Más artículos

Deudores de créditos UVA, con la expectativa de que Alberto traiga nueva fórmula de indexación

Deudores de créditos UVA, con la expectativa de que Alberto traiga nueva fórmula de indexación
El presidente electo congelaría las cuotas y el monto adeudado provisoriamente, para luego presentar un índice que sea más previsible
Por Sebastian Albornos
06.12.2019 00.25hs Legales

Con la calculadora en la mano, los deudores hipotecarios que tienen su deuda atada al índice UVA cuentan las horas que faltan para que asuma Alberto Fernández y presente su propuesta para aliviar el monto de las cuotas. Es una de las promesas de campaña del presidente electo y se espera una solución que, según se estudia por estas horas, podría incluir un congelamiento de los montos mensuales y la posterior aplicación de una nueva fórmula de reajuste.

En estos últimos meses, la preocupación de los deudores siguió aumentando a medida que los índices de inflación se acrecentaron mes a mes. Y si bien en junio pasado se había implementado un sistema para cubrir diferencias superiores a 10 puntos porcentuales entre el ajuste por inflación y un coeficiente de variación salarial, consideran que no es suficiente para darle previsibilidad al sistema.

El dinero salió de un fondo financiado por la Secretaría de Vivienda. Luego, con la devaluación posterior a las PASO, se congelaron las cuotas entre agosto y diciembre para todo este universo.

Pero el monto de la deuda siguió aumentando. Además, se prevé que en enero, una vez que la cuota mensual se vuelva a actualizar por inflación, sufrirá un salto de aproximadamente 20%.

Poco antes de dejar el poder, el gobierno de Mauricio Macri presentó un proyecto de ley para que, a partir de enero de 2020, los compromisos mensuales de los créditos hipotecarios UVA se ajusten por índice salarial (CVS) y no por inflación (CER).

El secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, informó vía Twitter que elevaron un proyecto de ley proponiendo un sistema de convergencia gradual, evitando un ajuste inflacionario acumulado.

"No se trata solo de proteger a los deudores por la caída del salario frente a la inflación, sino también de mejorar la calidad del crédito hipotecario y asegurar la sostenibilidad del sistema y del instrumento en el largo plazo", agregó.

Temor al salto de la cuota

En caso de avanzar este proyecto, que también fue propuesto por el peronismo, haría que el cálculo de actualización comience a ser por salarios y un porcentaje menor por inflación, hasta confluir.

Pero el colectivo Hipotecados UVA pide que se congele la cuota y el capital adeudado. Señalan que, antes de las elecciones, mantuvieron reuniones con los equipos técnicos de Alberto Fernández y esperan volver a ser atendidos en el corto plazo.

Destacan que la cuota mensual supera el 25% de los ingresos y en muchos casos promedia el 40%. Además, resaltan que ese número se irá incrementando.

Consideran que la situación ideal sería que el anuncio se haga lo antes posible para otorgarles certidumbre, pero lo más probable es que el anuncio oficial se realice después del 10 de diciembre, cuando cambien las autoridades nacionales.

"A fines de 2019, los cerca de 80.000 hipotecados que fueron alcanzados durante cuatro meses por el congelamiento temporario, deberán afrontar el pago de las cuotas con un incremento del 25% frente a este panorama que describimos, resulta necesario salir de la indexación en los créditos hipotecarios", indicó el colectivo Hipotecados UVA mediante un comunicado.

"Reclamamos el inmediato congelamiento tanto de la cuota como del capital adeudado que alcance a todo el universo de hipotecados e impulsamos una salida definitiva del sistema, que transforme a los créditos hipotecarios en instrumentos viables para materializar el derecho constitucional de acceso a la vivienda", agregan.

Otro tema que los deudores no pasan por alto es el de la depreciación de las viviendas, medidas en dólares. Estiman que no sólo están más endeudados en pesos, sino que también las cotizaciones de las unidades bajaron entre 10 y 15%.

Qué sucedería

El último plan económico y social que el equipo técnico de Alberto Fernández elaboró contempla la revisión de la operatoria de los créditos medidos en UVA (Unidad de Valor Adquisitivo).

Por lo pronto, estipula "un congelamiento inicial" que abarcaría el monto de la cuota y el total de la deuda en los casos en que los créditos se hayan otorgado para la adquisición de vivienda, a los fines de "atender la urgencia" de ese sector.

Esta situación se mantendría hasta que esa operatoria sea revisada en forma integral y se decida continuarla a través de nuevas condiciones más favorables a los deudores o se cambie por otra. De acuerdo con las fuentes consultadas por iProfesional, la idea del "albertismo" es crear un nuevo índice.

Así, buscan "establecer un compromiso con quienes se endeudaron y hoy no pueden pagar". Además, el candidato del Frente de Todos sostuvo que el problema de la vivienda es "un tema mucho más agudo" y prometió crear "un Ministerio de Vivienda y Hábitat, porque es un problema muy grave, muy grave y tenemos que atenderlo por separado de la obra pública".

Se analiza quién se hará cargo de esa diferencia y de qué manera. En la actualidad, el Estado se hace cargo del gap.

A cambio de esta anulación de los créditos, las familias proponen "un freno al capital adeudado y, después, que la cuota mensual debe ir en relación a lo que uno se comprometió a pagar cuando firmó el préstamo"

Y, en esta misma línea, remarcan: "A las familias sobre endeudadas ya no les sirve, menos a los que ya no pueden pagar. Fue un manotazo de ahogado antes de las elecciones para un colectivo que desde hace un año viene intentando evitar esta situación".

Por eso exigen una cuota que sea previsible frente a los cambios que se producen en la economía argentina: "Pedimos la reestructuración de estos créditos por uno hipotecario viable, que tenga una cuota basada en un cálculo que se pueda estimar de acuerdo a la propia economía y que sea por todo el plazo".

Y concluyen: "Muchísimas son las familias que están en mora, que deben varias cuotas, y quienes no están en mora con el crédito, lo están con impuestos, tarjetas, patentes".

En tanto, los banqueros consideran que el sistema UVA debe mantenerse y que hay que cuidarlo "para que vuelva a crecer una vez que baje la inflación" y destacan que, aún con una inflación elevada, aunque previsible, y estabilidad macroeconómica, el sistema resultó exitoso.

De todas maneras, desde el peronismo advierten a iProfesional que la idea de máxima es que se congele momentáneamente la cuota y el monto, pero que eso se definirá una vez que asuma Alberto Fernández, ya que reconocen que "alguien va a tener que pagar los costos de este congelamiento".

Mientras tanto, la UVA, lanzada por el ex presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, en 2016 como la alternativa para dar préstamos hipotecarios a largo plazo en Argentina, aumentó en el 2018 un 46,85%, pasando de 21,15 a 31,06. A fines de este año, ese número podría crecer hasta los 50 pesos, por lo que en el término de 12 meses habrá crecido más de 20 pesos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Legales
Te puede interesar