NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Cóctel explosivo

Además del paro, hubo sistemas que anduvieron mal: día complicado para la AFIP

Además del paro, hubo sistemas que anduvieron mal: día complicado para la AFIP
Por la huelga hubo problemas de atención al público a lo que se sumaron críticas de los contribuyentes por irregularidades en los trámites online
17.08.2018 12.48hs Impuestos

Fue un jueves complicado en la AFIP. En medio del paro gremial que se realizó en el organismo, los sistemas funcionaron mal para los contribuyentes. Como si fuera poco, hubo una declaración de preocupación del Congreso por la seguridad informática del organismo.

Por un lado, los trabajadores nucleados en AEFIP-CGT hicieron un “paro total” de actividades, en rechazo al “ajuste ilegal sobre los salarios que hizo (su titular) Leandro Cuccioli mediante la disposición 204/2018 y la propuesta salarial a la baja”, publicó El Economista. Esto provocó problemas en la atención al público.

Desde el organismo dijeron que el paro apenas superó el 20% de adhesión, pero el secretario general de AEFIP-CGT, Guillermo Imbrogno, consideró que “es una burla el número que dejaron trascender, ya que el acatamiento fue masivo y rondó el 80%”.

“(Cuccioli) no tiene conocimientos en materia tributaria y con los CEO que incorporó a la planta no han podido enfrentar los desafíos que tenemos. Uno es la violación que sufrió el secreto fiscal el 2 de agosto, cuyo responsable es Fernando Spettoli, un ‘ex Veraz’ a cargo de Seguridad Informática, que depende directamente de Cuccioli”, sostuvo Imbrogno.

Precisamente este fue otro frente de conflicto abierto en el organismo, ya que una diputada emitió una declaración expresando “su preocupación por la designación de Fernando Spettoli, ex vicepresidente de Equifax, al frente del área de Seguridad de la Información de la AFIP, en tanto constituye una situación de conflicto de intereses que pone en riesgo la protección de los datos y la información de los contribuyentes”.

A esto se sumó el jueves que funcionaron mal los sistemas y algunos contribuyentes denunciaron que “se podían cargar emojis” al emitir una factura electrónica, mientras que otros dijeron que se podía entrar en la cuenta de cualquier usuario y ver todos sus movimientos.

Sobre lo primero, desde el organismo se limitaron a aclarar a El Economista que los emojis “aparecían al entrar desde un celular porque son parte de cualquier dispositivo de ese tipo”.

Como fuere, fue un jueves agitado para las autoridades del ente recaudador.

Más sobre Impuestos