Más artículos

Para la AFIP, Milagro Sala desvió $635 millones de un plan de viviendas sociales

Para la AFIP, Milagro Sala desvió $635 millones de un plan de viviendas sociales
La AFIP debería considerar a ese monto como “ganancia gravada con el impuesto a las Ganancias en cabeza de quien finalmente dispuso de los fondos
17.01.2019 07.19hs Impuestos

Una prueba clave de la condena de Milagro Sala a 13 años de prisión en la causa “pibes villeros” es una ampliación de denuncia de la AFIP ante la Justicia de Jujuy que revela que solo entre el 2013 y el 2015 desvió “$635 millones” para gastos personales y políticos y así debería pagar $222 millones en concepto de impuesto a las ganancias.

Esa cifra surge de restar a los gastos realmente hechos en la construcción de casas, los fondos cobrados del estado nacional por viviendas no construídas, las “addendas” a los contratos y los montos cobrados por viviendas no terminadas, señala Clarín.

En esa ampliación, se afirma que la AFIP debería considerar a ese monto como “ganancia gravada con el impuesto a las Ganancias en cabeza de quien finalmente dispuso de los fondos, esto es la señora Milagro Sala” y así cobrarle $222 millones de impuesto a las Ganancias, pero esa una opinión teórica porque ya fue condenada por fraude al estado.

El informe afirma que las 50 cooperativas de trabajo que creó "nunca presentaron comprobantes de compras o gastos" y están integradas por las mismas 16 personas, revelaron al matutino fuentes de la justicia de Jujuy. Además, dice que solo en el 2015 Sala y su entorno gastaron más de 100 mil pesos en gastos aéreos y 800 mil en hoteles.

En un informe de la delegación Córdoba de la AFIP, presentado por el ex subdirector de Interior y actual director de Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo Jaime Mecikovsky, se afirma que se detectaron “serias irregularidades y conductas ilícitas con la construcción de viviendas de los programas de viviendas sociales de la provincia de Jujuy”.

La maniobra era que las 50 cooperativas de trabajo, como “Pibes Villeros” o “El Che Limitada”, debían firmar contratos dentro del programa federal, pero éstas “no hicieron asambleas, ni presentación de estados contables, ni solicitud de rúbrica de libros”. Y todas tienen el mismo domicilio fiscal que la asociación civil Tupac Amaru.

Las cooperativas “nunca presentaron comprobantes de compras o gastos, como se obtuvo copia o indicio alguna de la existencia de estos comprobantes” y solo cumplieron el rol de “emisores de facturas” sin emitir comprobante alguno del pago de sueldos, aportes previsionales o anotaciones de ellos gastos salariales.

Con la excepción de “Pibes Villeros”, el resto no tenía cuenta bancaria como corresponde. Y todos los cobros de los fondos federales se hicieron con cheques hasta $50 mil para llevarse la plata en efectivo “e interrumpir el circuito de bancarización” y no dejar huellas sobre el destino final de la plata.

En cuanto a la Tupac Amaru, sus fondos “no condicen con los ingresos que la misma declaró y que consta en sus balances”. 

En cuanto a gastos de alojamiento se verificó que Sala y su entorno tuvieron enormes gastos de alojamiento en el hotel Acara de la Capital Federal, tal como había afirmado la ex militante de la Tupac y actual diputada provincial Mabel Belconte, que no figuran en los balances.

En cuanto a la situación impositiva de Milagro Amalia Angela Sala, se detectaron “inconsistencias entre las cifras expuestas al inicio y al cierre” de sus declaraciones ante la AFIP.

“Sus ingresos declarados no le permitirían la adquisición de rodados, donación de dinero a su hijo e importantes gastos de pasajes y estadías” tanto adentro como fuera del país, agrega. En sus declaraciones se encontraron ajustes en los pagos “superiores a los $800 mil", tras las inspecciones. 

En las conclusiones del informe, se asegura que Sala dirigió un grupo organizado que “en forma sistemática realizó una serie de maniobras que le permitió el manejo discrecional de la totalidad de los subsidios remitidos por el estado nacional destinados a la construcción de viviendas” y su desvió para su “provecho propio, para su entorno familiar, para terceros y para el gasto político”.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas