El Gobierno puso un freno a McDonald's y otras cadenas de comida: deberán pagar sueldo completo a sus trabajadores

El argumento de "no presentismo", utilizado por empresas como McDonald’s, Burguer King y Mostaza, choca contra el artículo 8 del DNU de aislamiento
Por iProfesional
11/04/2020 - 00,01hs
El Gobierno puso un freno a McDonald's y otras cadenas de comida: deberán pagar sueldo completo a sus trabajadores

Las compañías nucleadas en la Cámara Argentina de Establecimientos de Servicio Rápido de Expendio de Emparedados y Afines siguen firmes en su decisión de achicar salarios y anular beneficios con la excusa de la pandemia de coronavirus.

Su argumento se basa en el "no presentismo", utilizado por empresas como McDonald’s, Burger King, Mostaza y Starbucks, entre otras.

Pero esto choca con el artículo 8 del decreto de necesidad y urgencia que estableció el aislamiento obligatorio, y que establece que en ese período "los trabajadores y trabajadoras del sector privado tendrán derecho al goce íntegro de sus ingresos habituales".

Este conflicto llegó al Ministerio de Trabajo que encabeza Claudio Moroni, en donde se definieron acciones para contrarrestar la decisión corporativa y dictaminó a favor del reclamo de los trabajadores, reabriendo una negociación sobre los sueldos de abril.

Este tema abarca a unos 25 mil empleados de todo el país de empresas como McDonald’s, Burguer King, Mostaza, Starbucks, Wendy’s y KFC, entre otras, pero que también llega a otros sectores como la cadena de venta de electrodomésticos Garbarino o el parque de diversiones Nerverland.

La oleada la activaron McDonald's y Burguer, pero a la tendencia rápidamente resultó continuada por Wendy's y Mostaza. Lo particular es que en los últimos días se sumaron otros actores de la comercialización de alimentos como la cadena de pizzerías La Continental, las cafeterías Starbucks e, incluso, franquiciantes de la marca de helados Freddo.

En el caso de la última, y según informaron a iProfesional fuentes gremiales, los controlantes de locales en distintos barrios porteños abonaron sólo el 65 por ciento de cada sueldo correspondiente a marzo. Titulares de franquicias de la heladería ya anticiparon a sus empleados que, producto del aislamiento total establecido por el Gobierno en estos días, desconocen si podrán cancelar los sueldos de abril.

Además del pago de un fragmento, los franquiciantes de Freddo también desterraron los montos por presentismo. Todo esto, mientras buena parte de sus empleados debió continuar atendiendo en los locales en plena expansión del covid-19. En el mejor de los casos, sólo para despachar un puñado de deliverys.

La cartera laboral había convocado a una videoconferencia a la Cámara de Establecimientos de Servicios Rápidos y Expendio de Emparedados y Afines y al gremio de los Pasteleros. En esa instancia, los funcionarios advirtieron que "no tuvo sustento legal el descuento" que ejercieron las compañías sobre los salarios de sus empleados.

Posteriormente, hubo otro capítulo de la discusión para instar a las empresas a completar los sueldos y fijar un criterio respecto de la próxima liquidación, en casi de continuar el aislamiento social y obligatorio dispuesto por el Gobierno, lo que a esta altura es prácticamente seguro y se anunciaría en las próximas horas.

"Las empresas justifican su accionar argumentando que en los convenios laborales existe un artículo que permitiría los recortes en caso de incendio, clausura o cierre de locales por causa mayor. La realidad es que están incumpliendo un decreto presidencial que dice que los salarios deben abonarse de forma completa", expuso Marcelo Gasso, secretario gremial de la Federación de Pasteleros.

Las empresas habían acordado entre sí pagar menos de la mitad de los salarios de los trabajadores, amparados en un supuesto incumplimiento de presentismo, argumento que choca con el artículo 8 del decreto de necesidad y urgencia que estableció el aislamiento obligatorio.

En el mismo, se establece que en ese período "los trabajadores y trabajadoras del sector privado tendrán derecho al goce íntegro de sus ingresos habituales en los términos que establecerá la reglamentación del Ministerio de Trabajo".Ese texto endrá aplicación restrictiva en cuanto a los salarios de marzo, que deberán ser pagados de forma íntegra por las cadenas de comida rápida. Mientras ya se comenzó a trabajar en un acuerdo entre el gremio y la cámara para los sueldos de abril.