Más artículos

Baja de impuestos, alivios fiscales y prórrogas: qué medidas se deben tomar ante el coronavirus

Baja de impuestos, alivios fiscales y prórrogas: qué medidas se deben tomar ante el coronavirus
A la espera de las medidas que anunciará el Gobierno, reconocidos tributaristas adelantan los pasos que deberian seguir la AFIP y los fiscos provinciales
Por Hernán Gilardo
16.03.2020 06.14hs Impuestos

El Gobierno avanza en el diseño de medidas económicas para contrarrestar los efectos locales del coronavirus. 

Este lunes por la mañana se reunirá el Gabinete Económico-Social para definir el alcance de la restricción de actividades y decidir qué medidas e instrumentos económicos se implementarán para paliar los efectos de esta pandemia.

La reunión estará encabezada por el Presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. También serán parte de la misma el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y su par de Economía, Martín Guzmán. 

Además, participarán los ministros de Trabajo, Claudio Moroni; de Transporte, Mario Meoni; de Agricultura, Luis Basterra; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

iProfesional consultó a reconocidos tributaristas que adelantan las medidas y los pasos que deberian seguir la AFIP y los fiscos provinciales y municipales a fin de afrontar los efectos de la pandemia.

César Litvin, CEO de Lisicki, Litvin & Asociados, advirtió que "ante las restricciones generadas por e coronavirus que afecta los ingresos de empresas, deberían reprogramarse los vencimientos de anticipos, pagos a cuenta y declaraciones juradas".

En tanto, Diego Fraga, socio del estudio RCTZZ señaló a este medio que "la AFIP y las demás direcciones de rentas (provinciales y municipales) deberían postergar los vencimientos, como se suele hacer cuando hay otro tipo de desastre o catástrofe"."Y el Poder Ejecutivo de cada jurisdicción debería mandar a su respectiva legislatura un paquete de rebaja de impuestos y otros incentivos para poder mejorar la situación de las empresas. Dentro de esas medidas indefectiblemente debería incluirse una extensión de la moratoria tanto en el tiempo como en el universo de beneficiarios. La situación económica, que venía muy mal, se va a hacer insostenible para muchos contribuyentes con el parate que significa la suspensión de actividades", agregó Fraga.

Todo esto sin perjuicio de las medidas que hay que tomar en cada agencia: atender por turnos y evitar la acumulación de gente.

Asimismo, Fraga señaló que "para dar aire financiero a las Pymes, las provincias deberían suspender inmediatamente los regímenes de retención y percepción, que son préstamos compulsivos que el sector privado le hace a los fiscos a tasas negativas".

Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky & Asociados, puso la mira sobre los trámites presenciales. En particular sobre la repatriación de fondos para acceder al alivio en Bienes Personales.

"Muchos bancos están exigiendo la presencia fisica del contribuyente en la sucursal para las cuentas especiales de repatriación", detalló Sasovsky.

Por lo tanto, si al Gobierno le interesa la repatriación, el Gobierno debería flexibilizar el criterio o dar más tiempo para realizar la repatriación. De hecho muchos interesados que pueden adherirse a la repatriación se encuentran en Estados Unidos o Europa y no pueden volver a realizar el trámite presencial requerido.

Más medidas

Asimismo, el consultor tributario, Marcos Zócaro señaló que "en consonancia con lo dispuesto por otros países, además de la postergación de los vencimientos, el alivio fiscal también debería llegar de la mano de una reducción temporal de la carga impositiva de los sectores más afectados, como por ejemplo el turístico".

Por otra parte, el tributarista Otto Wirz señaló que "se debe analizar, flexibilizar y reestructurar la producción, la comercializacion y la recaudación a efectos de tratar de sostener la economia". Es fundamental el rol del Estado en sus diversos niveles y organismos en materia administrativa.

En tanto, el consultor Leo Caserio indicó que se deberían suspender plazos de procedimiento, prorrogar la moratoria (sin prorrogar de primera cuota) y contemplar situaciones de vencimientos de contribuyentes de bajo acceso a herramientas teconologicas.

Por su parte, el especialista en tributación, Diego Colazo indicó a este medio que "resulta imprescindible que la administración proteja con firmeza a sus contribuyentes".

Esa protección no sería otra cosa que una tregua fiscal que podría adoptar diversas modalidades: diferimientos de algunas obligaciones, no generación de intereses, suspensión de plazos en procedimientos tributarios y fiscalizaciones, no aplicación de multas, postergación en plazos para presentar declaraciones juradas, entre otras medidas.

"El fisco debe realizar una adecuada labor de planificación para no desfinanciar al Gobierno justamente en momentos en los que necesita también fondos para atender las emergencias inmediatas", indicó Colazo. 

"Los responsables de la política fiscal deben demostrar cierto timing, además de la claridad y la mesura necesaria para establecer prioridades y posponer todo aquello que no revista ese carácter para otro momento", agregó.

Alejandro Ciancaglini integrante del Estudio Ciancaglini, señaló que "resulta imperioso que los organismos de recaudación contemplen la problemática, a la cual tampoco resultaran ajenos porque ya se están tomando medidas de prevención que inevitablemente resentirán el servicio administrativo, aun sin llegar a los estados de cuarentena al que puede estar expuesto el personal de cualquier repartición".

Al deterioro de los servicios del estado hay que agregar que es imposible que no se vea resentida la recaudación, no solo por la inevitable disminución en la actividad económica sino también por la imposibilidad práctica del contribuyente de cumplir con sus obligaciones.

Los países más afectados están tomando medidas económicas urgentes, con incidencia en lo tributario, para menguar los efectos nocivos de la caída brutal de la actividad económica.

"Es imperioso considerar similares medidas por el gobierno y en especial los organismos de recaudación que deben consistir, mínimamente, en la flexibilización de los plazos de vencimientos programados y el otorgamiento de facilidades especiales de pago así como también la suspensión de aplicación de sanciones formales y materiales con interrupción de los plazos procesales y todo ello por el tiempo que la crisis permanezca", concluyó Ciancaglini.

A nivel mundial

El consultor Lucas Rebecchi expresa que, dos son las medidas adoptadas a nivel mundial para paliar los primeros síntomas de una caída del consumo y producción.

"La primera de ellas, es un aplazamiento o diferimiento impositivo para Pymes, como es el caso de España que resolvió adoptar dicha medida por seis meses para el caso del impuesto a las ganancias e IVA. Lo mismo han resulto China, Colombia y Perú. Por su parte Paraguay ha dispuesto la suspensión de aplicar multas hasta el 30 de junio próximo y el fraccionamiento del IRP y la posibilidad de abonarlo en cinco cuotas", indicó Rebeccchi.

Por su parte, Italia, dada la gravedad de su situación, directamente resolvió congelar los impuestos para las personas y empresas directamente afectadas por el coronavirus.

Finalmente, Estados Unidos resolvió reducir las cotizaciones de seguridad social para inyectar más dinero en el bolsillo de los empleados, así como también créditos blandos para pequeñas empresas.

"La segunda de las medidas adoptadas, es otorgar beneficios fiscales a las empresas más afectadas por la pandemia. En este sentido, Alemania, Reino Unido, Ecuador y Perú. Los dos primeros ha establecido estímulos fiscales para las pequeñas y medianas empresas, mientras que los restantes", concluyó Rebecchi.