Más artículos

Negociación contrarreloj

A todo o nada: el Gobierno buscará aprobar en comisión de Diputados el Presupuesto 2019

A todo o nada: el Gobierno buscará aprobar en comisión de Diputados el Presupuesto 2019
Se reúne la comisión que deberá emitir dictamen a la iniciativa. La idea del oficialismo es aprobarla en ambas cámaras lo más pronto posible
23.10.2018 06.11hs Legales

En medio de la crisis económica y cambiaria, el oficialismo dialoga con el peronismo del bloque Argentina Federal para terminar de delinear el proyecto de Presupuesto 2019 que se debatirá en la cámara baja.

El objetivo es tenerlo aprobado este miércoles en Diputados para trasladarlo al Senado y tenerlo sancionado el 14 de noviembre en el recinto.

De esta manera, el proyecto que más le preocupa al Gobierno estaría oficializado antes de la cumbre de presidentes del G20 prevista para fines de noviembre. La idea es mostrar presupuesto "equilibrado y creíble".

El presidente dijo que “hay que bajar los impuestos”, en tal sentido resaltó que “no se puede seguir sosteniendo estos niveles de tasas municipales, de impuesto al cheque o de contribuciones patronales. Hay un enorme desafío. Este Presupuesto es sano y es la base para ir adelante”.

Pero aún subsisten las discrepancias con la oposición, algunos de cuyos referentes ponen en duda que el oficialismo pueda concretar su intención de darle dictamen al proyecto este martes y tratarlo mañana. En el peor de los casos, el debate en el plenario se retrasará una semana.

De todas maneras, y a pesar de que el resultado de la votación pueda resultar ajustado, el Gobierno confía en su aprobación casi inmediata. Es que tras el diálogo mantenido en los últimos días, ya habría representantes de Argentina Federal, el bloque que en ambas cámaras representa los intereses de los gobernadores, que remarcan que acompañarán en la aprobación de la ley.

En el oficialismo creen que el texto se debatió lo suficiente en ese ámbito y es por eso que no darán vueltas en pedir una sesión especial para el día siguiente.

El lunes hubo una reunión para terminar de “cerrar todo el acuerdo” y dejar de lado las distintas desavenencias durante la reunión de la Comisión de Presupuesto. Si bien en principio la idea original era firmar el dictamen el jueves pasado, se acordó tomar unos días más para cerrar los últimos detalles.

Un "poroteo" complicado hacia la interna

Si bien tanto el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó como el jefe del interbloque de Cambiemos Mario Negri aseguraron que el oficialismo cuenta con "número suficiente" para aprobar el presupuesto, en el poroteo de votos los números están más ajustados que en otros momentos.

Cambiemos quiere minimizar lo más posible la discusión en particular en el recinto y calculan que tendrán entre 133 y 134 votos a favor.

Ese número surge luego de tomar el bloque oficialista de 108 diputados y el respaldo de aliados como algunos legisladores del bloque peronista de Argentina Federal, el Frente Cívico por Santiago, Elijo de Catamarca, el Movimiento Popular Neuquino e incluso algunos referentes del Frente para la Victoria alineados con los gobernadores opositores que ya dieron el visto bueno al acuerdo fiscal.

Es decir, que se espera tejer acuerdos para el respaldo de no más de 20 a 25 legisladores aliados.

Pero también deberán tener cuidado con lo que ocurre puertas adentro, ya que hay malestar en las filas de la UCR porque no hubo aval de parte del Gobierno para tratar junto con el proyecto de presupuesto la iniciativa del bloque que plantea gravar con Ganancias a jueces nacionales y provinciales.

Se contempla en ese proyecto que si todos esos magistrados pagasen Ganancias la AFIP recaudaría unos 7.000 millones de pesos. Los radicales creen que este es el momento oportuno para debatir este tema en el Congreso.

Tres temas de la adenda fiscal serán claves que el oficialismo logre mantener en el debate de Diputados el apoyo de las provincias: la suba al impuesto de bienes personales, las exenciones a Ganancias que rigen en algunos componentes salariales de empleados públicos y la continuidad de algunos impuestos provinciales.

El oficialismo tendrá la oposición de la mayor parte del Frente para la Victoria, los diputados de izquierda, el bloque massista de Frente Renovador y algunos legisladores del Bloque Justicialista que lidera Diego Bossio. Se trata de votos contrarios al presupuesto que la Casa Rosada ya daban por descontados en su apoyo para el presupuesto desde un primer momento.

Además, de los encabezados por Felipe Solá y Facundo Moyano, que anunciaron su salida del Frente Renovador que lidera Sergio Massa. Esos cinco legisladores se unirán a un interbloque de diez legisladores, Red por Argentina, junto a Victoria Donda (Libres del Sur) y el Movimiento Evita.

También recibieron una carta de los intendentes peronistas bonaerenses para que no apoyen el proyecto de ley de presupuesto enviado al Congreso por el Gobierno, argumentando que “no da respuestas” a las necesidades bonaerenses y le quita recursos por mas de 57.000 millones de pesos a esa jurisdicción.

Los jefes comunales pidieron que se opongan a la sanción y reclamaron que se incorpore en la ley un subsidio para compensar los aumentos de tarifas, una mejora a los jubilados y porque “solo generará hambre y más pobreza”.

Los intendentes se opusieron a la ley porque “está elaborada por el FMI, contiene un aumento exponencial de la deuda pública” y porque establece “pérdida de recursos para los bonaerenses estimada en un monto no menor a los $57 mil millones”.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar