NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Aliviará presión fiscal

Analizan computar el impuesto al cheque contra IVA y gravámenes internos

Analizan computar el impuesto al cheque contra IVA y gravámenes internos
Desde el Ministerio de Producción estudian, a pedido de cámaras empresarias, negociar con Hacienda que se amplíe el menú para descargar ese tributo
14.08.2018 09.48hs Impuestos

El Gobierno analiza ampliar el menú de tributos contra los que las empresas pueden descargar el Impuesto sobre los Débitos y Créditos bancarios, conocido como impuesto al cheque, porque hoy sólo puede computarse contra el Impuesto a las Ganancias.

"En la última reforma tributaria, la Casa Rosada presentó como uno de los ejes centrales para intentar reducir la presión fiscal que sufren las empresas la eliminación del impuesto al cheque como tal", recordó Ezequiel Passarelli, de la consultora SCI, al diario El Cronista.

De esta forma, en el término de 5 años, todas las empresas podrán computarlo en un 100% contra el Impuesto a las Ganancias, por lo que se convertiría en un crédito y dejaría de ser un impuesto.

Al día de hoy, ciertas empresas ya gozan de este beneficio. Se trata de las micro y pequeñas empresas que, siempre y cuando hayan efectuado el correspondiente trámite ante la AFIP para tributar en esa categoría, ya pueden descontar la totalidad del impuesto al cheque contra Ganancias, dijo Passarelli, y añadió que las medianas empresas del Tramo 1 cuya actividad económica sea la de industria manufacturera pueden computarse el 60%. Y, por último, el resto de las empresas, pueden computar el gravamen en un 33%.

Sin embargo, existe un universo muy grande de empresas y personas que no reciben el beneficio de la reforma tributaria.

El principal problema surge cuando las empresas no obtienen una ganancia, sino que arrojan una pérdida. En ese caso, obviamente, no pagan Impuesto a las Ganancias y, en consecuencia, no tienen la posibilidad de recuperar el Impuesto al Cheque que los bancos les han ido reteniendo durante el año.

En definitiva, en ese caso, el impuesto al cheque sigue siendo un costo para la empresa, en lugar de ser un crédito.

Para estos casos, desde el Ministerio de Producción estarían analizando negociar con Hacienda que se les permita computar el impuesto al cheque no solo contra el Impuesto a las Ganancias, sino también contra otros gravámenes, como el IVA e Impuestos Internos.

En sus orígenes, el impuesto al cheque se podía computar contra el IVA. Esto se permitió hasta el 17 de febrero del 2002, cuando el decreto reglamentario se reformó y pasó a admitirse únicamente la deducción contra Ganancias, indicó Passarelli.

El 1,20% que los bancos descuentan en concepto de Impuesto a los Débitos y Créditos bancarios por todos los pagos que hace una empresa es sumamente significativo para su economía. Más aún lo es cuando esa empresa está en una situación de pérdida, y no de ganancia.

"Debido a esto, desde hace muchos años las empresas presionan para que se vuelva al anterior mecanismo, que permitía computar las retenciones contra el IVA", expresó Passarelli.

También sufren el Impuesto al Cheque los monotributistas y las entidades exentas. En el caso de los pequeños contribuyentes, no tienen la posibilidad de descontar el impuesto al cheque contra el pago mensual del Monotributo. Lo mismo ocurre con las asociaciones civiles, las fundaciones y cooperativas. Por lo cual, aparentemente para todos ellos seguirá siendo un costo.