Qué alimentos no tenés que congelar por ningún motivo: las causas

El proceso de congelación es algo que nos beneficia en algo, desde la salud hasta el ahorro por la buena preservación de la comida. Qué tener en cuenta
07/09/2023 - 09:36hs
Qué alimentos no tenés que congelar por ningún motivo: las causas

El cuidado de los alimentos representa una parte fundamental para el cuidado de nuestra salud, ya sea que se les dé una buena limpieza o el hecho de mantenerlos en conservación por medio de la congelación. Esta última práctica es muy recurrida cuando se pretende que duren más tiempo de lo normal y no se echen a perder. Además, es una ayuda para los golpeados bolsillos.

A pesar de esto, es necesario estar conscientes de que existen alimentos que por ningún motivo deben congelarse.

Al congelar de una manera adecuada los alimentos, obtenemos grandes beneficios, como estos:

  • Se aprovechan los nutrientes del alimento, siempre y cuando su conservación no haya sido alterada y su proceso de descongelación haya sido la correcta, si ha sido así, se puede consumir de forma segura y que posee los mismos nutrientes.
  • También es sabido que las bajas temperaturas suelen eliminar ciertos tipos de bacterias y parásitos, un ejemplo son los pescados; de los cuales con el congelamiento se garantiza su frescura y es una forma de impedir el crecimiento microbiano.
  • Con el congelamiento de alimentos evitas que se echen a perder y con ello no solamente evitas desperdiciar comida, sino también hacer un gasto innecesario.

El proceso de congelación es algo que nos beneficia en algo, desde la salud hasta el ahorro. Sin embargo, no todos los alimentos se pueden congelar.

Hay alimentos que se pueden congelar y otros que no
Hay alimentos que se pueden congelar y otros que no porque pueden llegar a ser perjudiciales para la salud

¿Cuáles son los alimentos que no se deben congelar y por qué?

  • Alimentos fritos o empanizados: este tipo de alimentos pierden su textura y lo crujientes que pueden llegar a ser al momento de cocinarlos, por lo tanto, no deben ser congelados.
  • Comida con alto contenido de grasa: cuando se congelan se vuelven aceitosos, esto puede pasar si se meten al congelador productos como la crema batida, la mayonesa y/o el queso azul, con ello se vuelven incomestibles y te generarán un gasto extra.
  • Productos lácteos: como pueden ser la crema o el yogur, una vez que se busca descongelarse suelen separarse y volverse granulosos, también su sabor cambia volviéndose más ácidos.
  • Huevos con cáscara: en este se debe tener mucha precaución, ya que cuando están en congelación el contenido se expande logrando con ello que la cáscara se quede quieta y de esta manera empieza a crearse contaminación bacteriana.
  • Frutas o verduras con pulpa blanda: estos alimentos también pierden su textura cuando se descongelan, ya que se vuelven blandas y acuosas.
  • Vegetales con un gran contenido de agua: pueden ser el pepino, apio, lechuga y/o tomate, a los cuales con la congelación se les daña su estructura molecular, al igual que su textura, la cual se vuelve deforme al descongelarse.

Son varios los alimentos que no son muy recomendables congelar, ya sea porque pierden mucho su consistencia y sabor, o por el hecho de que puedes comprometer tu salud. Por ello, hay que recordar una norma básica en la congelación: no volver a congelar lo que ya fue congelado.