros, legumbres, frutos secos y semillas. En relación a los alimentos de origen animal, los más elegidos en esta dieta son los lácteos y pescados varios, sobre todo los ejemplares ricos en grasas omega 3.

Las carnes también se incluyen en esta dieta, pero de manera menos frecuente y con el foco en las piezas con menor cantidad de grasa.

Por otro lado, a diferencia de la dieta mediterránea, la dieta nórdica o de Estocolmo propone el consumo del aceite de canola y no de aceite de oliva extra virgen, como caracteriza a la primera.

La dieta mediterránea
La dieta nórdica propone consumir aceite de canola, en lugar de aceite de oliva

De esta manera, la dieta de Estocolmo o dieta nórdica es una alternativa fuente de hidratos de calidad para el organismo, con amplia variedad de vegetales que brindan fibra, vitaminas y minerales; y al mismo tiempo, provee proteínas magras y grasas de calidad en apreciables cantidades.

Estos son los beneficios de la dieta nórdica

De acuerdo a una revisión hecha por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la dieta de Estocolmo ha demostrado, junto a la dieta mediterránea, que constituye una buena alternativa para reducir la incidencia de enfermedades crónicas no transmisibles.

Se trata de una opción que propone incluir nutrientes de calidad, antioxidantes y componentes que brindan saciedad al organismo. Es por eso que esta propuesta puede tener un efecto antiinflamatorio en el organismo y alejar a las personas de enfermedades cardiovasculares así como también del sobrepeso, la obesidad y la resistencia a la insulina; e incluso, de algunos tipos de cáncer.

Temas relacionados